Actualizado 13:06

Coches decorados con chapas, la extraña “moda” nacida en Canadá

( @vfdezd ) el

En poco más de una semana, el portal CarScoop ha mostrado dos series de fotografías que tienen como protagonistas a sendos vehículos decorados exteriormente por chapas y objetos metálicos varios distribuidos por la carrocería. Se trata de dos casos del clásico truñing de barrio que sólo gusta al dueño, y se confirma que no sólo en España vemos este tipo de personalizaciones.

La fotografía inicial, que tiene por protagonista a un Volvo S40 de primera generación, fue tomada en un aparcamiento en Toronto (Canadá). La persona que captó la fotografía dice que vio el Volvo desde su coche ya que todos los cromados le deslumbraron, algo realmente fácil por otra parte. El paso siguiente era fácil de deducir: coger el móvil, fotografiar el momento y hacerlo público en la red. ¿Asustado con este coche? Pues tras el salto hay un ejemplar aún peor.

Porsche Cayenne

Si la primera fotografía ya provocó algún escalofrío, ésta resulta dolorosa e irrisoria a partes iguales. Decorar de forma tan horripilante un Volvo S40 es menos doloroso ya que el vehículo es más asequible y está mucho más visto por la carretera, pero recargar de tal colección de chapas y adornos metálicos de todo tipo todo un Porsche Cayenne es mucho peor. El vehículo fue captado en la provincia canadiense de Ontario.

No sólo por ser un Porsche resulta más difícil de digerir, también la distribución de los adornos es mucho más heterogénea y sin ningún patrón claro. Las linternas colocadas sobre el capó y en las cercanías de loas retrovisores son para echarse a llorar, pero tampoco tiene ningún desperdicio el limpiaparabrisas trasero “blindado” en metal pintado en rojo o el círculo que rodea el emblema trasero de Porsche. Todo ello está aderazado por una falta de pulso alarmante.

Porsche Cayenne

En resumen, parece ser que en Canadá hay una tendencia a sobrecargar los vehículos con multitud de piezas metálicas, e incluso plasticuchos que imitan al metal. Espero no encontrarme ningún ejemplar de este estilo, más que nada porque no sé cuál sería mi reacción ante tal espectáculo visual.

Fuente: CarScoop (I y II)
En Diariomotor: Especial – el quiero y no puedo del tuning | FAB Design deja huella en el Cadillac Escalade ¿se puede ser más cutre?