Porsche 718 Boxster y el significado del 718: la historia del abuelo del Boxster moderno

( @davidvillarreal ) el

A muchos puede resultarles un tanto extraño que Porsche apueste por un motor bóxer de cuatro cilindros. Pero no lo es. Desde su nacimiento, en un aserradero de Gmünd, Porsche comenzó a trabajar con deportivos de cuatro cilindros. Incluso en pleno auge de la marca, mientras crecía su reputación y acumulaban éxitos automovilísticos en sus vitrinas, el motor de cuatro cilindros siguió siendo sumamente importante para la marca. Hablamos de deportivos como el Porsche 550 Spyder, pero también de su flamante sucesor, el mismo que hoy da nombre a los nuevos Porsche 718 Boxster y Porsche 718 Cayman, el Porsche 718 de 1957. Ver prueba del Porsche 718 Boxster.

El Porsche 718 nació como una evolución del Porsche 550 de carreras, que triunfó en el europeo de montaña, en la Targa Florio, y que contó con versiones abiertas, coupés, e incluso monoplazas de Fórmula 1 y Fórmula 2.

Si lo miras con detenimiento es posible que en él veas un Porsche 550 Spyder. Sin ir más lejos, el Porsche 718 fue diseñado a partir del famoso 550, con la salvedad de que en sus entrañas escondía un trabajo de ingeniería increíble, principalmente en carrocería y suspensiones. Un trabajo que llevaría a los ingenieros de Porsche a crear un deportivo cuyas cifras hoy en día nos dejarían sin palabras.

En su debut, el Porsche 718 RSK se presentó con arquitectura de motor central, un bóxer de cuatro cilindros y 142 CV de potencia. Ese mismo deportivo, vencería en la Targa Florio de 1959, y seguiría mejorando hasta encontrarnos con versiones como el Porsche 718 RS 60, que con una relación entre peso y potencia excelente, de 530 kilogramos para 160 CV, también vencería en la Targa Florio de 1960.

porsche-718-06

Por el camino, Porsche siguió desarrollando versiones cada vez más impresionantes, con un trabajo aerodinámico muy cuidado que llevaría al Porsche 718 a acumular cinco campeonatos en el europeo de montaña.

porsche-718-05

El Porsche 718 llegó a contar incluso con una versión de carrocería cerrada, de tipo coupé, un Porsche 718 GTR que vencería en la Targa Florio de 1963 y que hoy en día podríamos considerar, de nuevo, como un pariente lejano del Porsche 718 Cayman.

porsche-718-02

Eso no es todo. El Porsche 718 también llegó a participar en los campeonatos de Fórmula 1 y Fórmula 2. Porsche encontró en su arquitectura de motor central, y en la posición centrada de la dirección, una base perfecta para transformar su deportivo en un monoplaza que pilotarían ilustres como Stirling Moss y Graham Hill.

Y todo ello con un motor bóxer de cuatro cilindros…

Fuente: Porsche
En Diariomotor:

Los orígenes de Porsche: los 50 del aserradero de Gmünd