Si no quieres que tu cartera pase apuros, no apures el tanque de combustible hasta la última gota

( @sergioalvarez88 ) el

Que tire la primera piedra quien esté libre de pecado. Sí, todos hemos apurado el depósito de combustible, quizá incluso alguno se haya quedado tirado sin gasolina en alguna ocasión. En pocas ocasiones es un comportamiento justificado, y de hecho el apurar el depósito de combustible de forma reiterada lo único que hará es poner en apuros a tu cartera. Los componentes de sistema de alimentación de combustible pueden sufrir costosas averías si exprimimos hasta la última gota de combustible que queda en el tanque. ¿Qué puede pasarnos? ¿Cómo evitar estos problemas?

El sistema de alimentación de combustible tiene cuatro componentes clave: depósito de combustible, bomba de combustible, filtro de combustible e inyectores.

Para ponernos en situación hemos de entender qué elementos forman parte del sistema de alimentación de combustible. El combustible sale de la manguera de la gasolinera y llega a nuestro depósito de combustible, pero debe quemarse en el interior del motor. En primer lugar, la gasolina debe salir del tanque, desde donde es extraída – por succión – mediante una bomba eléctrica. El combustible viaja por las líneas de combustible hasta los inyectores, por donde es introducido en el interior de los cilindros.

quiero-pagar-menos-gasolina-06-1440px

¿Qué ocurre si apuramos mucho el tanque de combustible? En primer lugar, la bomba de combustible tiene que hacer mucho más esfuerzo para absorber la gasolina del tanque. La gasolina refrigera la bomba cuando pasa a través de ella. Un nivel muy bajo de combustible puede hacer que se formen burbujas de aire, impidiendo la correcta refrigeración de la bomba y aumentando las posibilidades de fallo prematuro. El esfuerzo extra de absorber gasolina de un tanque casi vacío también acorta su vida útil de forma. Un ejemplo clarísimo: imaginad que estáis tomando un refresco con una pajita, ¿cierto que tenéis que hacer más esfuerzo cuando el refresco se está agotando?

Los sedimentos del fondo del depósito pueden atascar los inyectores. Un inyector common-rail moderno ronda tranquilamente los 500€. Tu coche tiene un mínimo de tres.

Reemplazar una bomba de combustible es una broma muy cara – especialmente en mano de obra – y en algunos coches implica desmontar el depósito de combustible e incluso el eje trasero. ¿Qué tal suenan casi cuatro cifras de factura? Por otra parte, al apurar el tanque de combustible la bomba absorbe los sedimentos que con el tiempo se forman en el fondo del depósito. Estos sedimentos pueden con el tiempo atascar partes de la bomba de combustible, el filtro e incluso llegar a los inyectores. Un fallo de los tres componentes puede darse en casos extremos, y sobra decir que el precio de reemplazar estos componentes puede ser altísimo, especialmente en los inyectores modernos.

cuidar-motor-diesel-01-1440px

¿Qué podemos hacer para evitar estas averías?

Prevención y planificación. No es recomendable apurar el depósito de combustible por debajo del cuarto de manera constante, y evitarlo es algo que está completamente en nuestras manos. No nos debe dar pereza repostar en ese momento, frente a esperar a que se nos encienda la luz de la reserva de combustible. Si tenemos un viaje largo por delante, no viene mal planificar repostajes o hacerlos coincidir con los necesarios descansos. De esta manera, no nos veremos en la tesitura de que se agote el combustible y estemos lejos de una gasolinera.

Además de malo para nuestro coche, quedarnos tirados sin gasolina en mitad de una carretera es peligroso para nuestra seguridad.

No hace falta que recalquemos el peligro que supone quedarnos sin gasolina en mitad de una carretera, especialmente si no tiene escapatorias o es de noche. Además, quedarnos sin combustible nos puede costar una sanción por parte de las autoridades. No obstante, hay ciertas ocasiones en las que no es recomendable repostar combustible: si el camión cisterna está presente, os recomendamos cambiar de gasolinera a no ser que sea estrictamente necesario el repostaje. Al cargar gasolina en los tanques subterráneos – de miles de litros de capacidad – los sedimentos de estos tanques se remueven, y pueden pasar unas horas hasta que se asienten al completo.

Si repostamos al mismo tiempo que el camión cisterna descarga su combustible, los sedimentos acabarán en nuestro depósito. No os cortéis en preguntar a los empleados de vuestra gasolinera habitual cuando suele venir el camión cisterna, y evitad repostar en esos momentos.

quiero-pagar-menos-gasolina-07-1440px

En Diariomotor: ¿Sabías que revolucionar más el motor de tu diésel evita averías? | Consejos para cuidar tu motor turbo | La mano derecha fuera de la palanca de cambios: evita malos hábitos que dañan tu coche | ¿Merece la pena repostar combustible del caro?