Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Lamborghini 5-95: el último gran sueño de Zagato

( @ClaveroD ) el

El carrocero italiano Zagato ha decidido rendir homenaje al Lamborghini Gallardo – recientemente cesado -, para acudir al Concorso d’Eleganza Villa d’Este con un ejemplar digno de celebrar por todo lo alto los 95 años del centro de diseño. Zagato, fundada en Milán en 1919 por el maestro Ugo Zagato, es un referente de la historia del automóvil que ha conseguido traer a la vida auténticas piezas de museo.

La relación entre Lamborghini y Zagato no es tan estrecha como con Alfa Romeo o Aston Martin. Sin embargo esta colaboración data de 1965 con creaciones de toda clase y condición. Podemos encontrar desde deportivos a coupés, pasando por una reinterpretación del todoterreno Lamborghini LM002 en manos del primer SUV de Zagato, el Lamborghini LM 003 Borneo.

En esta ocasión Zagato acudirá a Cernobbio, Italia, con el Lamborghini 5-95 atesorando un nuevo ejercicio de diseño sobre la excéntrica identidad que emplea Lamborghini en sus creaciones. Tomando como punto de partida el Lamborghini Gallardo LP 570-4, Zagato ha impreso su sello para reinterpretar el carácter de los modelos de Sant’Agata Bolognese.

Lamborghini 5-95

La inspiración para dar a luz a este nuevo concept viene de los Lamborghini Super Diablo y Lamborghini GTZ soñados por Zagato. De estos modelos se ha recogido el trazo de un frontal amplio, con una gran abertura elíptica y unas ópticas encargadas de imprimir personalidad gracias a un diseño y una altura muy superior a la que es habitual en Lamborghini.

Su frontal no es quizás su mayor fuerte ante una ruptura completa con el actual lenguaje de diseño de Lamborghini donde la inspiración en la aviación de combate nos ha llevado a conocer trazos y aristas con ángulos imposibles.

Lamborghini 5-95

La armonía en la zaga es mayor, tomando para sí las tendencias conocidas en otros modelos como el Aston Martin V12 Zagato o el no menos exquisito BMW Zagato Roadster. Cuatro tubos de escape embebidos en el paragolpes aportan un matiz discreto sobre un difusor y caída del portón que no esconden el particular diseño de dos jorobas que imprime Zagato en todos sus modelos. Aunque para la ocasión se ha apostado por difuminar este aspecto tan identificativo del carrocero recurriendo a una toma de admisión sobre el cristal posterior.

Lamborghini 5-95

En la línea lateral es donde el Lamborghini Gallardo aparece sin dar lugar a equívocos. La caída de la cintura sobre el paso de rueda delantero y el inconfundible diseño de sus espejos retrovisores ofrecen pocas dudas. Las entradas de aire sobre el estribo recogen ahora un trabajo para suavizar su presencia.

En el apartado mecánico no encontramos ninguna novedad con respecto al Lamborghini Gallardo LP 570-4 que se usa como boceto. Su mecánica V10 de 5,2 litros exhibe la última evolución conocida en el Gallardo. La transmisión continúa siendo integral a las cuatro ruedas a través del cambio robotizado E-Gear tan carectirístico de Lamborghini.

Lamborghini 3500 GTZ

Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

El Lamborghini 5-95 debutará en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este con el cartel de vendido, y es que esta última creación de Zagato tiene su razón de ser en la petición realizada por un coleccionista que atesora no pocas joyas del carrocero italiano en su poder. Su nombre es Albert Spiess, y en su petición figuraba la idea de encontrar el equilibrio entre la esencia clásica de los proyectos de Zagato que ha conseguido sobrevivir hasta nuestro días y el actual diseño de Lamborghini.

El resultado es una criatura muy personal que a nadie dejará indiferente, donde se pueden reconocer concepts de los años 60 y trazos y matices muy actuales. Un Lamborghini diferente, un Lamborghini único, un Lambroghini firmado por Zagato.

Lamborghini 5-95