Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Mario Herraiz Nissan Juke Nismo RS a prueba: ¿una alternativa real a los GTI?

Estábamos a finales de noviembre de 2011 y con motivo del Salón de Tokio Nissan nos presentó a un Nissan Juke Nismo Concept que debutaba ante los focos del salón japones con ganas, muchas, de llegar a las calles, tal y como pocos meses después ocurrió. Nissan daba vida así al pequeño SUV deportivo que serviría de germen para desarrollar la versión que protagoniza hoy este nuevo Diariomotor Altas Prestaciones: el Nissan Juke Nismo RS, alternativa que se presentó hace exactamente un año y que ahora llega al mercado español.

A la deportividad original que implica apellidarse Nismo se le une la necesidad de ir un paso más allá al lucir de segundo apellido ese “RS” tan sugerente. Más potencia, una nueva puesta a punto y un precio que lo sitúa entre los pequeños GTI convencionales, pero… ¿podrá ser el Nissan Juke Nismo RS una alternativa real a estos, al Volkswagen Polo GTI, al Renault Clio RS, al Peugeot 208 GTI?

Cara a cara con el diseño del Nissan Juke Nismo

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_31

A finales de 2011 se perfilaba el desembarco de una Nismo con mayor difusión para Europa. Ya la conocíamos los “quemados” ahora era el momento de que también la conociera el gran público.

Estar ante el Nissan Juke Nismo RS implica estar ante todo un catálogo clásico de soluciones estéticas deportivas aplicadas al pequeño SUV japones. No faltan unos nuevos paragolpes, una parrilla con la insignia de Nismo acompañada por el emblema RS, un splitter, unas taloneras, un difusor posterior y un nuevo alerón coronando un portón que nos recuerda de nuevo que estamos ante un Nismo RS.

Tampoco faltan a a cita unas pinceladas de rojo en sus paragolpes y taloneras o una nueva dotación de llantas multiradio de 18 pulgadas en un acabado bitono.

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_36

A priori toda esta lista de detalles podría hacernos pensar que el Nissan Juke Nismo RS es un atrevido GTI, algo macarra, pero no, el Nissan Juke, la versión normal, es una alternativa con un diseño tan original, tan propio, que estos cambios no destacan tampoco demasiado para el común de los mortales.

Obviamente los más aficionados si notaremos esa “chispa” extra, ese músculo adicional, esos nuevos rasgos, pero mi experiencia durante la semana que ha pasado conmigo el Nissan Juke Nismo RS es la de un coche que para la mayoría pasa un tanto desapercibido, imagino que muchos se pensarán que es un Nissan Juke al que “simplemente” le han puesto una carcasa para los retrovisores en rojo… hasta que claro, se asoman a su interior y ven ya una pareja de asientos Recaro esperándonos…

En el Interior del Nissan Juke Nismo RS…

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_3

Los asientos Recaro son los protagonistas absolutos de su habitáculo.

Al abrir la puerta del Nissan Juke Nismo RS nuestra atención se centra en una pareja de asientos Recaro que ya se intuían desde fuera y que no podían tener mejor pinta. Rezuman deportividad, en sus formas y en su fondo. Son duros, agarran de manera excepcional y son realmente bonitos, aunque por tienen un pero y es que la operación de bajada y subida del coche se ve dificultada por unas orejas inferiores bastante rebeldes.

Son baquets, no unos asientos normales con los refuerzos laterales más marcados, es lógico que se pierda comodidad en aras de un buen agarre, además le dan al interior un aspecto espectacular. Por aquí un servidor renunciaría plácidamente a la comodidad de bajar y subir del coche sin obstáculos por ellos.

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_28

Más allá de los baquets nos encontramos con un volante acabado en alcántara, acabado que se repite sobre la visera de la instrumentación. Unos nuevos, pedales deportivos, alguna que otra costura roja… completan un interior que más allá de lo ajustados que vamos en los asientos Recaro cuenta con una buena habitabilidad, también en las plazas posteriores, y una buena atmósfera, bien aislada y con un buen acabado en el que no falta, presidiendo la consola central, un sistema multimedia con navegador, con la típica presencia de los navegadores japoneses y una segunda pantalla que ejerce tanto de ordenador de a bordo como de pantalla para la climatización, contando además con un modo “sport” en el que nos aparece el desempeño del turbo o las fuerzas G que alcanzamos o lo que es lo mismo, un modo con el que intentar impresionar a nuestros acompañantes.

Hora de vernos las caras con su dinámica

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_44

Además de la versión manual de tracción delantera se ofrece con un cambio automático y tracción total.

