Actualizado 05:05

Mercedes SLR Stirling Moss: cuando las flechas de plata regresaron para dominar la Tierra

 |  @davidvillarreal  | 

De vez en cuando se alinean los astros. Sucede que una marca con tanta solera como Mercedes-Benz decide rendir un homenaje a su icono de la competición, las flechas de plata. Y así fue precisamente como nacía el Mercedes SLR Stirling Moss, una reinterpretación moderna, radical y espectacular, de aquellas flechas de plata con las que acumularon victorias hasta los años cincuenta (hasta el triste acontecimiento de Le Mans en 1955). Un deportivo muy exclusivo, de museo, basado en el Mercedes-Benz SLR McLaren y con nombre y apellidos, los de toda una institución del automovilismo, Stirling Moss.

El Mercedes SLR Stirling Moss fue el fin de fiesta del Mercedes-Benz SLR McLaren, un homenaje a las flechas de plata de los años cincuenta.

Aún hoy en día, cuando han pasado más de seis años de su presentación, me sobrecojo al verlo. El Mercedes SLR Stirling Moss era ante todo una obra de arte, una escultura. Una joya que jamás olvidaré, como aquel momento en que pude verlo en directo en la Mercedes-Benz Gallery de Unter den Linden, 14, en Berlín, expuesta como si de una pieza de museo se tratase. Porque en efecto lo era.

Como ya os decíamos anteriormente, este modelo se creó sobre la base del Mercedes-Benz SLR McLaren, de aquellos años de estrecha colaboración entre McLaren y Mercedes-Benz, en la carretera y en los circuitos, antes de que sus caminos se separasen, y naciera McLaren Automotive.

mercedes-slr-stirling-moss-08-1440px

Carecía de techo, parabrisas y cualquier otra cosa que se le pareciera.

El Mercedes SLR Stirling Moss contaba con un motor V8 sobrealimentado que entregaba 650 CV y 820 Nm. Su 0 a 100 km/h estaba en los 3.5 segundos y su velocidad punta en 350 km/h. Pero definitivamente las prestaciones de un superdeportivo nunca habían sido tan irrelevantes. Lo que más atraía de este deportivo era su filosofía, su diseño y su exclusividad.

Este deportivo carecía de capota, techo, parabrisas y cualquier otra cosa que se le pareciera. El Mercedes SLR Stirling Moss solo podía conducirse tal y como lo ves, sin techo, y no contaba con ninguna solución para cubrirse, por ejemplo si te sorprendía un chaparrón paseando por el barrio.

Para conducirlo, portar casco era una recomendación bastante oportuna. Tened en cuenta que prescindía de parabrisas, y tan solo estaba equipado con unas finas láminas de cristal sobre el capó que no pretendían proteger la cara del conductor y su acompañante, sino perfeccionar el flujo aerodinámico.

mercedes-slr-stirling-moss-02-1440px

El puesto del copiloto podía cubrirse, para crear una disposición de tipo monoplaza.

Para este Mercedes SLR Stirling Moss tuvieron incluso una idea brillante, la de crear una cápsula, una cubierta, que anulase el asiento del copiloto y lo transformase en un monoplaza, siguiendo la filosofía de aquellos deportivos de carreras de los años cincuenta. Incluso, este deportivo contaba con un aerofreno con todas las de la ley, un spoiler activo que se desplegaba formando un ángulo de 65º cuando el conductor accionase el freno con contundencia y a velocidades por encima de los 120 km/h. Otra reminiscencia más al 300 SLR, la flecha de plata de los años cincuenta, un deportivo de carreras que en su día ya se convirtió en el primero en emplear una solución de este tipo fuera de la industria de la aviación.

Hoy en día es un deportivo de culto, de coleccionista, y si quieres uno, primero tendrás que encontrar a alguien dispuesto a vender el suyo, y segundo, estar dispuesto a desembolsar una cantidad importante en él.

El Mercedes SLR Stirling Moss comenzó a producirse en junio de 2009, coincidiendo con el fin de la vida comercial del Mercedes-Benz SLR McLaren. Se fabricaron 75 unidades, con un precio – impuestos no incluidos – de 750.000€. Un precio que a día de hoy parece incluso ridículo, un chollo, si tenemos en cuenta lo que se está pidiendo por deportivos menos exclusivos que este.

