Mansory Carbonado, el Lamborghini Aventador recibe un traje en fibra de carbono

el

Para bien o para mal, Mansory es una de las firmas más reconocibles del panorama actual del tuning. Dedicados siempre a las más exclusivas (y caras) preparaciones sobre los superdeportivos más impactantes del momento, la firma de Kourosh Mansory afincada en Alemania es capaz de lo mejor… y de lo peor, con aberraciones despropósitos de gran magnitud. Sin embargo, en esta ocasión, tenemos que decir que su nueva creación se encuentra en el primer grupo.

Mansory se ha puesto manos a la obra con el Lamborghini Aventador LP700-4, y los resultados, hay que decirlo, llaman la atención y parecen más que positivos. Bajo la denominación de Mansory Carbonado Black Diamond, se esconde un Aventador profundamente personalizado bajo la fibra de carbono, aunque sin perder en ningún modo sus líneas de estilo características.

Sólo se personalizarán seis unidades de este Mansory Carbonado, por lo que sin duda sus propietarios pueden estar tranquilos en cuando a exclusividad o diferenciación. El kit de carrocería no es quizás lo más llamativo (porque, ya de por sí, un Lamborghini Aventador de serie es un rompecuellos, atrayendo todas las miradas), incluyendo un nuevo capó delantero, frontal rediseñado con mayores tomas de aire y un spoiler inferior de mayor tamaño. También se modifica ligeramente la parte trasera, en aspectos como el difusor, alerón o la cubierta del motor.

Mansory Carbonado

Lo más llamativo de todo será, sin duda, el aspecto de la carrocería en fibra de carbono “desnuda”, que le da un estilo bastante diferente (aunque ya visto en otras ocasiones en Mansory). Todos estos nuevos paneles de la carrocería del Mansory Carbonado están realizados en fibra de carbono, rebajando algo de peso.

También reciben detalles en fibra de carbono las llantas de aleación, en 20 pulgadas de diámetro para el tren delantero (y neumáticos 255/30 ZR20) y en 21 pulgadas detrás (con gomas 345/25 ZR21). La anchura entre ejes aumenta 40 milímetros delante y 50 milímetros detrás.

El bloque motor no recibe cambios, pero sí su rendimiento final gracias a una nueva centralita electrónica y a un escape deportivo, haciendo que la potencia de su V12 aumente hasta los 754 CV y los 750 Nm de par máximo. Y con este relativamente pequeño aumento de potencia, el Mansory Carbonado se puede disparar hasta los 355 km/h de velocidad máxima o los 2,8 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

Por último, el interior también recibe cambios, como detalles en fibra de carbono y un nuevo tapizado en cuero de la más alta calidad, así como un volante rediseñado. Su precio no ha sido comunicado, pero tratándose de Mansory podemos esperar una cifra muy alta…

Fuente: Auto Motor und Sport
En Diariomotor: Lamborghini Aventador LP700-4, a prueba | Coche contra avión: el Lamborghini Aventador desafía al F-16 Fighting Falcon | Mansory se atreve con el McLaren MP4-12C