Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Diez años de Diariomotor. Diez años de momentos Altas Prestaciones

el

10 años de Diariomotor. Diez desde que comenzamos aquel 28 de marzo de 2005. Rememorarlo con mis mejores momentos, en tan sólo unas pocas líneas, es tarea complicada y me hace sentir un abuelo contándole las batallitas a su nieto. Nada más lejos de la realidad… ¡Aún pienso dar mucha guerra!

Recuerdo aquel viaje a Italia en diciembre de 2011 cuando Lamborghini nos invitó a probar el Aventador. Es un coche espectacular. 700 caballos y unos trazos a escuadra y cartabón eran suficientes para cortarme la respiración. Recuerdo el miedo que tuve la noche anterior, estaba aterrado en la habitación del hotel. El precio del Aventador imponía respeto por si sólo – más de 350.000 euros. Pero, además, había mala previsión meteorológica y me alarmaba tener que domar tanta potencia en unas carreteras que no conocía.

Tengo grabado a fuego en la memoria la llegada a la factoría de Lamborghini en San`t Agatha Bolognese y contemplar el Aventador negro en la puerta, esperándonos con ese semblante impactante. Hacía tanto frío que, cuando pusimos el motor en marcha, salía una auténtica “chimenea” blanca de los tubos de escape. Unos minutos más y desaparece el coche entre tanto vapor. Literal.

lamborghini-aventador-mapdm-04-1440px

Tengo grabado a fuego en la memoria la llegada a la factoría de Lamborghini en San`t Agatha Bolognese y contemplar el Aventador negro en la puerta, esperándonos con ese semblante impactante

Mi buen amigo y fotógrafo Jose Aynat localizó el Passo de la Futta, una travesía de montaña donde poder conducir a nuestras anchas y tener tranquilidad para hacer las fotos. El día pasó sin ningún contratiempo, hasta lució un sol espléndido. Había que ir con cuidado milimétrico, ya que los otros conductores dejaban de mirar a la carretera para fijarse en nosotros y eso resultaba peligroso. Tampoco podíamos parar en cualquier sitio, de hecho a mitad de mañana decidimos tomar un café y en cinco minutos una veintena de pueblerinos rodeaban y tocaban el coche… Era imposible pasar desapercibido.
Lo mejor de todo es que pude disfrutar la experiencia, disfrutar del Lambo y exprimirlo suficientemente como para que Jose vomitase un par de veces. El Aventador representa lo mejor de Lamborghini. Toda su esencia bruta, pero con la tecnología y calidad de Audi.

Pepe Giménez.

Momento Altas Prestaciones: Lamborghini Aventador LP700-4, a prueba

ferrari-458-speciale-mapdm-1440px

Haber exprimido al Ferrari 458 Speciale en circuito durante horas será siempre una de mis mejores experiencias ¿El mejor día de mi vida? Posiblemente…

Creer que estás soñando constantemente. Lo creas o no, todavía hoy al sentarme en ciertos coches, intento encontrar una explicación lógica al hecho de que bajo mis pies han aparecido más de 500, 600 o hasta 700 CV sin más exigencia que disfrutar. Esa sería la mejor forma de explicar los que significa ponerse a los mandos de algunos de los coches más espectaculares. Diariomotor Altas Prestaciones me ha permitido ir un paso más allá de mis propias expectativas, haciendo un hueco en mi memoria a experiencias únicas que muy difícilmente olvidaré. Pero sí, hay momentos grabados a fuego que mentiría si no dijese que están en lo más alto de ranking.

Ferrari ha sido una marca que me ha brindado la oportunidad de conocer la deportividad de primera mano, con sus más, y también con sus menos, pero mostrando una forma de entender las prestaciones tan única como excepcional. Haber probado el último clásico moderno de Ferrari, el Ferrari 458 Speciale, marcó un antes y un después en mi experiencia personal, y profesional, estaba ante el mejor V8 atmosférico de la marca, pero sobre todo estaba ante el último. Ya conocemos el 488 GTB, y aunque la renovación parece que es acertada, no creo equivocarme si muchos de nosotros seguimos prefiriendo guardar un Speciale en nuestro garaje. Será difícil que algún día cuente con un garaje capaz de cobijar un Speciale que no sea a escala, pero todavía hoy, y tras probar otros modelos más recientes de otros fabricantes, el Speciale sigue siendo capaz de regalarte el mayor de los sustos cuando encaras el final de recta, tornando el miedo en sonrisa cuando ves que este deportivo siempre puede más.

