Un capitán de la Guardia Civil provoca un accidente y “evita” el test de alcoholemia

el

Nos ponemos en situación: vemos como un Citroën Xsara pega contra un bordillo, cruza tres carriles y se estrella contra una palmera, quedando el coche destrozado y teniendo que rescatar a su ocupante los bomberos.

En circunstancias normales la prueba de alcoholemia sería una medida lógica, pero resulta que el Xsara era un coche camuflado de la Guardia Civil y su ocupante un capitán de la Guardia Civil de Las Palmas.

El oficial jefe del subsector de Tráfico de Las Palmas se desplazó hasta allí y realizó las gestiones oportunas para “resolver el tema” y evitar la prueba de alcoholemia. Sin duda un gran ejemplo de responsabilidad por parte de la Guardia Civil.

Vía: Motorpasión

Más información | El Confidencial Digital