+
Elige tu coche favorito:
Ver
x
PruebaMazda CX-5

Mazda CX-5 SKYACTIV-G 165 CV 2WD Style, a prueba (I)



  (@davidvillarreal) el 7 de May de 2012

Mazda CX-5

Durante estos días he tenido ocasión de ponerme al volante del nuevo Mazda CX-5, un modelo muy interesante por varias razones. Para empezar recordemos que se trata del primer modelo que estrenará todo el paquete de tecnologías SKYACTIV destinadas a mejorar significativamente la eficiencia energética de la nueva generación de vehículos Mazda. Por otro lado tras el buen sabor de boca que ya nos dejó durante nuestra anterior prueba el Mazda CX-7, la oportunidad de hacer lo propio con un modelo aún más compacto y avanzado tecnológicamente se tercia la mar de interesante.

El Mazda CX-5 se ha marcado el objetivo de vender 2.300 unidades en España en sus primeros doce meses de comercialización. El modelo típico que veremos por nuestras carreteras será de tracción delantera, diésel y manual. No obstante estará disponible con tracción total, cambio automático y un brillante motor de gasolina que será el que nos dispongamos a probar en el análisis que os ofreceremos a continuación. Y es que un servidor les puede ir adelantando que el nuevo motor de gasolina SKYACTIV-G se antoja como una opción muy a tener en cuenta, lo cual es llamativo si tenemos en cuenta que el diésel SKYACTIV-D también es uno de los mejores motores de gasóleo del mercado. ¿Nos acompañan?

Mazda CX-5

El Mazda CX-5 estrena el nuevo diseño de los de Hiroshima

El detalle estético más característico, con diferencia, está en la parrilla frontal.
De un vistazo exterior a la carrocería del Mazda CX-5 ya queda patente que esta será la cara de Mazda a partir de ahora. Una gran parrilla frontal queda bien flanqueada por un perfil cromado que se prolonga hasta los grupos de faros, defensas afiladas, pose atlética con unos buenos pasos de rueda y defensas protegidas con plástico negro que aportan el toque campero definitivo. Opcionalmente pueden incorporarse unas protecciones de plástico cromadas que acentúan aún más su faceta de todoterreno.

Uno de los detalles más curiosos, que además aporta presencia a su frontal, está en su capó poco inclinado para terminar en el ángulo de casi 90º que forma con la parrilla. Y aún falta por llegar el plato fuerte de Mazda, que será el futuro Mazda 6, con un diseño y estética heredados directamente del Takeri Concept y de los rasgos estrenados por el nuevo CX-5.

Dos acabados con una dotación de equipamiento muy completa

Mazda CX-5

De serie el Mazda CX-5 ya incluye una dotación de equipamiento bastante completa, es por eso que partirá de los 24.790€.
El equipamiento del nuevo Mazda CX-5 se divide en dos niveles que podríamos calificar como bien equipado y muy equipado, lo cual penaliza el precio inicial que a día de hoy y sin promoción de lanzamiento parte de los 24.790€. No obstante de serie el acabado más básico Style ya incluye en su equipamiento sistema de parada y arranque automático i-stop, faros antiniebla, climatizador bizona, espejos calefactables con plegado eléctrico, sensor de lluvia y luces, control de velocidad, espejo interior antideslumbramiento, Bluetooth, botón de arranque, cristales tintados traseros, llantas de aleación de 17”, pantalla color multifunción y sistema de asistencia a la frenada en ciudad.

El acabado Luxury añade además asistente de cambio de carril, tapicería de cuero, asientos delanteros calefactados, asiento del conductor con reglajes eléctricos, equipo de sonido BOSE con 9 altavoces, sensores de parking delanteros y traseros, tarjeta inteligente, cámara de visión trasera y llantas de aleación de 19”.

Los dos niveles de acabado pueden complementarse con packs opcionales. El Pack Safety (1.100€) incorpora unos faros bixenón adaptativos tremendamente útiles en la conducción nocturna, sistema de alerta de cambio involuntario de carril y sistema de control de luces de largo alcance. El Pack Comfort (900€) añade al equipamiento Style el asistente de cambio de carril y sensores de parking delanteros y traseros. El techo solar (770€) por su parte únicamente estará disponible con el acabado Luxury.

