Actualizado 09:21

Mercedes SL 63 AMG, más ligero, potente y eficiente, la ecuación perfecta

( @davidvillarreal ) el

Podemos dar por satisfecha la renovación de la gama de roadsters deportivos de Mercedes-Benz. El nuevo Mercedes SL 63 AMG se une con mucha tecnología y eficiencia a los nuevos Mercedes SLS AMG y Mercedes SLK 55 AMG. El caso que nos ocupa es el de un descapotable biplaza de techo rígido escamoteable que gracias, entre otras cosas, a su estructura de aluminio ha logrado adelgazar 125 kilogramos hasta lograr sobre la báscula un peso de 1.845 kilogramos.

El nuevo Mercedes SL 63 AMG goza de un motor de ocho cilindros en uve y 5.5 litros turboalimentado y capaz de desarrollar 537 CV de potencia a 5.500 rpm y 800 Nm de par máximo. Quien aún no esté del todo satisfecho con su rendimiento podrá optar por el paquete AMG Performance que aumenta dichas cifras hasta los 564 CV y 900 Nm de par máximo, además de incluir pingües mejoras como un nuevo diferencial deportivo, spoiler integrado en la tapa del maletero o una cobertura para el motor de fibra de carbono.

Mercedes SL63 AMG

SL 63 AMG: Más fuerte y veloz, pero un 30% más ahorrador y eficiente

Vía transmisión deportiva AMG Speedshift MCT-7 es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 4.3 segundos y superar los 200 km/h desde parado en 12.9 segundos (4.2 y 12.6 segundos, respectivamente, con AMG Performance). La velocidad punta ha sido limitada electrónicamente a 250 km/h. Sin límite sería capaz de superar sin despeinarse los 300 km/h.

El considerable ahorro de peso, con 125 kilogramos menos, así como la mejorada eficiencia de la mecánica y la transmisión han hecho posible que el nuevo Mercedes SL 63 AMG ahorre alrededor de un 30% en los consumos y las emisiones homologadas. Por primera vez logra rebajar la barrera psicológica de los 10 litros/100 kilómetros alcanzando más concretamente los 9.9 litros/100 kilómetros en el ciclo mixto homologado. Sus emisiones de CO2 descienden hasta los 231 g/km.

Mercedes SL63 AMG

Perfecta dualidad entre deportividad y confort gracias al chasis adaptativo

No todo es potencia bruta y sin control. La puesta a punto del chasis pasa por un sistema activo de suspensiones denominado Active Body Control que ajusta la rigidez del amortiguador con objeto de lograr una adecuada dualidad entre los momentos de conducción deportiva, modo Sport, y la faceta más confortable de un buen gran turismo en largos viajes por carretera, modo Comfort. Por otro lado el Mercedes SL 63 AMG habría aumentado el camber negativo para lograr un mejor aplomo y una mayor velocidad de paso por curva.

Por ultimo el nuevo Mercedes SL 63 AMG estará dotado de un nuevo equipo de frenos de 390×36 mm y seis pistones en el eje anterior y 360×26 mm en el eje posterior. El freno de estacionamiento es eléctrico.

De serie está dotado de llantas de 19” y neumáticos 255/35 R19 delante y 285/30 R19 detrás. Opcionalmente el pack AMG Performance Studio integra neumáticos 255/35 R19 delante y 285/30 R20 detrás.

Fuente: Mercedes-Benz
En Diariomotor: Mercedes SL 63 AMG, el más rápido y eficiente de la historia | Mercedes SL 2012, reviviendo el espíritu “alas de gaviota” | El nuevo Mercedes SL ya tiene precios para España: partirá de los 104.500 euros