PowerPulse: Volvo reinventa el motor diésel usando aire comprimido

 |  @ClaveroD  | 

Volvo estrena nuevo motor turbodiésel en el Volvo S90, pero no es un motor diésel como los demás. Mientras esperamos impacientes que algún fabricante se lance a comercializar turbos eléctricos, Volvo toma la delantera y desarrolla el sistema PowerPulse de aire comprimido para reducir al mínimo el lag del turbocompresor sin necesidad de complicar tanto las cosas. Hablamos de una tecnología inédita en motores capaz de conseguir que el motor D5 de 2 litros turbodiésel desarrolle nada menos que 235 CV. Así es cómo funciona.

Hablamos de un sistema que podría casi que eliminar el lag de los motores turboalimentados.

En Volvo tienen muy claro que quieren sacar todo el partido posible a su arquitectura modular de motores diésel Drive-E. Aunque sabemos que en Volvo ya trabajan con motores sobrealimentados con turbos eléctricos capaces de alcanzar los 450 CV partiendo de un 2 litros gasolina, la tecnología PowerPulse se nos presenta como un paso intermedio para reducir costes y complejidad.

volvo-s90-021215-08

El nuevo Volvo S90 estrenará un motor D5 de 235 CV. Este motor emplea un sistema de sobrealimentación con dos turbocompresores en serie, uno con geometría variable (para bajas y medias cargas) y otro de geometría fija (para cargas altas). Con esta disposición se consigue reducir sensiblemente el tiempo de respuesta de la sobrealimentación, sin embargo Volvo ha querido ir un paso más allá intercalando el sistema PowerPulse. Este sistema no es más que un compresor de aire convencional que toma aire de la admisión, lo comprime y después lo almacena en un pequeño tanque que guardará una reserva de aire comprimido de forma ininterrumpida.

Menos innovador que un Turbo eléctrico, pero igual de práctico según la teoría

El objetivo de Volvo intercalando este sistema es reducir a mínimos el tiempo de carga de los turbocompresores. Cuando el conductor acelere de forma súbita, el sistema PowerPulse inyectará el aire comprimido almacenado sobre la turbina de escape del turbocompresor para acelerar su giro y así conseguir que se comprima aire de forma casi instantánea.

volvo-s90-021215-09

Por el momento Volvo sólo nos ha facilitado los datos de potencia máxima, 235 CV, y par motor máximo, 480 Nm desde 1.750 rpm. Sin embargo habrá que estar muy atentos para conocer las curvas de potencia y par de este propulsor, pues si el sistema PowerPulse cumple con lo que promete, podríamos estar ante un paso muy importante para eliminar el lag de los turbcompresores.

Fuente: Volvo
En Diariomotor:

Lee a continuación: Preparate, el 2 de diciembre conoceremos al nuevo Volvo S90

Solicita tu oferta desde 44.911 €
  • jorge

    bastante buena la idea y me encanta que sea en teoría simple.

  • José

    Simple y efectivo. Supongo que sera mas económico que un turbo de ultima generación.

  • sat

    Genial, volvo como siempre avanzando con soluciones simples y geniales.

  • Ellos desarrollan callados sus nuevas tecnologías y lo estrenan en un vehículo totalmente nuevo. Ellos hicieron lo que el grupo PSA tenía listo pero quedo encajonado ahora.

  • Francisco Moya

    El aire comprimido y almacenado en el tanque , en vez de usarlo para mover la turbina (que debe vencer el resbalamiento que esta tiene) es mucho mas eficiente mandarlo a presión (ya que esta comprimido) a la cámara de combustión sin necesidad de usarlo para hacer el trabajo de los gases post combustión.
    Si bien no esta específicado si actúa en uno o en los dos turbos , estis ofrecerán una cierta resistencia al movimiento , la cual se evita dirigiendo ese aire comprimido directamente a la cámara.
    Solo es mi humilde opinión , la sobrealimentación es un tema que me interesa mucho (de ella depende el futuro del motor a combustión interna) lo que me hizo leer muchos libros y adquirir los conocimientos como para dejar este comentario.
    Saludos.

    • Nico D´Pavez

      Creo que la idea de Volvo esta bien planteada, ya que al inyectar ese aire al turbocompresor, se esta generando un extra de potencia de manera instantanea, sin tener que esperar que lo hagan los gases de escape. Comparto la idea de que quizas tambien sea valido inyectarlo directamente a la camara de combustión, pero solo se aumentaria el regimen de giro, lo que no garantiza potencia extra a bajas revoluciones, ademas, si el cilindro es el destino, entraria un flujo mucho mayor desde el turbo que desde el estanque de aire, por lo que creo que es inteligente la postura de Volvo (sobre donde inyectar el aire). Saludos :)

  • Miguel

    Hoy en día lo importante es reducir consumo y emisiones.

  • ADN

    Y no hicieron escándalo anunciandolo hace años para que a ultimo momento les roben la idea. Simplemente lo desarrollaron y al estar listo se coloca en un coche de producción. Genial Volvo, genial.

    Espero esta tecnologia en el XC90.

  • Frank J. Arias

    Me acuerdo que una vez, sentado en el baño haciendo el 2, me preguntaba por que no aprovechar el aire comprimido de los camiones (por aquel entonces, un Mercedez Benz 1518) para de algun modo mejorar el perfomance del camioncito.