La mecánica de este Nissan Juke Nismo RS queda en manos del propulsor 1.6 DIG-T desarrollando para la ocasión una potencia de 218 caballos a 6.000 rpm que en el caso de nuestra unidad quedan entregados al eje delantero, contando con una transmisión manual de 6 velocidades con una configuración específica para esta versión.

Este incremento de potencia, recordemos que la versión Nismo “normal” tenía 200 caballos, llega de la mano de un nuevo sistema de escape y una reprogramación de su centralita, desarrollando, además de los ya mencionados 218 caballos, un par de 280 Nm disponible entre las 3.600 y las 4.800 vueltas.

La versión RS recibe, además de un extra de potencia, una actualización de su parte ciclo en la que se añade una nueva dotación de frenos (los discos delanteros ahora son de 320 mm) y un nuevo tarado para la suspensión, pero el matiz más importante en esta nueva puesta a punto llega con un nuevo diferencial de deslizamiento limitado.

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_30

Tuve la oportunidad de conocer bastante de cerca al primer Nissan Juke Nismo en 2013, a finales de enero, cuando se produjo su lanzamiento. Entonces, tuve ocasión de ponerme ya tras el volante de este Nismo RS, aunque no se presentaba ante nosotros como tal, sino que lo hacía como una unidad todavía camuflada, repleta de sensores, con el que los ingenieros de la marca medían nuestras reacciones antes del lanzamiento de esta nueva alternativa que tengo ahora estoy poniendo a prueba. Sí, han pasado exactamente dos años, es la hora de arrancar y comprobar como en Nissan Motorsport han sido capaz de exprimir aún más al Nissan Juke.

El Juke Nismo RS se basa en la última actualización delo Juke, lo que implica, entre otras mejoras, una capacidad de carga considerablemente mayor.

Mantenemos pulsado el botón de arranque y una tenue melodía irrumpe un habitáculo que demuestra desde el principio un buen aislamiento. Insertamos primera y aumentamos el ritmo.

Coge velocidad con presteza y enseguida estaremos a un ritmo de crucero por encima del que nos recomiendan las señales de radar, aunque esta buena aceleración queda algo disimulada por el mencionado buen aislamiento y su buen aplomo.

Los primeros cambios de marcha nos dejan con una caja de cambios con un buen tacto, correcta en sus recorridos, aunque el guiado es mejorable. También cuesta algo familiarizarse con el pedal del embrague, algo que no es aplicable al tacto del acelerador y el freno, donde nos sentiremos cómodos desde el comienzo.

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_15

Con un buen peso en su dirección, aunque no estaría mal que fuera un poco más comunicativa, afrontamos un tramo de curvas lentas con una extraña sensación en lo que a su tracción se refiere. Perdemos la tracción del eje delantero y el coche comienza a subvirar con relativa facilidad mientras que el diferencial no actúa tan bien como nos gustaría, dejándonos con un “feeling” un tanto extraño en nuestra trazada cuando entra en acción.

La caja de cambios te pide trabajar para obtener la mejor entrega de un propulsor que es capaz de hacerle rodar rápido al Juke mientras sentimos como la dirección nos “escupe” algún pequeño latigazo al comenzar a traccionar.

Enlazando curvas ese centro de gravedad más alto no se percibe demasiado molesto, no se siente igual que un utilitario deportivo, obviamente no lo es, pero tampoco es algo dramático. El trabajo realizado con las suspensiones es bueno y no arroja balanceos en el paso por curva ni cabeceos en las frenadas, que dicho sea de paso son bastante efectivas. Frena bien el Juke Nismo RS.

Entonces… ¿es una alternativa real a los pequeños GTI

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_21

El Nissan Juke Nismo RS tiene un precio de partida de 23.700 euros, aunque se vende una versión 30 aniversario con más equipamiento, incluidos los asientos Recaro, por 25.407 euros

No le busques al Nissan Juke Nismo RS rivales entre otras alternativas SUV deportivas de su segmento. No las hay. Los rivales del Nissan Juke Nismo RS están entre los pequeños GTI, están en las filas de Peugeot con el Peugeot 208 GTI, están en Ford con el Ford Fiesta ST, en Volkswagen con el Volkswagen Polo GTI y en Renault con el Renault Clio RS.

En los últimos meses he tenido la oportunidad de probar el nuevo Volkswagen Polo GTI y al Peugeot 208 GTI 30TH, pero además tengo aún muy presente aquella comparativa de pequeños GTI en la que enfrentamos al Peugeot 208 GTI, con el Ford Fiesta ST y el Renault Clio RS, por lo que es fácil establecer rápidas comparaciones con todo este elenco de coches deportivos del segmento B.

