Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Óscar Miguel "Dicen que Ferrari es pasión y en McLaren somos robots. Nada más alejado de la verdad" El hombre que crea tus sueños

Frank Stephenson es considerado uno de los diseñadores de automóviles más influyentes de los últimos años. Con 53 años, Frank ostenta una trayectoria inigualable tras su paso por MINI, Alfa Romeo y Ferrari. Ahora es el diseñador jefe de McLaren, y nos ha recibido durante el Salón de Ginebra para contarnos muchas curiosidades sobre su trabajo y su última creación.

En Ginebra se presentaba la versión definitiva de la última criatura dibujada con su pluma: el McLaren P1, el bombazo de la marca británica, que costará 1.338.000 euros y llega en una tirada limitada de 375 unidades con sus 916 CV.

Frank responde a las preguntas de Diariomotor con una gran sonrisa y su característico acento andaluz, que denota sangre española en sus venas. De madre andaluza, pasó su infancia en Málaga antes de trasladarse a California para estudiar diseño.

Detrás de su mirada tranquila y confiada nos imaginamos todo lo que ha pasado por su cabeza. Y pensamos en todos los sueños y emociones que ha provocado en nosotros con sus coches. Desde lo más pasional como el Ferrari F430 o este P1 hasta el utilitario más bonito de las últimas décadas, el MINI de 2001. Estamos delante del hombre que diseña muchos de los coches con los que hemos soñado. El cocinero de nuestros sueños.

Mientras pensamos en lo afortunados que somos al poder entrevistarlo, él toma la iniciativa para hablar nada menos que de Ferrari.

Frank Stephenson: ¿Habéis visto a LaFerrari…? No está mal, ¿verdad?

Diariomotor: Dínoslo tú…

FS: A mí me gusta. Lo que no entiendo es el nombre. ¿Qué es…? Es como ponerle de nombre a un niño “Buh”. “Me llamo Buh”.

DM: ¿Será porque es el gran niño de Ferrari? A lo mejor quisieron buscar un nombre exótico, que evocase el espíritu italiano para los extranjeros…

FS: ¿Cómo se llamará entonces el próximo? ¿”LaSúperFerrari”?

DM: ¿Cómo ves a la competencia? ¿Y LaFerrari y el Porsche 918 Spyder?

FS: Del Porsche 918 Spyder un poco menos, porque ese coche pesa demasiado, no llega a la potencia que necesita para acercarse al P1. Pero es un Porsche y tiene una muy buena calidad. Los adictos a Porsche tienen que tener lo último de Porsche; igual que en Ferrari… da igual porque tiene el cavallino. Estas marcas tienen mucha historia y hacen buenos coches. Pero el McLaren P1 es un coche para uno que ya conoce a McLaren de las carreras. Entonces hay que educarles un poco, darles confianza, que sepan que el coche y la marca tienen un futuro. Al principio, el 12C lo tuvo un poco difícil porque dijeron que el coche estaba bien, pero que era un robot perfecto al que le faltaba un poco de pasión en el diseño. No entendían: el coche no tiene que exprimir una emoción como si fuera un vestido de Versace. También hay trajes que son muy elegantes, como el McLaren. Si vistes cada día un traje de Versace no lo disfruta. La forma del McLaren era un poco más sobria, sin ser muy extravagante, pero haciendo lo que queríamos hacer: potencia y todas estas cosas. Ahora, lo que dicen que faltaba de emoción en el 12C lo hemos puesto en el P1. Este coche cuesta bastante dinero, es mucho más tecnológico, aerodinámico… todo influye en la forma del coche.

DM: Hablemos del McLaren… ¿Será el P1 un éxito? ¿Llegará a marcar una época como lo hizo en su momento el F1?

FS: El McLaren F1 lo fue en su tiempo. Tenía unas innovaciones que seguirían siendo un éxito ahora. Al principio no lo fue, costó bastante para llegar a venderlo. Ahora cuesta cinco o diez millones. Pero el P1 no es tanto el sucesor del F1, sino que lo sigue en el tiempo con la tecnología de hoy. Tiene que tener, por ejemplo, el mismo espíritu del F1 con innovaciones y otro nivel de equipamiento.

DM: ¿Cuál ha sido la parte más difícil del desarrollo y el diseño del McLaren P1?

FS: ¿Del P1? Diría que la forma entera del coche. Dicen muchos que ahora todos los coches son iguales y encontrar un lenguaje de diseño que fuese único, nuevo y atractivo es difícil. No muy difícil pero no es fácil. Entonces crear un lenguaje de diseño que se reconoce al momento, que se sepa que es un McLaren, es un desafío. Para mí, lo hemos conseguido. Este coche no se puede confundir con ninguno de otra marca. Es un McLaren. La cuestión es que no lo hemos diseñado con la intención de parecer un coche. Un caza militar—que no lo venden a la gente-, no tiene atractivo. Sin embargo, resulta tan atractivo porque funciona de maravilla. Tú lo ves y piensas “guau, increíble”. Y lo mismo pasa con el P1. Si lo miras, necesita una forma para conseguir esa aerodinámica y prestaciones… y esa es la forma que tiene que tener. Suavizamos un poco y retocamos algunas cosas pero sin cambiar el espíritu. El resultado es éste.

