Actualizado 10:24

Reino Unido sí es país para viejos: un Mini de 1959 “intacto”

( @davidvillarreal ) el

Si estás dispuesto a hacerte con un pequeño pedacito de historia, sin restauraciones contemporáneas y con la pureza original, y también los efectos del paso del tiempo, será mejor que estés muy atento a la historia que os presentamos hoy. Este decrépito y oxidado Austin Se7en, más conocido a secas como Mini, podría ser el superviviente más antiguo y “conservad” con todas sus piezas originales del que se tenga constancia. Más concretamente esta unidad es la octava de la primera serie que salió de la factoría de Longbridge en mayo de 1959, antes de que se iniciase el resto de la producción.

Vaya por descontado que hacer que arranque el motor de 848 cm3 original de este Austin Mini es poco menos que una misión imposible, pero a diferencia del resto de vehículos Mini que le preceden (en total cuatro) y que aún se conservan, por él no ha pasado restauración alguna. A día de hoy restaurarlo sería cuanto menos una herejía, puesto que parece estar predestinado a hacer las delicias de cuantos quieran contemplar esta joya que parece haber salido de una cápsula del tiempo tras más de cincuenta años de oscuridad.

Austin MiniAustin MiniAustin Mini

Este Austin Mini de 1959 fue el octavo en salir de la línea de producción de Longbridge, el quinto más antiguo que sobrevive y el único que conserva todas sus piezas originales.

El cuentakilómetros delata que estuvo cerca de llegar a los 50.000 kilómetros, pero no los superó. Los encargados de su venta, la casa de subastas Bonham’s, aseguran que existen evidencias para pensar que la cifra es correcta y en contra de lo que cabría pensar no llegó a “dar la vuelta al marcador” una o varias veces al superar los 99.999 kilómetros. Tampoco creo que su futuro comprador esté temiendo una manipulación del kilometraje…

Por decrépito y destartalado que resulte este Mini conserva todos los elementos originales, incluido un detalle tan peculiar como el depósito de líquido para limpiar las lunas de cristal junto al motor. La corrosión ha hecho de las suyas con ciertas partes de la carrocería, pero aparentemente esta sigue estable en su mayoría.

Se espera alcance en subasta entre 15.000 y 18.000€. La pregunta que nos hacemos es la siguiente, ¿qué planes tendrá su futuro propietario para con este Austin Se7en? ¿conseguirá que arranque de nuevo, lo restaurará o por contra lo dejará tal cual con sus correspondientes signos y cicatrices del natural paso del tiempo? ¿meterán un motor de 395 CV? ¿recortar su carrocería para que entre en una autocaravana?

Fuente: Bonham’s
En Diariomotor: Así es un Mini clásico con 395 CV y tracción total | Viajar con un Mini de 1964 dentro de tu propia autocaravana no es imposible