El Juke Nismo RS es el más potente de todos ellos con 218 caballos, encontrándonos con un Volkswagen Polo GTI de 192 cv, un Ford Fiesta de 182 cv y unos Peugeot 208 GTI y Clio RS de 200 cv. En movimiento el Ford Fiesta ST y el Clio RS se muestran más deportivos y divertidos de conducir, estando bastante próximo en sensaciones al 208 GTI, demostrando una filosofía de vocación deportiva pero con enormes aptitudes para el día a día. El Polo GTI sigue siendo en ese sentido la opción más equilibrada, mientras que el 208 GTI 30TH nos ofrecería el mejor conjunto de no ser una opción tan limitada por su producción, ya que, recordemos, sólo llegarán 15 unidades a España de un total de 500.

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_6

Elige al Juke Nismo RS si quieres salirte de los habituales utiltiarios deportivos o si eres un quemado de los coches japoneses

Por tanto a nivel dinámico nos ofrece dosis de deportividad y por tanto diversión sí, pero se encuentra un par de peldaños por debajo del Fiesta ST y del Clio RS. Ahora bien, nos ofrece por el contrario una alternativa totalmente válida para aquellos que, gustándoles los SUV, quieran salirse de los coches habituales del segmento y optar por la alternativa “indie” de la categoría, contando con un excelente compromiso con el día a día (por mucho que los asientos Recaro nos quieran llevar la contraria en esto al subirnos o bajar del coche).

Pelea de tú a tú en términos de diversión con el Polo GTI o el Peugeot 208 GTI y nos ofrece una gran capacidad práctica y una visión por encima del resto de los coches, la clave por tanto para decidirnos por este y no por los otros GTI radica en que su estética nos convenza, en que nos gusten los SUV

10 claves sobre el Nissan Juke Nismo RS

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_9

* En cifras: marca un 0 a 100 km7h de 7 segundos, su velocidad máxima es de 220 km/h y su consumo medio es de 7.2 l/100 km.
* Su motor es el 1.6 DIG-T que se emplea en el Juke normal y en el Nismo, pero con 218 caballos, 28 y 18 cv más respectivamente.
* Los Recaro son espectaculares. Tienen un excelente agarre y son bonitos… pero también incómodos al subir y bajar.
* El Fiesta ST, el Clio o el Peugeot 208 GTI 30TH tienen mejor dinámica. Pero el Juke nos ofrece una alternativa diferente dentro del segmento.
* Mejor manual, aunque sea tracción delantera y no total.
* Paragolpes, taloneras, alerón… hay cambios notables en su diseño respecto a un Juke normal, no frente a un Juke Nismo, pero el Juke es ya tan peculiar que la gente ajena al mundo del motor no percibe fácilmente que sea un Juke más deportivo.
* El equipamiento de serie es bastante abultado: climatizador, asientos deportivos (no Recaro), llantas de 18 pulgadas, retrovisores eléctricos, pantalla táctil de 5.8 pulgadas con navegador, reproductor de MP3, llave inteligente y arranque por botón, bluetooth y cámara de visión trasera.
* Su precio de partida es de 23.700 euros.
* Existe una versión 30 aniversario, la unidad probada lo era, por 25.407 euros en la que se incluye el escudo de protección inteligente (control de ángulo muerto, detector de movimiento, alerta de cambio de carril y cámara 360º), faros de xenón y los asientos Recaro. Sólo por los asientos merece la pena la inversión.
* Sólo esta disponible en blanco, gris o negro.

Unos días de nieve y mucho Nismo

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_32

Para la sesión de fotos de este Altas Prestaciones Juanma (el compañero fotógrafo que ya nos acompañó en la prueba del M4, del Ginetta o del Rolls Royce) y yo no podíamos haber elegido un mejor día. Alertas de nieve, una temperatura mínima de -10 grados y nosotros subiendo dirección a Navacerrada para darle forma a la galería de fotos que acompañan estas líneas.

Efectivamente, nos topamos con una buena nevada y nos deleitamos con toda una tarde de solitaria conducción sobre hielo y nieve al volante del Nissan Juke Nismo RS que prácticamente servia de predicción ante el festival blanco que le esperaba a mi compañero David Villarreal y que os contaba recientemente en los últimos Altas Prestaciones, desfilando por Laponia al volante del Nissan GT-R, del Juke Nismo RS y del Nissan 370z Nismo.

Así que si os habéis quedado con ganas de más nieve y más Nismo nos os perdáis el artículo “Experiencia Nismo y Nissan GT-R en Laponia”.

Nissan_Juke_Nismo_RS_prueba_2015_mapdm_5