Ficha técnica
  • Motor 3.8 V8 twin-turbo + eléctrico CO2 <200g/km
  • Peso 1.395 kg
  • Potencia 916CV @6500rpm
  • Par máximo 900 Nm a 4.000rpm
  • 0-100kmh <3s
  • Velocidad máxima 350 km/h

[ap_michelin centrado=no]

DM: Sin haberlo probado, ¿qué es lo que más te gusta de LaFerrari?

FS: No sé… Por ejemplo, el Enzo —estilísticamente hablando- no era el Ferrari más bonito. Tenía muchos ángulos, era muy cuadrado… faltaba algo en él. LaFerrari sí que tiene ese “algo”, pero es una mezcla de muchas cosas. Empiezas a mirarlo y te da la impresión de que un diseñador estaba trabajando delante, otro diseñador detrás, como si entre ellos no hablasen. Luego se ponían juntos y se preguntaban “guau, ¿qué has hecho ahí?”. No es que sea malo, pero tiene muchas cosas que no fluyen. Pero es muy bonito. Tiene que tener su impacto a primera vista… que te dé escalofríos y te ponga la piel de gallina.

DM: ¿Sabíais lo que hacía Ferrari mientras realizabais el desarrollo completo del McLaren P1?

FS: No. En el momento que haces eso estás perdido y te quedas atrás. Son como tendencias, si miras las tendencias ya no estás mirando al futuro. Eres tú quien tienes que marcar las tendencias. Si empiezas a mirar, viene el otro y te dice “¿y si hacemos las cosas de otra manera?”. Viendo lo que hacen los demás no tienes tiempo de cambiar… ni quieres cambiar, sino es que lo has copiado. Te llevan al tribunal.

DM: El McLaren P1 acelerará de 0 a 100 Km/h en menos de 3 segundos, ¿se sabe el dato concreto? ¿Será capaz de alcanzar los 2.5 segundos del Veyron?

FS: Se sabe pero no te lo puedo decir. Será bastante menos que esos 3 segundos. No es lento el coche en absoluto. En cualquier caso, nosotros no estamos mirando sólo aceleración o velocidad máxima sino qué tiempo puedes marcar en una pista como Nürburgring. No es todo ir de aquí a allá, es ir a la izquierda, a la derecha, acelerar, frenar. Creo que será un éxito.

DM: Mirando hacia delante, ¿qué crees que se demandará en el superdeportivo del futuro? Digamos, en cinco o diez años.

FS: Seguramente la electrónica, que es la que lo controla todo. Puedes ser el conductor más imbécil del mundo que el coche no te deja hacer ninguna tontería. Creo que la electrónica será una cosa muy importante, no sólo por fuera sino por dentro: te dará infotainment, te evitará tener un accidente, etc. También el peso o los materiales seguros: nosotros tratamos de reducir el peso para lograr prestaciones y economía.

DM: Y el tema de las energías alternativas, la combinación complicada con la deportividad…

FS: Bueno, hace años BMW empezó con el hidrógeno gastando mucho dinero y parecía que era el futuro. Ahora están con los híbridos que para mi tampoco son el futuro, cuesta dinero crear esa energía.

DM: A lo mejor no son el futuro los híbridos pero sí un punto intermedio.

FS: Sería como otro paso, pero tampoco sería el futuro. Yo no lo sé, pero si podemos evitar tener baterías o pilas… la energía eléctrica sí que te ayuda para el movimiento.

DM: Entonces, si no van a ser puramente eléctricos y el combustible fósil se acabará terminado o será muy caro: ¿pilas de combustible de hidrógeno?

FS: Es difícil, no te lo puedo decir porque nadie lo sabe. Estamos probando todo: reducir el peso de las baterías, qué hacer con las baterías cuando terminan su vida útil, etc. Son cuestiones que todavía no tienen soluciones. El camino es buscar maximizar la carga y reducir al mínimo el peso… sin embargo, aún estamos lejos. Las actuales sí que ayudan, el P1 se puede llevar en “cero emisiones” en ciudad a 30 Km/h durante unos 20 kilómetros – algo que no hace laFerrari -. Cuando se va acabando la batería, arranca el motor y empieza a recargarse la batería, luego te deja decidir.

DM: Te podrías ir a comprar el pan por la mañana con el McLaren P1 y no gastar ni gota de combustible…

FS: Puedes salir de casa con el P1 un domingo por la mañana, y si tu esposa o novia se queda en casa, a la vuelta te dirá “no te he escuchado arrancar el coche”.

