Actualizado 11:00

¿Diésel o gasolina? La guerra a medio plazo

el

Es la pregunta que se repite una y otra vez sin llegar a una solución clara. Los partidarios del gasoil alegan un menor consumo y rentabilización de la diferencia de precio en relativamente pocos kilómetros. Los de la gasolina, la mejora de potencia, reducción de peso, menor ruido, menor costo inicial, etc.

Otro factor a tener en cuenta, y cada vez más, es la contaminación. Se podría pensar que esto no es relevante, pero el que no tenga conciencia ecológica, acabará teniendo conciencia económica. La máxima del derecho medioambiental es quien contamina, paga. Y esto se esta notando, y se notará más todavía, en el precio del gasoil, cuya tentendia es igualarse al de la gasolina.

A veces, no está muy claro cual es el que contamina más, veamos por ejemplo un texto sacado de un monográfico de la Generalitat de Cataluña, titulado La contaminación de los vehículos: un reto para todos:

En términos generales el motor diésel, es menos contaminante que los motores de gasolina: produce 25 veces menos monóxido de carbono, 15 veces menos hidrocarburos sin quemar y dos veces menos óxidos de nitrógeno, aunque las emisiones de óxidos de azufre son superiores.

No obstante, hay que remarcar que cuando la carga del motor diésel va aproximándose al máximo, aumenta radicalmente la formación de hollín (que puede llegar a multiplicar por 20 la concentración del gráfico).

Otros, sin embargo, se muestran más radicales en este aspecto (The Green Gate, asociación ecológica del área de la bahía de San Francisco):

Las emisiones de diésel son sucias—mucho más sucias que las de la gasolina. Causan una mayor contaminación y tienen peores efectos en la salud. Estas emisiones son una de las mayores causas del dióxido de nitrógeno que, por ejemplo, causan el smog.

Y todo esto se transformará en más impuestos. Un artículo de El Mundo se atreve a predecir lo siguiente:

La gasolina, que desde 1886 ha sido el combustible por excelencia del automóvil, no ha parado de perder terreno ante el gasóleo. Sin embargo, los expertos predicen que las ventas de motores diésel caerán a partir de 2010 debido a su encarecimiento.

Segun éste, a pesar de que en 2004 los turismos diésel superaron en ventas a los gasolina, y en el 2005 la tendencia continuará subiendo, puede que sea el último año de reinado de los diésel. La entrada en vigor en los próximos años de la norma anti-emisiones Euro5, hará que el factor económico se decante hacia los gasolina.

Actualmente, la gama de motores turbo diésel inyección de cada marca abarca las necesidades de todos los usuarios, con motores de bajo consumo, potencia considerable y ruidos aceptables. Además, casi todas las empresas dedicadas a los carburantes han sacado versiones con aditivos de gasoleo, como es el caso de Repsol diésel 1e+.

A la vez, otros no quieren ni oir hablar de ellos, como es el caso de Porsche: En Porsche no queremos saber nada de motores diésel. Afirman que cuando los motores de inyección directa de gasolina se extiendan más, el diésel no tendrá nada que hacer.

¿Cuando sabremos el desenlace? Lo veremos todos en unos años en las gasolineras. De momento, para gustos colores.

Para saber más: Diferencias entre diésel y gasolina (consumer.es)