David Clavero.

Momento Altas Prestaciones: Prueba del Ferrari 458 Speciale, en carretera y en circuito

caterham-seven-mapdm-1440px

En estos últimos años en las filas de Diariomotor he tenido la oportunidad de ponerme tras el volante de innumerables joyas, máquinas de ensueño acompañadas de algunas de las mejores carreteras de Europa, un considerable número de ciudades de todo el viejo continente y un buen puñado de circuitos, pero sin duda alguna recuerdo con especial cariño esa invitación que hace dos años me llevaba hasta La Amella de Mar, en Tarragona, para conocer y probar al Caterham 485, el Caterham más potente vendido fuera de las fronteras de Reino Unido.

Un motor Ford de 2 litros bajo el capó, 240 caballos entregados al eje posterior y sobre todo sólo 525 kg de peso. Recuerdo perfectamente esa mañana a primera hora en el circuito de Calafat acompañado por el equipo de Caterham que lejos de dictarnos un firme programa como suele ser norma habitual en las presentaciones nos dio vía libre para que deambuláramos a nuestro antojo por el circuito y las carreteras de los alrededores, unos alrededores que sea dicho de paso conocía bastante bien: las Tres Cales era una de mis zonas habituales de veraneo en mi adolescencia.

240 caballos en un coche tan especial como es el Caterham Seven, la brisa de un cálido día de mayo, el Mediterráneo a un lado, el genial equipo de Caterham, la grata charla con los compañeros de Auto Bild Alemania y EVO Italia, un circuito a mi total disposición… sin duda una de las experiencias más especiales, más gratificantes y de esas que se encargan de endulzar todas las horas que pasamos en los aviones y tras un teclado.

Por supuesto hay otras tantas, muchas, experiencias que son dignas de ser recordadas. Mi encuentro en Milán con el BMW i8, poder ponerme tras el volante del Morgan 3 Wheeler en el Jarama, haber conocido al Alfa Romeo 4C para desear locamente un Lotus Elise, pasar todo un día sin dormir probando el Rolls-Royce Ghost II o aquellos días que pasamos en Granada, hace también dos años, preparando la comparativa del Audi R8 Spyder contra el Porsche 911.

Mario Herraiz.

Momento Altas Prestaciones: Caterham Seven 485, a prueba. Un pecado de 240 CV y 525 kilogramos

jaguar-f-type-mapdm-1280px-1440px

Parece un artículo más, pero con él estrenamos nuestra sección de Altas Prestaciones. Semanas de trabajo para estrenar un formato que nos hacía especial ilusión por el contenido y también por la forma.

Daniel Seijo.

Momento Altas Prestaciones, el primer artículo de la sección: ¿Por qué el F-Type no debería ser el sustituto del E-Type? Es igual, pero no es lo mismo.

jaguar-f-type-golf-a45-amg-mapdm-1280px-1440px

Tras aquel estreno no solo os traeríamos una, sino dos pruebas del Jaguar F-Type, en sus variantes Convertible y Coupé.

A lo mejor combinar dos compactos deportivos con un coupé señorial de Jaguar no era la mejor de las ideas pero esta comparativa ha sido uno de los mejores momentos en Altas Prestaciones. La realizamos al completo en Sierra Nevada junto a otros muchos coches a las que las marcas les hacían los test de altura. E igual que ellos nosotros probamos a fondo los coches para poder contároslo con todo lujo de detalles.

Óscar Miguel.

Momento Altas Prestaciones: Los tres mosqueteros, Mercedes A45 AMG, Volkswagen Golf R, Jaguar F-Type R Coupé

nissan-laponia-mapdm-04-1440px

“Un momento increíble: pilotar un Nissan GT-R a más de 200 km/h en un inmenso lago, muy cerca del Círculo Polar Ártico, sobre una capa de hielo de unos centímetros, hacer un trompo y prepararte para recibir completamente cruzado a la siguiente curva.” David Villarreal

La verdad es que resulta demasiado complejo encontrar un único momento, ni siquiera unos cuantos, con los que resumir nuestras experiencias de Altas Prestaciones durante los últimos años en Diariomotor. En cualquier caso, uno de los momentos más especiales y más cercanos en el tiempo, fue el vivido con un Nissan GT-R en un lago helado en Laponia, a unos kilómetros del Círculo Polar Ártico. Imagina que todo lo que ves a tu alrededor es hielo y nieve, y que los únicos arbolitos que se dibujan entre el manto blanco, están en esos islotes que con el deshielo quedarán completamente rodeados de agua.

