Volkswagen Up!, presentación y prueba en Roma (primera parte)

( @pgimenezvilchez ) el

Acabamos de volver de la ciudad eterna. Durante un par de días hemos estado en Roma, a donde hemos viajado para probar el nuevo Volkswagen Up! Este pequeño utilitario teutón presentado en sociedad durante el Salón de Frankfurt, ya se puede solicitar en los concesionarios con un precio que parte desde 9,720 euros con el objetivo de intentar consolidarse en un segmento que tradicionalmente se le ha atrancado a la gente de Wolfsburgo.

Por tanto, y ya antes de conocerlo, la duda surgía sobre si sería capaz de asentarse entre los utilitarios para ciudad donde tanto Volkswagen como Audi no han estado especialmente acertados en la última década… prueba de ello han sido los “fiascos” de sus respectivos Lupo y A2. Incluso el Fox, modelo al que reemplazó el Lupo, tampoco fue un éxito rotundo. ¿Habrán hecho bien los deberes?… En esta ocasión, la premisa de Volkswagen para intentar triunfar ha sido lanzar un vehículo de dimensiones muy reducidas, bajo precio, muy personalizable y con cierto carácter juvenil. Pero lo cierto es que el resultado ha sido sencillo: han hecho un Volkswagen, con las implicaciones serias y responsables que eso conlleva.

Volkswagen Up, presentacion y prueba

Sin duda, hay que felicitar al personal de Marketing de la marca por haber elegido Roma como lugar para efectuar las primeras pruebas a este modelo… Lo cierto es que el caos de tráfico de la capital italiana no sólo han servido para descubrir la destreza de los nuevos propulsores gasolina de tres cilindros y un litro de cubicaje que monta el Up!; también pondría a prueba nuestra velocidad de reacción con continuas maniobras evasivas al toparnos con motos temerarias, gente que ignora los semáforos y coches que circulan en dirección prohibida… una auténtica jungla.

Un urbanita bastante discreto, la receta de Volkswagen

De momento sólo hay 2 motores gasolina de 60 y 75 CV con cambio manual y carrocería con 3 puertas. En 2012 llegarán nuevas motorizaciones, la versión de 5 puertas y el cambio automático…

Apenas ha cambiado mucho de aquel concept que vimos allá por 2007 diseñado por Walter da Silva. La gran novedad de la versión de producción ha sido que ya no cuenta con un motor trasero bajo los asientos, pero sigue manteniendo la mayoría de rasgos característicos como las diminutas entradas de aire para refrigerar el motor o el gran portón trasero que alcanza el parachoques con luces unidas a la carrocería, en lugar de formar parte del portón trasero.

El Volkswagen Up! es fácilmente reconocible. Cuenta con un diseño sobrio, no tan goloso como el del Fiat 500. Gracias a sus 3,5 metros de longitud y a una corta batalla, es posible una fácil maniobrabilidad en ciudad y, especialmente, en distancias cortas. Entre las distintas personalizaciones, se puede optar por 3 pinturas diferentes en rojo, blanco o negro y llantas de 14, 15 y 16 pulgadas con neumáticos de 165 para la primera opción y de 185 para las otras dos restantes.

Volkswagen Up, presentacion y prueba

Un interior Volkswagen, nunca mejor dicho

Nada más llegar a Fiumicino, nos desplazamos a la White Gallery: una importante galería de obras de arte y moda donde poder encontrar productos de lujo para la yet-set romana. Entre trajes de alta costura de más de 4.000 euros o zapatos con precios que superaban los 1.000, se encontraba el nuevo Up! Lo cierto es que con un precio similar al de algunos bolsos que aquí se vendían, éste estaba dirigido a un público más “de la calle”. Concretamente, el perfil de clientes potenciales según los estudios de Volkswagen es gente de clase media, muy joven o mayores de 50 años, con gran valor por la marca.

Volkswagen Up, presentacion y prueba Aquí descubrimos que en el interior, a pesar del pequeño tamaño, pueden viajar 4 personas. No es un biplaza como el Smart forTwo. La única limitación es que las personas que viajen en las plazas traseras irán algo más ajustadas dependiendo de su talla. Tampoco existe claustrofobia alguna en el habitáculo.

En contra de lo que pueda parecer, es bastante amplio, está muy bien aprovechado y la posición de los asientos es suficientemente elevada como para facilitar las maniobras urbanas más complicadas con mucha tranquilidad. Las butacas son cómodas y el maletero es mayor que en muchos modelos de la competencia. Con 251 litros de capacidad, supera el de un Fiat 500 (185 litros) el del Renault Twingo (230 litros) o el del Toyota IQ (sólo 32 litros).

