Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

David Clavero ¡Bendita era Turbo! Ferrari California T a prueba

Como buen espíritu Mediterraneo, el nuevo Ferrari California T teníamos que disfrutarlo bajo un Sol de justicia, y nuestra primera intención fue deleitarnos con un paseo por la Toscana pero, ¿Y si tan idílica estampa pudiésemos recrearla en España conjugando curvas, majestuosos palacios y el más innovador de los Ferrari descapotables? Os lo prometí durante la presentación nacional del Ferrari California T, y por ello lo hemos probado, exprimido hasta el último de sus 560 CV y, sobre todo, lo hemos disfrutado a cielo abierto.

Ferrari ha cambiado mucho desde los tiempos donde toda creación era poco más que un derivado de los circuitos. La actual gama del cavallino, goza y ofrece prestaciones y formas de vivirlas éstas nunca antes imaginables bajo tan idolatrado emblema. El Ferrari California T es, quizás, una de las más importantes novedades que se han conocido en Ferrari – y ojo que ésto es decir mucho en Ferrari -, pero escondido tras una idea de deportivo descapotable, encontramos un inédito techo duro retráctil, un cambio de doble embrague estrenado y ahora profundamente revisado, un motor V8 delantero, turboalimentado y de cárter húmedo y un enfoque ligado, aunque convenientemente alejado, de todo cuanto tiene que ver con la competición. Puedes correr con él cuánto quieras, pero créeme que no será tu máxima prioridad una vez te pongas al volante.

 Ferrari California T

Dicen que el Ferrari FF es el auténtico Ferrari para todos los días. Esta afirmación creo que no es del toda cierta, pues el Ferrari California, y más ahora su iteración el California T, nació como el Ferrari que se escapaba de los convencionalismos, de los prejuicios y de cómo un deportivo ha de ser según marcan los cánones más puristas. El Ferrari California T es un rebelde, y por ello poco o nada tiene que ver con un 458 Italia, un Ferrari FF o un F12 Berlinetta, no es un deportivo al uso para arrasar en circuito, y tampoco casa demasiado con la idea de Gran Turismo. El Ferrari California T lleva un paso más allá la idea de disfrute al volante sin necesidad de ir atacando los vértices o calculando distancias, aquí la deportividad se mide en sensaciones, en sonido, en imagen…

El nuevo lenguaje de diseño ha conferido al California T aires de familia, aunque eso sí, perdiendo algo de personalidad tal y como firmaban las ópticas delanteras o los escapes superpuestos del anterior California. En una vista global podemos hablar de mayor limpieza visual y refinamiento, poniendo el acento sólo donde hacía falta. Se han abandonado la estridencias y a cambio se ha puesto el foco donde realmente importaba y era necesario.

 Ferrari California T

Ferrari California TFerrari California T

Ficha técnica
  • Motor 3.9 V8 Twin Turbo
  • Potencia 560 CV
  • Par máximo 755 Nm
  • 0-100kmh 3.6s
  • Velocidad máxima 315 km/h
  • Peso 1.625 Kg (En seco)

[ap_michelin centrado=no]

La evolución con respecto al Ferrari California es más que notable. Para un servidor, pocos cambios le faltan al california T para venderse como un modelo completamente nuevo y diferente a lo conocido anteriormente. Quien antes se planteaba un Ferrari California, ahora sólo querrá hacerse con el California T, mientras que quien antes dudaba del California por su planteamiento, ahora quedará convencido con el buen hacer del California T y su profunda revisión técnica. Es diferente, tanto como para plantearse comparar ambas generaciones y no sólo hablar de un mero restyling.

Hablando con propietarios, responsables de marca e incluso con algún que otro cargo interno, es sumamente fácil ligar al Ferrari California T con la idea de laboratorio rodante. De forma reiterada se exponen sus novedades como la aplicación directa de la experiencia de Ferrari en competición y del arduo trabajo de la firma en I+D. Se puede decir sin tapujos que el Ferrari California T esconde el futuro de la marca bajo su silueta. Hay mucha tecnología e ideas dispuestas a reinventar los más arraigados valores de la marca, pero el futuro está a la vuelta de la esquina y si queremos conocer cómo será Ferrari en los próximos años, conducir el Ferrari California T es la mejor herramienta para lograrlo.

Ferrari California T

Resulta difícil disfrutar del todo cuando sabes que bajo la piel de este descapotable se esconden las claves del futuro de Ferrari. Antes de arrancar y tantear el acelerador me obligué a razonar y entender que pretendía Ferrari presentando el nuevo California T. Partiendo de que estamos ante el primer Ferrari “Turbo” desde el icónico Ferrari F40, y que inaugura un importante cambio de era, lo primero que tenemos que hacer es familiarizarnos con la idea es de que este cavallino ya no se disfruta sólo en la zona alta del tacógrafo, sino que ahora pide guerra desde muy abajo.