En Diariomotor: Mercedes SLR McLaren Stirling Moss Edition

mercedes-slr-stirling-moss-07-1440px

Lee a continuación: El legado de las flechas plateadas: Mercedes SLR McLaren y SLS AMG

  • TheMustang12

    se extraña a los SLR. Y las versiones personalizadas que le hacian Mansory, Hamman Motorsport, etc

    • LaRubiaDelChallenger

      Hombre , yo sólo echo de menos al coche… Las preparaciones eran feas de cojones… Jajaja

      • TheMustang12

        jaajaja es verdad. pero en ese tiempo era el superdeportivo que mas llamaba la atencion por el extraño “tuning” que le hacian

      • X 2.0

        La preparación de Brabus era muy sencilla y no estaba nada mal, llantas Brabus, pintura Blanca contrastada con tapiceria roja y algo de motor, casi no se notaba que era un Brabus. Si te doy la razón en que preparaciones como las de Mansory eran para aplicar penas de cárcel.

        • LaRubiaDelChallenger

          A mí no me gusta ninguna. Seré clásica y poco original , pero en mi opinión , los únicos colores que le quedan bien al SLR son el plateado y el negro (No , no me gusta el gris del 722) jaja

          • X 2.0

            Si yo también pienso algo parecido, me quedo con el plateado sin duda, pero la combinación de Brabus no disgusta.

    • MRTN4687

      Amigo, con todo respeto, esas preparaciones son destroza-autos hasta más no poder, las de estos junto con FAB design en el SLS. Da tristeza ver una hermosura de auto llevado a cualquier cosa, con cualquier clase de rotos, entradas y ensanchamientos sin ninguna armonía.

      • TheMustang12

        no dije que fueran hermosas modificaciones. yo lo recuerdo desde el punto de vista llamativo. Ver semejantes modificaciones en un gran deportivo como el SLR era increible. A mi ni me encantaron ni las desprecie

  • 3VIL

    Una verdadera belleza, toda una joya!!

  • ADN

    “Un precio que a día de hoy parece incluso ridículo, un chollo…”

    Parte del por qué no era aún mas costoso es el bloque del motor. Basado en el V8 que se empleaba en la berlina de acceso a AMG, el C55 (excelente motor, sin peros en cuanto a rendimiento) se tenia al superdeportivo más costoso de Mercedes Benz con el motor basado en el AMG más económico de su momento, y eso le restaba un poco de encanto. No es que fuera malo, pero al ver una berlina mediana con un costo 15 veces menos usando esa mecánica hacía difícil subirle el precio al SLR.

    En cuanto al estilo y estética del Stirling Moss me fascina, uno de los mas bellos y desmelenados del mundo.

  • X 2.0

    Muy bonito, el automóvil convertido en arte, un coche que puede estar colocado en una exposición junto a un bugatti veyron, un jaguar e-type o cualquiera de los alas de gaviota.

    Lo que no conocía de toda la historia del Stirling Moss es el hecho de emplear el bloque motor mas económico de la gama AMG, y aún así es un superdeportivo de culto. No quiero imaginarme hasta donde hubiera llegado con un buen V12, que a mi modo de ver es la mecánica mas acertada en un modelo con ese porte y lineas tan exclusivas.

    • ADN

      Según se el V8 repotenciado era mas brioso y ligero que el V12, con un talante más racing. El V12 lo hubiera hecho aún más exclusivo y le hubiera elevado el precio considerablemente (cosa que pasa con los actuales Mercedes 600 o 65 AMG) pero se buscaba un carácter más radical sin trepar el costo.
      Esa decisión la tomó Gordon Murray, jefe del proyecto SLR McLaren. Debió ser por algo, despues de todo estamos hablando del jefe de ingeniería del mismísimo McLaren F1.

      • PabloC

        Creo que hay aun mas detalles que le hacían perder mas encanto, desde el punto de vista de la exclusividad… Como montar la dirección del Clase A

      • X 2.0

        Lo que dices sobre el peso del bloque motor es cierto, es lo primero que me imaginé.

  • José

    Muy muy bello la verdad. Y también me gusta mucho el AMG GTS.

  • Manolo

    Una preciosidad, no hay duda.

  • LaRubiaDelChallenger

    Me encanta este coche , ojalá alguna vez vea y oiga uno…
    Y el SLR McLaren , espectacular. En mi adolescencia estaba que no cagaba con ese coche. Jajaja!
    Mercedes no suele hacer superdeportivos , pero cuando los hace…

  • Paco Tce

    Este coche es precioso, el mismo verano que salió lo vi en Puerto Banus y no me lo podía creer, de verdad que es una pena que la gente de a pie muchas veces se pierdan estas esculturas rodantes que son dignas de museo.

  • MRTN4687

    Este Stirling Moss es de lo más hermoso que se ha creado en la industria, además qué evoca a aquellas insignias de las pistas. Como dice X 2.0, es digno de reposar junto a los más bellos, como el SL300, Miura, 250GTO, etcétera. Impecable.