El interior es minimalista y se puede optar por un diseño en antracita y otro beige. Hay plásticos duros, pero son de buena calidad por lo que la sensación, en líneas generales, es que el acabado es más que aceptable. Hay huecos suficientes para depositar los objetos que llevamos a mano en el día a día y sólo se puede criticar que desde la posición del conductor no se pueda controlar el elevalunas eléctrico de la ventana derecha, por lo que hace falta estirar el brazo hasta la puerta del copiloto para abrir o bajar la ventana. Además, cuenta con una guantera de dimensiones reducidas.

Se puede solicitar un navegador portátil opcional – desarrollado junto a Navigon – que va fijado junto al salpicadero, auto desmontable y desde el cual se pueden controlar funciones multimedia como el Bluetooth. Además de ser posible instalar distintas Apps, este sistema tiene gran conectividad con el vehículo. Por ejemplo, desde él se pueden controlar el sistema de ayuda de aparcamiento “ParkPilot”, visualizar cuándo hay alguna puerta abierta o incluso controlar velocímetro y tacómetro a través de la propia pantalla del navegador.

A diferencia de otros navegadores de la marca, éste cuenta con una tarjeta SD desde donde se pueden cargar puntos de interés, música o prefijar rutas. Otra gran ventaja es que no necesita un cable para enchufar al “mechero” cuando se acabe la batería, puesto que está en contacto de forma automática con la red eléctrica del Up!

Otra función interesante es el sistema ThinkBlue!-Trainer que analiza nuestra forma de conducción y emite una valoración sobre qué aspectos podemos mejorar para realizar una conducción más eficiente, algo similar al eco:Drive de Fiat. Además, durante la conducción, el sistema indica cuál es la marcha óptima para contener el consumo, una gráfica con los valores de consumo de los 30 últimos minutos o una función que busca automáticamente la gasolinera más cercana cuando se alcanza la reserva de combustible.

Acabados diferentes en sus 4 versiones

Con 250 litros, tiene un maletero mayor que el de otros modelos urbanos de la competencia

El Volkswagen Up! se ofrecerá en España con dos versiones de equipamiento diferentes: una de acceso “move up!” y otra superior denominada “high up!”. Por los 9,720 euros del “move Up!” de 60 CV, en realidad sólo podemos criticar que no lleve el sistema de radio CD y el aire acondicionado, los cuales van en un pack aparte que cuesta 600 euros… por lo que considerando que son elementos casi indispensables en nuestra vida, estaríamos hablando de, al menos, 10.300 euros, no más: el “move Up!” no puede equiparse con otras opciones.

En cambio, el “hight Up!” (10,790 euros para la versión de 60 CV) puede solicitarse con el sistema GPS de Navigon de 300 euros o el “Light Packet” que cuenta con Park Pilot y regulación de la velocidad por 385 euros. El extra más convincente de todos es el “Safety Package”: por 420 euros incluye un interesante sistema de frenada de emergencia en ciudad, del que os hablaremos más detenidamente mañana.

Volkswagen Up, presentacion y prueba

Hay dos modelos especiales que se basan en la versión “hight Up!”. Estos son el “black Up!” y “white Up!” que por 11,830 euros (también para la versión de 60 CV), tienen un acabado exterior en efecto perla de ambos colores y detalles específicos como carcasas de retrovisores especiales, tableros con color específico, volante más estético o asientos exclusivos con costuras de contraste.

Ciertamente, no es del todo barato, aunque es cierto que su precio está acorde a la calidad que desprende de acabados y de rodadura. Aunque el perfil de cliente está muy definido porque serán personas que elijan este modelo por llevar el logotipo VW en el capó, la duda me surge pensando si habrá fuga de clientes que decidan optar por el Skoda Citigo o Seat Mii, modelos basados en el Up!, que comparten motorizaciones, tecnología y lugar de fabricación en la misma planta de Bratislava y son ligeramente más baratos…

Mañana continuamos con la segunda parte de la prueba repasando sus motorizaciones, sus aspectos tecnológicos y su dinámica en ciudad. Os esperamos…

En Diariomotor: Volkswagen up!, minimalismo y tecnología a la conquista de la ciudad | El Volkswagen up! de cinco puertas iniciará sus ventas en 2012 | El Volkswagen Up! se destapa en Frankfurt: sabores diferentes en forma de prototipos
En Tecmovia: Volkswagen Up!: el ciudadano de la casa para bien y para mal