Actualizado 15:31

Se vende KITT, el coche fantástico

el

Los ´80 están otra vez de vuelta con uno de sus iconos más emblemáticos. Seguro que a casi nadie que ronde o sobrepase los veinte o treinta años le es desconocida la serie Knight Rider, en español El Coche Fantástico, en la que el protagonista absoluto (además de David Hasselhoff, que interpretaba a Michael Knight) era el vehículo: KITT, o lo que es lo mismo, Knight Industries Two Thousand, el Pontiac Firebird Trans Am de color negro del que se podría decir que casi tenía vida propia.

Muchas réplicas se han hecho desde entonces del coche fantástico, con más o menos acierto, alguna realmente lograda. Sin embargo, esta unidad de 1982 es totalmente original, participó en el rodaje de la serie y ahora se vende por 29.995 dólares en JamesList, unos 24.450 euros. ¿Caro o barato? Si tenemos en cuenta que no es más que un Pontiac Firebird Trans Am de serie con unas cuantas modificaciones puede que no sea nada barato, pero si tenemos en cuenta su carisma e historia seguro que algún mitómano no perderá la ocasión.

Se vende KITT, el coche fantástico

KITT fue creado por el especialista George Barris, a quien podríamos considerar como uno de los verdaderos padres de la customización de vehículos, y esta unidad procede de la Dezer Collection Museum & Pavillion de Miami (EE.UU.), habiendo sido mostrada en numerosas exhibiciones o eventos. No falta la clásica luz roja centelleante delantera o el interior futurista (para la época) con multitud de botones y colores, la pantallita o el volante tan peculiar.

Se vende KITT, el coche fantástico

Sin duda, el Pontiac Firebird Trans Am será uno de los modelos más recordados, sobre todo aquí en España, de la ya desaparecida marca americana. La serie original nunca fue un prodigio de calidad televisiva, pero ya tiene su hueco en la historia y probablemente también en los recuerdos de todos los que fuimos niños en aquella época.

Se vende KITT, el coche fantástico

Y esto es algo de lo que nunca podrá presumir el reciente remake de la serie, que poco tenía que ver con la original, y en donde KITT era un Shelby GT500KR. Imponente, cierto, pero con poco que hacer al lado del KITT original, que podría ser una de las estrellas más relucientes de todos los tiempos en cuanto a vehículos en la pequeña pantalla.

Os dejamos con un vídeo de la introducción de la serie televisiva, para rememorar viejos tiempos. Tiempos pasados que, intentando que no nos invada la nostalgia, no siempre fueron mejores (o sí).

Vía: JamesSpotting | JamesList.com
En Diariomotor: Pontiac Trans Am de Polly Motorsports | Vuelve la furgoneta del Equipo A | Adiós a Pontiac, la marca del coche fantástico