Actualizado 15:31
Cepsa Altas Prestaciones

7 curiosidades sobre el Dodge Viper ACR que demuestran que es un deportivo infravalorado

( @ClaveroD ) el

Que la generación actual del Dodge Viper no está cosechando el éxito que se esperaba es un secreto a voces. La llegada del nuevo Dodge Viper al mercado tuvo un buen arranque, sin embargo sus ventas fueron cayendo mes tras mes hasta obligar a Dodge a tener que paralizar su producción, alterar los planes de fabricación y demás artimañanas para adaptar sus planes. Aún así, Dodge quiso demostrar que el Viper tenía mucho que ofrecer, desarrollando un Dodge Viper ACR del que muy pocos conocen su verdadera capacidad para humillar a superdeportivos que multiplican por diez o más su precio.

Si el Dodge Viper podemos considerarlo un superdeportivo válido para todo tipo de usos, el Dodge Viper ACR es quizás el coche de producción actual más cercano a su versión para carreras. No te dejes engañar por sus faros, sus posibilidades de equipamiento, etc. El Dodge Viper ACR nació como una apuesta de Dodge para demostrar que este superdeportivo de poco más de 120.000 $ es posiblemente una de las mejores armas disponibles en el mercado para asaltar los circuitos y así es como lo consiguieron.

dodge-viper-acr-2016-03

1 – Su coeficiente aerodinámico es como el de un Hummer

Los chicos de Dodge comenzaron trabajando en su aerodinámica, un aspecto clave para conseguir que el Dodge Viper ACR se pegara al suelo como si estuviese adherido a él. Para haceros una idea de los cambios introducidos, el coeficiente Cx del Dodge Viper ACR es de 0,54 mientras que el del Dodge Viper “normal” es de 0,37. La resistencia introducida es de tal grado que podemos comparar ese dato con el de un Hummer H2 cuyo Cx era de 0,57.

dodge-viper-acr-2016-12

2 – Ningún otro deportivo le gana en carga aerodinámica

Los culpables en el aumento de la resistencia aerodinámico no son otros que el prominente alerón trasero y el nuevo paragolpes delantero. El Dodge Viper ACR es el rey de los coches de producción en cuanto a carga aerodinámica soportada, nada menos que 800 kilogramos a casi 290 Km/h y 545 Kilogramos a 240 Km/h. Con estas cifras de carga queda muy por encima de rivales de la talla del Porsche 918 Spyder.

dodge-viper-acr-2016-22

3 – Neumáticos Kumho específicos pensandos sólo para correr

Del mismo modo nos encontramos en el Dodge Viper ACR unos neumáticos desarrollados específicamente por Kumho. La colaboración entre Dodge y Kumho se desarrolló para garantizar un alto nivel de prestaciones, pero además se buscó garantizar la vida útil de un neumático que debe ser capaz de soportar un trato muy exigente dentro de pista sin desintegrarse al cabo de unas pocas vueltas. Se trata de los Kumho Ecsta V720 ACR y sólo se sirven en medidas 295/25 R19 y 355/30 R19.

dodge-viper-acr-2016-25

4 – Suspensiones que no saben qué es la calle

Otro de los detalles que hace sumamente efectivo al Dodge Viper ACR es su equipo de suspensiones desarrollado por Bilstein, un sistema que ofrece hasta 3 veces más dureza que las suspensiones originales del Dodge Viper. Además, permiten plena regulación de sus parámetros en hasta 10 programas diferentes.

dodge-viper-acr-2016-02

5 – Aceleración lateral no apta para estómagos sensibles

Entre las muchas cualidades de la puesta a punto del Dodge Viper ACR nos encontramos con la capacidad real de soportar aceleraciones laterales de hasta 1,5 G sin moverse del sitio. El trabajo realizado en aerodinámica, suspensiones y neumáticos confiere al Viper ACR un talento innato para negociar curvas a muy alta velocidad. Quizás no sea el coche más rápido en recta, pero la víbora parece no tener rival en circuitos donde primen las curvas.

dodge-viper-acr-2016-24-1440px

6 – Su monstruoso motor V10 no tiene rival

El inmenso capó del Dodge Viper tiene un motivo, nada menos que intentar cobijar un enorme motor V10 con 8,4 litros de cilindrada, 645 CV de potencia máxima y un par motor de 812 Nm. Todavía hoy hablamos de el motor atmosférico con mayor cifra de par, una altísima cifra que debe ser gestionado por un cambio manual Tremec de 6 relaciones con envío hacia el tren trasero.

dodge-viper-acr-2016-06

7 – El rey en Nürburgring si se lo propone

Pese a quien le pese, un deportivo de la filosofía del Dodge Viper ACR hace que circuitos como Nürburgring le vengan como anillo a al dedo. La anterior generación del Viper, haciendo uso de la versión Dodge Viper SRT10 ACR-X consiguió un tiempo de 7:03 minutos, siendo sólo superado por el Lamborghini Aventador SV con un crono de 6:59:73 y el Porsche 918 Spyder con un tiempo de 6:57. Esta nueva generación del Dodge Viper ACR podría perfectamente batir estos tiempos.

Fuente: Carbuzz | FCA