Imagina que tienes varias horas de conducción por delante, que tu pista de pruebas, completamente helada, es una réplica a tamaño real del circuito de Silverstone. Bajo el pie derecho tenemos 550 CV para domar con cautela. Y aunque su tracción a las cuatro ruedas y los 600 clavos por rueda de los neumáticos nos ayuden a mantenernos en contacto con el firme deslizante, no son suficientes cuando vas lanzado a más de 200 km/h en la recta, bloqueas los frenos y giras sobre tu propio eje haciendo un trompo, preparándote para recuperar la compostura y superar deslizando completamente cruzado la siguiente curva. En fin, una experiencia irrepetible.

David Villarreal.

Momento Altas Prestaciones: Experiencia NISMO y Nissan GTR en Laponia, el reencuentro glacial con Godzilla

museo-porsche-mapdm-1440px

Desde el lanzamiento de Altas Prestaciones han pasado ya dos años, y siempre me he considerado un afortunado de formar parte de este espacio único, dedicado al automóvil más pasional y deportivo. Un auténtico placer que he podido experimentar de primera mano con unos compañeros inmejorables, y por el que debo estar muy agradecido. Si tuviese que escoger un sólo momento que resumiese mi experiencia, fue la visita al Porsche Museum en el número 1 de Porscheplatz, en Zuffenhausen, Stuttgart. El centro neurálgico de las operaciones industriales de Porsche, y el espacio – impresionante en sí mismo, pero siempre con el coche como foco único – que el fabricante alemán destina a enseñarnos sus más preciadas obras de arte. Porque los coches que hay en el Porsche Museum no pueden definirse de otra manera que como arte sobre cuatro ruedas.

Ante mí, todos los deportivos y vehículos de competición relevantes en la historia de Porsche. Sus 917 y 935 me dejaron sin palabras.

Era una inusualmente fría mañana de octubre, y ante mí se abrían las puertas del Porsche Museum, que había sido reservado en exclusiva para la prensa del motor. Tras descubrir de mano de sus creadores varios prototipos que no habían llegado a ver la luz del sol por diversos motivos – aunque sí sus innovaciones – era el turno de descubrir documentos históricos de Porsche en su gigantesco archivo. Fotos de Ferdinand Porsche en un viaje a Estados Unidos, o del primer 356 fabricado – fotografiado en el jardín de la fábrica – o las fichas técnicas de vehículos de competición por las que sus rivales hubieran pagado millones en su época. Un paseo por la exposición permanente sin público cerraba la visita, en la que sólo yo, los coches y mi cámara disfrutamos de unas horas de solitaria comunión. Sin duda alguna, una experiencia religiosa para un amante del automóvil como yo.

Sergio Álvarez.

Momento Altas Prestaciones: Visita al Museo Porsche en Stuttgart

vantage_sp10_04mapdm-1440px

Le tenemos mucho respeto a Aston Martin. Tanto que, cuando surgió la oportunidad de hacer un reportaje rodando con un Vantage pusimos todo de nuestra parte para que la prueba saliera perfecta. Y salió perfecta a pesar de que el tiempo no acompañó todo lo que debería. Fue un momento muy importante porque significó el ponernos al volante de un auténtico icono del automovilismo.

Óscar Miguel.