DM: Después del McLaren MP4-12C, el 12C Spider y el P1, ¿es el momento para el deportivo pequeño y más asequible?

FS: Sí, el matador del 911, seguro. Será para dentro de poco, estamos haciendo un producto nuevo cada año hasta el 2020. Hacia 2014-2015 vendrá el siguiente. El año que viene habrá una cosa muy fuerte que no te puedo decir lo que es y después seguidamente vendrá el P13 que será un “entry level” de McLaren. Costará la mitad que el MP4-12C y seguirá las tendencias del P1 en cuanto a diseño. Menos apagado, más McLaren. Traerá bastantes innovaciones. Si eres un fanático del 911 o de Aston Martin lo serás para toda la vida, pero este coche te hará dudar. Tenemos que conseguir clientes nuevos, no salen de la tierra… tenemos que “sacarlos” de otras marcas. Todavía estamos en una fase de desarrollo, pero ya te adelanto que será el bonito, el que rivalice con el 911. El otro será más de carreras. Está claro que al que le gusta el 911 no querrá un coche de carreras.



Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

DM: El retorno en 2002 del MINI tuvo mucho éxito… el retorno del F1 a través del P1 empieza a recibir piropos… ¿qué coche, considerado clásico, te gustaría resucitar?

FS: ¿Del pasado? Hay cosas que no se pueden tocar… mira, Jesucristo era muy guapo con la barba, sería como volver a hacerlo sin barba y nadie lo reconocería. El que más me gustó, pero no me gustaría tocar, sería el Jaguar E-Type. Jaguar ha dicho “éste es el F-Type, el seguidor del E-Type”. Pero, ¿qué tiene del E-Type? Es un coche muy bueno pero del E-Type nada. Lo intentaron con el Miura, pero tratar de mejorarlo o rediseñarlo es algo muy complicado. También lo intentaron con el Ford GT-40 pero nada como el original, difícil hacerlo mejor, o con el Corvette Stringray. Los coches que me gustan mucho son los de los años 40, de estructura y todo hecho a mano. Los coches que son icónicos son muy difíciles de resucitar. Con el Mini sí que era fácil. Siempre me dicen: “Frank, ¿cómo lo has hecho con el MINI?” Me puse a ello, teníamos un mes para diseñarlo y éramos quince. Tres días para hacer el diseño y cinco para construirlo, cada diseñador tiene su equipo de moderadores/escultores pero en treinta días había que tener algo. Todo el mundo empezó a darle vueltas al concepto “Mini en el siglo XXI” y yo me dije “para, para”. El MINI nació en el 1959 y no cambió en 40 años. ¿Y si hubiera cambiado? Entonces la primera semana la dedicamos a crear un MINI como si hubiera evolucionado hasta el año 69, la segunda semana hasta el 79, la tercera semana el Mini del 89 y, al final, el Mini del 99. Así tenía un progreso de evolución lógico que, si el coche hubiera ido cambiando, sería así hoy.

DM: Suponemos que esos bocetos están en alguna parte…

FS: Los bocetos los tengo yo, todo el mundo los quiere pero no los puedo mostrar.

DM: ¿Es muy diferente trabajar en McLaren que hacerlo para Ferrari?

FS: Es un mundo aparte. Dicen que en Ferrari tienen la pasión, que en McLaren somos robots. Y no hay nada más alejado de la verdad. Lo que pasa es que en Italia se habla con las manos, con voces arriba y abajo, cantando… en McLaren es mucho más inglés y por dentro tiene mucha más vida. Tu vas a McLaren y lo ves muy frío… si vas al departamento de diseño o de ingeniería ahí están más locos. Es como si estuvieran dentro de casa con una juerga…

DM: Frank, ¿qué coche conduces en el día a día? Pepe Giménez nos había comentado que usabas habitualmente un MP4-12C para mejorarlo…

FS: Eso era casi la verdad. La verdad es que llevo una Ducati. Yo sólo diseño los coches para ganar dinero pero no me gusta tanto conducir. En el fin de semana sí que me cojo el MP4-12C, o un coche de la competencia para probarlo.

DM: ¿Hay algo que eches en falta de los deportivos actuales que tuviesen los clásicos?

FS: Ahora tienen tecnología en abundancia, pero falta esa sensación como cuando te encuentras con una chica por la calle y dices “me caso con ella”. Te da igual si sabe cocinar o si no limpia, pero me caso con ella. Un coche tiene que crearte ese sentimiento de “me hace falta y necesito tenerlo”. Hay muy pocas cosas en la vida que te gustan pero no te lanzas, te tiene que dar un impacto al principio. Es como si tuvieras que tener a un vendedor al lado que te convenza de que tienes que comprártelo.

DM: Muchas gracias Frank.