+
Elige tu coche favorito:
Ver
x

Chevrolet El Camero Concept, recreación del nuevo Camaro convertido en pick-up

  (@omiguel) el 13 de febrero de 2008

Chevrolet El Camero Concept, recreación del nuevo Camaro convertido en pick-up

El Camero es un buen nombre para este curioso prototipo que vuelve a recordar al famoso Chevrolet El Camino de los años 60, una adaptación a pick-up del Camaro. La moda retro tampoco está reñida con las famosas camionetas americanas así que el prototipo vuelve a partir del Camaro, esta vez del modelo del 2008, para modelar una pick-up de lo más elegante.

El prototipo corresponde a Bo Zolland, un diseñador que por lo que parece todavía no ha conseguido plasmar ninguna de sus creaciones. Dentro de lo que cabe, podría pensarse en un futuro de metal y neumáticos para El Camero (desde luego no con ese nombre), pero el nuevo Camaro no parece haber sido creado por Chevrolet para que luego salga a partir de él un vehículo que no tenga la garra deportiva del mismo. ¿Pick-up para correr? Creo que ya no son tiempos para eso.


Chevrolet El Camino del 66.
Chevrolet El Camino 1996

Las comparaciones son odiosas, pero el cambio tampoco parece demasiado malo. Desde luego, el modelo antiguo parece “movernos” más a cargar las cajas de frutas y los colchones en la parte trasera que esta recreación.

Más imágenes de El Camero Concept:

Chevrolet El Camero Concept, recreación del nuevo Camaro convertido en pick-up
Chevrolet El Camero Concept, recreación del nuevo Camaro convertido en pick-up
Chevrolet El Camero Concept, recreación del nuevo Camaro convertido en pick-up

Vía: motorpasión
En Diariomotor: Chevrolet Camaro 2009, fotos espía del interior


Suscríbete

Fichas
Coche Chevrolet Camaro

Chevrolet Camaro

Desde 33.900 euros







publicidad

La última creación de Maserati es una berlina de marcado diseño y enfoque deportivo. Recibe el nombre de Ghibli y ha sido concebida para llevar a Maserati a una nueva etapa donde se persigue un sustancial aumento del número de clientes y ventas en toda Europa. Es la tercera vez que Maserati recurre a la denominación Ghibli para dar vida a un modelo, recuperando para ello la esencia y carácter de sus predecesores, pero ofreciendo ahora un importante cambio a través de un diseño sedán con tres volúmenes y con la difícil tarea de demostrar cómo se fabrican las auténticas berlinas de altas prestaciones. Ahí es nada.

Redes Sociales

Más de 20.000 personas nos siguen en Twitter. ¿Te lo vas a perder?




publicidad