Momento Altas Prestaciones: Aston Martin V8 Vantage S SP10 Roadster a prueba. El Caballero Oscuro

audi-rs-q3-mapdm-1440px

Tampoco puedo olvidarme de diversos artículos nostálgicos, en los que he tratado de relatar de la mejor manera posible la historia de máquinas como el Bugatti EB110 o el Honda NSX, sin olvidarme del Ford GT o el DeTomaso Pantera. De igual manera, nunca se me borrarán de la memoria los momentos pasados al volante del Audi R8 Spyder – tras la comparativa con el Porsche 911 Carrera 4S – o mi convivencia de una semana con la bendita locura sobre ruedas que es el Audi RS Q3: 310 CV de furia turboalimentada concentrada en un pequeño crossover, que consiguió asustarme y divertirme a partes iguales. Sólo un consejo: no lo saquéis demasiado del asfalto. El futuro nos espera, y soy más optimista que nunca al respecto. Nos queda mucha gasolina en el tanque, mucha gasolina para seguir quemando con vosotros, semana tras semana. Que no decaiga.

Sergio Álvarez.

Momento Altas Prestaciones: Prueba del Audi RS Q3. Bendita locura

vantage_sp10_01-mapdm-1440px

Mucha gente no lo entendería, pero yo soñaría con tener una casita cerca del ring, a cambio de disfrutar los 365 días del año de la enorme pasión automovilística que ahí se vive.

Si hay un sitio donde quisiera vivir, éste sería Nurburgring. Mucha gente no lo entendería, pero yo soñaría con tener una casita cerca del ring, a cambio de disfrutar los 365 días del año de la enorme pasión automovilística que ahí se vive. Fue hace dos años cuando viajé con mi compañero David Clavero a la Alemania. La excusa era probar un Aston Martin V8 Vantage S SP10, una edición especial con la que avivar las ventas del veterano Vantage. Eso sí, disfrutamos tanto con el Aston, como viendo los prototipos y superdeportivos que circulaban por la zona.

Os diré que no teníamos permitida la entrada al infierno verde. Pero demasiado miedo me habría supuesto tener que entrar ahí con semejante máquina. El Vantage tiene su encanto. Pero ya le pesan los años aún con un diseño tan atemporal. En cambio, dinámicamente sigue siendo un superdeportivo espléndido. Suena de muerte y cuenta con detalles encantadores como la preciosa llave de cristal. Arte británica.

La prueba fue esperpéntica. Esa mañana tuvo lugar el diluvio universal. Hasta tal punto que, viendo que no podíamos circular por encima de 50 km/h, decidimos parar a ver si pasaba a recogernos Noé con su arca. Fue deprimente. Viajar a Alemania y no poder conducir. Para echarse a llorar. En apenas 30 minutos, San Pedro oyó nuestras súplicas y las nubes desaparecieron para dar paso a un sol de justicia que acabó quemándonos la cara tras unas horas circulando descapotados.

El momento más crítico, ocurrió cuando la capota se quedó atrancada en posición totalmente vertical. Tuvimos que parar durante cinco o diez minutos. Menos mal que se arregló sólo y nos permitió devolver el Aston a tiempo. De lo contrario probablemente estaríamos con la orden de captura sobre nuestras cabezas.

Pepe Giménez.

Momento Altas Prestaciones: Aston Martin V8 Vantage S SP10 Roadster a prueba. El Caballero Oscuro

rolls-royce-ghost-1440px

Esta es nuestra prueba del Rolls–Royce Ghost Series II. Más allá de ser un coche espectacular, estamos muy contentos de haber llegado a este nivel de producto editorial: la suma de todo lo que se ve y lo que no se ve.

Dice Tim Harford que no hay nadie en el mundo capaz de construir un boli Bic sin ayuda, dominando a la vez el metal, el plástico, la tinta… lo mismo ocurre con lo que nosotros llamamos producto editorial. El artículo lo firma Luis Ortego, y además de su indudable trabajo hay detrás una aportación de todo el equipo: fotografía, diseño, programación, maquetación, la dirección editorial que nos lleva hasta allí, la gestión comercial que hace posible estos contenidos…

Daniel Seijo.

Momento Altas Prestaciones: Prueba del Rolls-Royce Ghost II

ferrari-ff-mapdm-02-1440px

No era el mejor Ferrari, ni siquiera el más rápido. Se trataba del Ferrari más polivalente jamás fabricado.

Otra gran experiencia en Diariomotor fue en 2013, cuando viajamos a Maranello para probar el Ferrari FF. No era el mejor Ferrari, ni siquiera el más rápido. Se trataba del Ferrari más polivalente jamás fabricado. Una berlina con tracción total, plazas para cuatro personas y motor de superdeportivo de los “de antes”: un auténtico V12 atmosférico de 660 CV de los que están en peligro de extinción. Resultaba que el FF sería el primer Ferrari –y el único- que he conducido hasta la fecha.