Mazda CX-5 Style, acabados y equipamiento quasi-premium

Mazda CX-5

El acabado Style no cuenta con la posibilidad de integrar techo solar, un extra de lo más interesante para este crossover.
Sinceramente el nivel de equipamiento Style puede resultar caro si lo comparamos con los precios en que parten los modelos de la competencia: desde 24.790€ en gasolina 4×2 y 26.990€ en diésel 4×2, cifras similares a las de un Audi Q3. Aún así les podemos asegurar que la calidad aparente de los materiales empleados, el equipamiento de serie que os detallábamos anteriormente y la calidad de los asientos tapizados de tela están muy por encima de lo que podemos apreciar en modelos de la competencia, con una sujeción lateral que podríamos calificar de bastante buena para un modelo de acceso como este.

En este punto y con lo que hemos conocido del Mazda CX-5 si tenemos que mencionar un defecto, si acaso es tal, es que un equipamiento tan completo también obliga a optar por unos precios de venta al público (de momento sin promociones de lanzamiento) que se acercan peligrosamente a los del propio CX-7. A priori incluso las ventajas de este último no son tantas, pero de momento el Mazda CX-7 se mantendrá en la gama con un posicionamiento muy premium y la presencia del motor de 260 CV (aunque con diferencia el motor más demandado es el diésel 2.2 CRTD).

Un puesto de conducción propio de un compacto sobre-elevado

Mazda CX-5

Pensado en el conductor y en el confort en carretera.
Si en el caso del Mazda CX-7 reconocíamos que al volante nos sentíamos como en una buena berlina, en el caso del Mazda CX-5 la sensación de la experiencia de la conducción es similar a la de conducir un buen compacto, casi un GTI, con la diferencia primordial de un puesto de conducción considerablemente elevado. Sin duda desde un primer momento ya comprobamos que este modelo ha sido diseñado pensando en el conductor, empezando por detalles como el tacto de la dirección y el cambio manual, de los cuales hablaremos en profundidad más adelante.

Sinceramente el Mazda CX-5 junto al Volkswagen Tiguan es uno de los todocamino compactos que por menos de 30.000€ ofrece una alternativa más enfocada al conductor y al placer de la conducción en la carretera.

El Mazda CX-5 es sobre todo muy amplio

Mazda CX-5

Cuenta con un maletero amplio de casi 500 litros de capacidad y una fila de asientos posterior abatible en tres piezas 40:20:40.
Las plazas traseras del Mazda CX-5 son espaciosas y cómodas para dos personas adultas, en la media de su segmento. La comodidad de un tercer adulto seguirá algo condicionada por un respaldo menos mullido, que esconde una bandeja resposabrazos con hueco sujeta vasos abatible, y menos espacio para las piernas.

La fila de asientos posterior no cuenta con asientos regulables longitudinalmente pero sí con lo que Mazda ha definido como asientos Karakuri abatibles. Se trata de una disposición de respaldos que con una acción tan rápida y sencilla como tirar de una palanca (existe una tras el respaldo y otra en las paredes del maletero) nos permite abatir los asientos en tres piezas 40:20:40 para aumentar el espacio de carga del maletero, formando además un suelo plano. De esta forma el espacio de carga del maletero puede aumentar desde los 500 litros hasta los 1.620 litros.

Otro detalle interesante es la bandeja de lona integrada que separa el habitáculo del espacio de carga y que se pliega y despliega solidaria al portón trasero. En el Mazda CX-5 se ha prescindido de rueda de repuesto de emergencia, sustituyéndolo por un kit de reparación de pinchazos oculto en un doble fondo bajo el suelo del maletero. Este doble fondo además cuenta con unos receptáculos para objetos de poco tamaño, por ejemplo, el juego de triángulos, algunas herramientas, un paraguas… Opcionalmente Mazda ofrece la posibilidad de instalar en este doble fondo una rueda de repuesto de “galleta”.

Un equipo de navegación asequible con tecnología TomTom

Mazda CX-5

La pantalla multimedia es de serie. Integrar navegador TomTom tiene un coste de 500€.
Otro extra interesante que no debería faltar es el navegador TomTom integrado en la propia pantalla táctil de 5.8” de la consola multimedia que sí es de serie en este Mazda CX-5. La razón por la cual no debería faltar es que se trata de un extra relativamente asequible, con un precio de tan sólo 500€, el intuitivo sistema de TomTom (que a mi parecer es mucho más sencillo y práctico que la mayoría de navegadores integrados que se suelen ofertar) y su software y cartografía actualizados.

