+
Todas las ofertas del
Ver
x

Moraleja: si conduces un camión no practiques sexo

  (@omiguel) el 26 de diciembre de 2008

Moraleja: si conduces un camión no practiques sexo

Lo que es evidente para la mayoría de los mortales no estaba tan claro para este joven ruso. Cuando se conduce un vehículo, y más si cabe cuando es un camión por su menor estabilidad y capacidad de frenada, hay que estar a lo que se está y no a otras cosas que claramente distraen. Vamos, hasta donde alcanza mi experiencia practicar sexo distrae.

Pues bien, este chico es conductor de un camión de transporte de bebida de cola e iba acompañado de una chica durante un trayecto normal de entrega. Parece ser que perdió el control de su vehículo y sufrieron el accidente, impactando con todo lo que se encontraba por el camino para finalmente cruzar la mediana y precipitarse a un río cercano. Cuando los dispositivos de emergencia llegaron y rescataron a ambos ocupantes se percataron de que ella estaba totalmente vestida pero no llevaba su ropa interior. Y probablemente de que el piloto no llevaba todo abrochado.

Moraleja: si conduces un camión no practiques sexo

Se puede hablar más alto pero no más claro de lo que estaban haciendo. Lo mejor de todo es que el asunto fue despachado con una frase que describe la situación y parece que los disculpa incluso: “sexo accidental durante la conducción”. Claramente una de esas acciones que te ocurren accidentalmente y que son causas de accidente.

En cualquier caso parece ni la chica ni el chico han sufrido daños de consideración y que tampoco ha habido víctimas externas. Pero por suerte porque podría ser mucho peor. Además, si sufren una repentina “excitación sexual”, lo mejor es que paren debajo de unos árboles y disfruten de un “sexo libre de accidentes”.

Moraleja: si conduces un camión no practiques sexo

Vía: englishrussia
En Diariomotor: Bus vs puente, no te debes fiar al 100% de un GPSHombre de 60 años detenido por mantener sexo con señales de tráficoAccidente de moto con moraleja: antes de adelantar hay que mirar | Los accidentes de coche más curiosos e insólitos del mundo | Coche vs Moto a 250 km/h, accidente terrible y lógico final








publicidad

Hace tres años estuve probando durante siete días un M3. Recuerdo a aquel BMW como un icono de la deportividad, un vehículo con unas capacidades altamente soberbias. Con unas sensaciones al volante sobresalientes, gracias a la elevada exigencia de conducción. Era necesario llevarlo más allá de 7000 vueltas para extraer la quinta esencia de ese V8 atmosférico. Por eso, era tan entusiasmante como agotador. Y no podías perder un solo segundo la concentración… Si estabas despistado, llegaba un chaval con un GTI y te arrancaba las pegatinas.

Redes Sociales

Más de 20.000 personas nos siguen en Twitter. ¿Te lo vas a perder?




publicidad