Habíamos quedado a las 9 de la mañana en Ferrari. Llegamos 15 minutos antes y ya estaba todo preparado. La ruta que hicimos estaba planificada por Ferrari hasta la 1 de la tarde, por unas colinas cercanas a Maranello donde habréis visto multitud de pruebas y reportajes en distintos medios. Nada de Fiorano. La verdad es que me gustaría haber tenido más tiempo para exprimir a fondo el FF. Pero lo cierto es que, entre ir y volver, y hacer las fotos coche a coche, apenas tuve una hora y media para entender cuánto corría este Ferrari y, sobre todo, lo confortable que resultaba para viajar, algo inédito en un cavallino. Pero tratándose de una marca tan elitista, me doy con un canto en los dientes de haber disfrutado de esos benditos noventa minutos. Por si fuera poco, poder colarnos en “la Cittadella” para ver qué se cuece en el interior de la “ciudad de Ferrari” es algo que no todos los mortales pueden hacer.do

Recuerdo la comida en el comedor de Ferrari acompañado de mi compañero Juanma Nuevo y los responsables de comunicación de la que probablemente es la marca más carismática del mundo… La posterior visita de la fábrica no pudo sólo servirnos para entender la pasión y el mimo que pone Ferrari en cada coche que fabrica. Las líneas de ensamblaje de los V8 y V12, el Taylor Made, la producción de motores, la restauración de clásicos, incluso un área para recibir clientes VIP que deseaban adquirir un LaFerrari. Un auténtico templo de la automoción.

Pepe Giménez.

Momento Altas Prestaciones: Prueba del Ferrari FF. Oda a una nueva estirpe

ferrari-fabrica-mapdm-1440px

¿Qué se siente dentro de la fábrica Ferrari? El 21 de noviembre de 2013 fue un dia inolvidable para mí,un punto de inflexión. Visitar la localidad de Maranello es algo que todo el mundo puede hacer alguna vez en la vida. Entrar en “La Fábrica”, donde los sueños de 4 ruedas y muchos “cavallinos” se hacen realidad, es mucho más complicado, de ahí que me haga sentir un privilegiado.

Qué os voy a contar. Pasear por las calles de la “Cittadella” significa pisar las calles de las que Enzo creó un imperio, calles con nombres de campeones con la Scuderia, un lugar mítico, histórico.

Me pellizqué varias veces durante la visita. El tiempo pasa rápido y quiero disfrutarlo y recordarlo. Recordar el sonido bronco del V8 del Scuderia y el LaFerrari que venía detrás. Recordar la entrada en las naves de producción, que son la mezcla perfecta de alta tecnología y fabricación pseudoartesanal. Desde luego que hay un antes y después de entrar en el paraíso que creó Enzo Ferrari.

Juanma Nuevo.

Momento Altas Prestaciones: Visitamos el corazón de Ferrari en Maranello

bentley-continental-mapdm-1440px

No mucho más tarde de sacar las cosquillas al 458 Speciale en circuito, volvió a cruzarse en mi camino otra firma con historia y caballos suficientes como para no pensarse ni un segundo acudir a su llamada. Aquellos dos días rodeado de Bentleys son quizás los que más me he acercado al lujo, a la opulencia e incluso al exceso. No hablo de potencia, que con 2.240 CV había de sobra, sino de toda una gama de modelos desde el Bentley Mulsanne, hasta el Bentley Continental GTC W12, que ofrecían lo mejor que un ejercito de artesanos es capaz de hacer con sus manos. Se abría ante mí una nueva forma de ver el automóvil, no había límites en personalización, no había opciones cerradas, todo cuanto quisieras integrar en tu nuevo Bentley era posible, el límite solo existía en tu imaginación… y en tu cuenta bancaria claro está.

David Clavero.

Momento Altas Prestaciones: Mulsanne, Flying Spur, Continental GT y GTC, a prueba

audi-r8-mapdm-1440px

Cuando recorres mil kilómetros, te juntas con tus compañeros y metes a semejantes coches como estos en un circuito sale algo muy especial. Todos aportamos nuestro granito de arena: rodar en pista, fotografiar los coches, pensar las mejores tomas, estructurar la prueba, etc. Todo salió redondo y nos trajimos de recuerdo unos muy buenos momentos.