Tanto las indicaciones del navegador como el manejo del sistema multimedia se pueden llevar a cabo mediante la pantalla táctil, los botones y sendos selectores giratorios que circundan la pantalla y una tercera interfaz giratoria situada bajo la palanca de cambios y al alcance de nuestra mano si apoyamos el brazo en el reposabrazos, muy parecida a las soluciones empleadas por fabricantes como Audi o BMW.

En la próxima parte de nuestra prueba del Mazda CX-5 analizaremos con todo detalle la nueva mecánica SKYACTIV-G de gasolina y las alternativas existentes: diésel SKYACTIV-D, Automático SKYACTIV-Drive, tracción 2WD (4×2) y 4WD.

Galería Mazda CX-5 SKYACTIV-G 165 CV 2WD Style, a prueba

  • mazda-cx-5-skyactiv-g-prueba-01
  • mazda-cx-5-skyactiv-g-prueba-02
  • mazda-cx-5-skyactiv-g-prueba-03
  • mazda-cx-5-skyactiv-g-prueba-04
  • mazda-cx-5-skyactiv-g-prueba-05

En Diariomotor: Mazda CX-5, presentación en Madrid, equipamiento y precios | Mazda CX-5, se estrena en 2012 con motores entre 150-175 CV | Mazda CX-5, un eficiente todocamino en el Salón de Frankfurt




Fichas
Coche Mazda CX-5

Mazda CX-5

Desde 25.470 euros







  • http://www.facebook.com/people/Antonio-Cabezuelo/1328225911 Antonio Cabezuelo

    Una de las novedades más interesantes. El interior transmite una sensación de calidad impecable, especialmente por detalles como los asientos. La pantalla multimedia de serie, la preocupación por la eficiencia y el consumo, el diseño, la sensación de espacio, el maletero… no es un SUV más. Se integra muy bien en el segmento pero aporta cosas, algo así como ha hecho el 208 en los pequeños. Me gusta de veras.

    • BrunoD4

      de a cuerdo en cuanto a la calidad que se aprecia, pero, no lo ven parecido a un interior BMW?

      • Anonymous

        o al audi q3

  • Urbyle

    Para mi el SUV con mejor diseño por ahora, es el que mas me gusta, y es equilibrado en calidad-precio el produto.

    • Anonymous

      Definitivamente…una belleza, como seguramente también va a ser el nuevo Mazda 6 (concept Takeri)... :-)

  • Ducklator

    Iba a poner el grito en el cielo cuando leí que el CX-7 esta dentro de la gama premium, pero me acabo de acordar que en Europa no tienen el CX-9 =P

    • Jose

      Mazda esta mejorando cada dia mas sus autos, y es cierto la cx9 es la gama mas altas en sus suv, es una hermosura que pena qe europa no tenga  esta joya jejeje

  • Tommy_premier

    Creo que definitivamente Mazda esta mostrando un producto del mejor nivel a valores normales, como hoy el mundo desea, tecnología de vanguardia, calidad impecable, gran diseño y fiabilidad líder del mercado. Nose que mas un posible comprador pude desear, jajaja que fuera gratis sin duda. Felicidades Mazda.

  • mazdacx5.es

    Increiblemente bonito en blanco, no lo habia visto. Cada vez me gusta mas
    mazdacx5.es

  • DE LA HERRAN

    padrisimo diseño. interior y exterior pero muy mal desempeño en en el manejo

publicidad

Hace tres años estuve probando durante siete días un M3. Recuerdo a aquel BMW como un icono de la deportividad, un vehículo con unas capacidades altamente soberbias. Con unas sensaciones al volante sobresalientes, gracias a la elevada exigencia de conducción. Era necesario llevarlo más allá de 7000 vueltas para extraer la quinta esencia de ese V8 atmosférico. Por eso, era tan entusiasmante como agotador. Y no podías perder un solo segundo la concentración… Si estabas despistado, llegaba un chaval con un GTI y te arrancaba las pegatinas.

Redes Sociales

Más de 20.000 personas nos siguen en Twitter. ¿Te lo vas a perder?




publicidad