Analizando el planteamiento técnico del conjunto motopropulsor, motor sobrealimentado V8 de 3.855cc y cambio de doble embrague de 7 relaciones, lo que más llama la atención es la cartografía impuesta por Ferrari en la entrega de par motor; sistema que sólo permite alcanzar los 755 Nm de par máximo en séptima relación. Con este diseño se ha buscado ofrecer progresión en la subida de vueltas, recortando distancias con el giro y trabajo que ofrecen los V8 atmosféricos de la marca. En la práctica, el nuevo V8 Turbo se muestra muy lleno desde bajas vueltas, ofreciendo un mínimo retraso en la entrada de la sobrealimentación – demos gracias al uso de dos turbocompresores TwinScroll – y destacando como el motor no acusa los defectos de los motores “Turbo” consiguiendo estirar hasta las 7.500 revoluciones sin desfallecer. Si así es como trabajan los “Turbo” de Ferrari, bienvenidos sean.

 Ferrari California T

El nuevo motor V8 Turbo ni suena ni trabaja como una atmosférico, pero esto no necesariamente es malo. Cambiar implica adaptación, y para ello nada mejor que fijarse en como trabaja la sobrealimentación a través del TPE (Turbo Performance Engineer) ubicado entre las salidas centrales de aireación. Ahora el sonido es más bronco, más gutural, mientras que el tan temido lag sólo se insinúa cuando dejas caer la aguja por debajo de las 2.500 revoluciones.

Pero el Ferrari California T esconde más secretos bajo su rediseño. Para alejarse de esa condición anterior de Gran Turismo, el nuevo California T ha centrado sus mejoras en el apartado dinámico agregando más dureza en suspensiones, mayor rigidez en la zona posterior, una nueva evolución del sistema de amortiguación magnetoreológica (SMC3), una nueva dirección asistida mucho más directa y precisa y la integración de la última iteración del control F1-Trac de Ferrari. El resultado de este paquete de mejoras ha convertido al California T en un descapotable mucho más divertido y efectivo, ofreciendo mejores maneras a la hora de gestionar curvas y haciéndole sensiblemente más rápido. Aunque las comparaciones son odiosas, ahora el California T brinda matices de 458 Spider cuando se le exige, pero eso sí, sin olvidarse del confort.

 Ferrari California T

Ferrari California TFerrari California T

Visto y comprendido que el nuevo Ferrari California T ahora es más Ferrari que nunca, es turno de esconder el techo duro retráctil (14 segundos necesita este proceso), fijar el manettino en modo “Sport” y poner rumbo al espectacular escenario que ya sirvió para su presentación en España, el Hotel Villapadierna Palace donde me espera su director, Gian Luigi Epis, un buen amigo y ferrarista confeso.

En marcha, la primera gran sorpresa de este Ferrari viene tras hundir el acelerador hasta la moqueta. La respuesta es rápida y el tremendo empuje es comunicado sin dudas al tren trasero. El primer acelerón con un Ferrari Turbo me saca una sonrisa, y es que este Ferrari ahora brinda una nueva forma de digerir y negociar las curvas. Tras tirar el coche a dos giros lentos y forzarlo en una horquilla, sale a relucir que el rediseño de suspensiones y dirección está a la altura de lo visto en el propulsor.

Ferrari California T

Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

Las órdenes al volante son transmitidas con precisión, los cabeceos apenas hacen acto de presencia y gobernar la salida de las curvas con el único uso del acelerador es ahora más divertido que nunca. Los frenos carbocerámicos cumplen con creces, pero las suspensiones hoy brillan más. No hay dudas, la quinta esencia del California T está en su paso por curva, ahí es donde el California ha dado pasos de gigante.

Las decenas de curvas que pueblan las carreteras secundarias que discurren entre Marbella y Estepona son inmejorables para disfrutar al volante, pero lo cierto es que este Ferrari es algo más que prestaciones. Contemplar este cabrio desde la terraza de un buen café es una acción que recomiendo a todo el mundo, y es que es sumamente curioso descubrir como no existe nadie que pase de largo ante esta máquina. Puede sonar extraño, pero el Ferrari California T es uno de los mejores deportivos para disfrutar a baja velocidad olvidándote de la vergüenza de ser protagonista de todas las miradas, dejándote llevar por el Sol, por el sonido de sus escapes…

Ferrari California T
Nuestro más sincero agradecimiento al concesionario oficial Ferrari C. de Salamanca, a Ferrari España y a Villapadierna Palace Hotel por ayudarnos a realizar este reportaje

Del Ferrari California T me quedo con la nueva visión que me ha brindado sobre el placer de conducción, y digo nueva porque Ferrari se ha alejado de la visión de Gran Turismo para crear un coche más deportivo, más divertido e igual de utilizable en el día a día. El Ferrari California T goza ahora de un equilibrio muy acertado, combinando carácter y reacciones de deportivo con el confort y disfrute de un descapotable de altas prestaciones.

Las prestaciones son un argumento que muy pocas veces explotarás en este deportivo, y eso que sus nuevas maneras adquiridas te aseguran un puesto en el cajón del podio. La filosofía de este Ferrari es la que describen todas esas películas donde aparece un cavallino descapotable viajando por un carretera infinita hasta el ocaso, es un deportivo para disfrutarlo en todas y cada una de sus facetas, es la mejor definición de La Dolce Vita.

Ferrari California T