Óscar Miguel.

Momento Altas Prestaciones: Comparativa del Audi R8 Spyder V8 y el Porsche 911 Carrera 4S

audi-r8-porsche-911-mapdm-1440px

Un día de trabajo de todo el equipo dio lugar a esta comparativa. Me quedé especialmente contento con el resultado, pero además fue una gran experiencia personal. La frase que quedará para el recuerdo es la de “Diariomotor no es un medio ni una empresa, es un club de caballeros”.

Daniel Seijo.

Momento Altas Prestaciones: Comparativa del Audi R8 Spyder V8 y el Porsche 911 Carrera 4S

lexus-lfa-mapdm-01-1440px

“Acariciar los 300 km/h en un Lexus LFA, uno de los deportivos más exclusivos de la última década.”

Experiencias únicas, como aquella vez que probamos uno de los superdeportivos más exclusivos de los últimos años, el Lexus LFA. En aquella ocasión nos propusimos pisar el acelerador a fondo, no mirar atrás, y alcanzar velocidades cercanas a los 300 km/h. Creedme que jamás olvidaré la velocidad con la que el cuentarrevoluciones pasaba de 0 a 9.000 rpm. Dicen las malas lenguas que el cuadro de mandos del LFA se diseñó con una interfaz digital porque hubieran tenido dificultades para garantizar que una aguja, en un marcador analógico, se desplazase tan rápido sin fallar. Tampoco podré olvidarme nunca del sonido de aquel motor de diez cilindros en uve, un sonido cada vez más cotizado en los tiempos del turbo y el híbrido. Uno de los sonidos más evocadores que jamás he hallado en un deportivo.

David Villarreal.

Momento Altas Prestaciones: Prueba de alta velocidad con el Lexus LFA

mclaren-12c-map-01-1440px

Tuvimos la oportunidad de disfrutar del circuito de Top Gear, situado en el aeródromo de Dunsfold.

Mi mejor experiencia fue sin duda viajar a Reino Unido para conocer el McLaren MP4-12C. Éramos sólo tres periodistas y, en ese viaje, todo fue especial. Pudimos visitar las instalaciones de la factoría donde se construyen los McLaren. Un lugar que se asemeja a un laboratorio biomédico con suelo de color blanco, donde se impone el orden y la perfección que caracteriza a Ron Denis. No sólo eso, también pudimos comer con los directivos de la marca, cenar con el diseñador jefe – Frank Stephenson – y, por supuesto, conducir el McLaren MP4-12C. Pero no en un sitio cualquiera, tuvimos la oportunidad de disfrutar del circuito de Top Gear, situado en el aeródromo de Dunsfold. Toda una experiencia.

Era el paraíso. Un coche para cada uno y media jornada rodando de forma intensiva, con telemetría incluida para poder exprimir al máximo el propulsor V8 turboalimentado de 3.8 litros y 600 CV. Lo que más me llamó la atención fue la potencia de frenada antes de la chicane de Hammerhead – donde perdía 200 km/h en sólo unos pocos metros – y Chicago donde el coche salía cruzado y te permitía jugar contravolanteando… El coche corría… y mucho.

La experiencia fue especial por el gran interés que mostraron los propios ingenieros de McLaren para conocer nuestra opinión y los puntos débiles que, pensábamos, debían mejorar. Hacernos partícipes de la experiencia de desarrollo de un modelo es realmente gratificante.

Son muchas experiencias. Pero ninguna como trabajar codo con codo con este equipo de profesionales que componen Diariomotor. Auténticos genios, que están muy por encima de su profesión. Saben escribir, saben fotografiar, saben hacer vídeos e idean iniciativas para hacer crecer una empresa que nació sin vocación comercial. Siempre con ilusión, una sonrisa y un buen hacer sobresaliente, ante la mirada felina y las dificultades de quienes han creído durante años que el rigor periodístico sólo se podía encontrar en los medios tradicionales. Las cifras están ahí y vamos a dar guerra durante muchos años más.

¡Feliz cumpleaños!

Pepe Giménez.

Momento Altas Prestaciones: Prueba del McLaren MP4-12C

nissan-laponia-mapdm-01-1440px