Actualizado 17:21

Volkswagen Corrado VR6 con el interior y el motor del Golf V GTI

( @omiguel ) el

Recuerdo en mis tiempos mozos que me encantaba el Volkswagen Corrado, era el exponente de coche compacto y potentillo con una pizca más que el Golf III GTI. A día de hoy todavía pervive quizás no en las manos más adecuadas, supongo que ya sabéis a qué me refiero, pero no por ello debe perder su huequecito en nuestra memoria. Alguna vez hemos hablado de la vuelta del Corrado aunque lo hemos hecho con más ilusión que fundamentos reales.

El caso es que el Corrado de Jason Hayden tiene algo de especial. Por fuera es como cualquier otro Corrado SLC, el VR6 en nuestro continente, del año 92 a excepción de unas llantas de aleación oscuras pero por dentro es un “poquito” más moderno. Un solo vistazo al habitáculo nos recuerda a un conocido con no muchos años: el Golf V GTI. Del compacto deportivo moderno toma el salpicadero, el cuadro de instrumentos, el volante o el reconocible tapizado de los asientos. Pero no es lo único que toma prestado.

Volkswagen Corrado VR6 con el interior y el motor del Golf V GTI

La plaquita “2.0 FSI” que enseña el Corrado debajo de su propio nombre en el portón trasero da una idea de lo que lleva tras el capó. Del Golf V GTI también toma el motor 2.0 TFSI aunque no lo deja precisamente con los 200 CV originales sino que actualiza desde el tubo al escape para sacar 280 CV. Teniendo en cuenta que es un poco más potente que el Golf R y que pesa sobre 500 kg menos (algo más de una tonelada), os podéis imaginar que es muy rápido.

Volkswagen Corrado VR6 con el interior y el motor del Golf V GTI

Todavía es más de lo que imaginamos porque en lugar de llevar la transmisión de seis velocidades del Golf V GTI lleva una de cinco marchas del GTI anterior, con relaciones más cortas y más pensadas para correr en lugar de para ahorrar combustible. Del mismo GTI de la cuarta generación toma un aspecto clave en la mecánica del coche, el sistema de frenos con discos Brembo, y sin embargo prefiere mantener una dirección no asistida. Todo sea por la diversión al volante.

Volkswagen Corrado VR6 con el interior y el motor del Golf V GTI

El trabajo realizado y el resultado obtenido merecen un premio. Para mi esta es la mejor forma de practicar el tuning con este coche y no la que se suele ser más habitual: rebajar su altura para rascar en las cuestas y colocarle unas llantas exageradamente llamativas y con un perfil impropio de un Corrado. Y lo digo con todos los respetos por supuesto, cada uno tiene el coche como quiere.

Volkswagen Corrado VR6 con el interior y el motor del Golf V GTI

Vía: eurotuner

En Diariomotor: Imaginando al Volkswagen Corrado modernoGolf GTi Edition 30 | Volkswagen Golf VI GTI