Actualizado 07:40

Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport a prueba: c’est magnifique!

( @HerraizM ) el

Recuerdo perfectamente aquel día en el Jarama, aquella mañana al volante del Peugeot 208 GTI 30 aniversario. El Peugeot 208 GTI había evolucionado y había caído en las manos de Peugeot Sport con la excusa de homenajear los 30 años de aquel mítico Peugeot 205 GTI. Me conquistó. Ahora ya no lleva la coletilla “30 aniversario” en su nombre, ya no se ofrece como una edición limitada, pero por suerte la división deportiva de Peugeot sigue ofreciéndonos una versión más radical del Peugeot 208, un Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport, al que ya hemos podido poner a prueba.

Pintura mate, llantas de 18 pulgadas, una doble salida de escape…

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_3

La pintura mate de nuestra unidad tiene un precio cercano a los 600 euros.

David me cede el testigo. Una repentina gripe pone en mis manos las llaves de este Peugeot 208 GTI preparado por Peugeot Sport. Por delante una tarde en uno de nuestros tramos de montaña habituales, una semana a convivir con esta pequeña “pelotilla” que tanto me gustó cuando lo probé vestido de 30 aniversario.

Pero… ¿es esta versión igual que el Peugeot 208 GTI 30 aniversario?

Lo primero que llama la atención de nuestra unidad es su carrocería acabada en negro mate, con un curioso tacto rugoso, como si se tratara de una lija de grano muy fino. Por supuesto el aspecto de esta versión no sólo queda definido por este detalle cromático, por esta pintura opcional y por el camino nos encontramos con una serie de aderezos estéticos que condimentan a esta alternativa.

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_2

Me gusta mucho la imagen del Peugeot 208 GTI By Peugeot Sport. La línea del 208 “normal” ya me gusta bastante dentro de lo que se nos ofrece en el segmento y claro, con los añadidos de esta versión sólo se podía ir a mejor.

Estos cambios pasan por unas nuevas llantas de 18 pulgadas acabadas en negro y con un bonito diseño, tras las que asoman unas pinzas de freno acabadas en rojo, a juego con un nuevo labio rojo en la parrilla delantera. En la zaga nos encontramos con una doble salida de escape cromada y además los pasos de rueda quedan aderezados por un añadido acabado en negro que en el caso de nuestra unidad no resalta demasiado.

No podemos pasar por alto tampoco una grafía que, desde el pilar posterior, nos recuerda que este 208 ha pasado por las manos de la división deportiva de Peugeot, luciendo además una bandera francesa.

Si hablamos de su interior nuestra atención se debe a los asientos tipo baquets… pero también a un puesto de conducción muy diferente al resto de alternativas:

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_6

Los bacquets son cómodos, tienen un buen agarre y para colmo son bonitos.

Abrir la puerta del Peugeot 208 GTI de Peugeot Sport supone dejar paso a un interior en el que aparecen unos asientos de tipo baquet de inmejorable aspecto. La alcántara los recubre, ofrecen un buen agarre y marcan la principal diferencia respecto a la versión “normal”. Además nos encontramos con ese pequeño volante, tan característico, luciendo la insignia “GTI”, unos pedales metálicos, costuras rojas a lo largo del salpicadero y un detalle que me encanta: sus alfombrillas son rojas en un genial guiño al Peugeot 205 GTI.

Me acomodo en su interior y miro a su instrumentación, a sus polémicos “relojes”. Desde que llegó esta nueva generación del Peugeot 208 no son pocos los compañeros que se han quejado de su escasa visibilidad, en mi caso he de reconocer que encuentro rápidamente una buena posición de conducción. Su volante también ofrece una “extraña” sensación por sus dimensiones, pero sí, también reconozco que me gusta y más en una alternativa deportiva como esta.

A mi alrededor me encuentro con un amplio repertorio de buenos detalles y buenas calidades, máxime teniendo presente que estamos ante un coche del segmento B. La pantalla táctil de su sistema multimedia preside la consola central, por debajo un aplique en negro piano contornea el display del climatizador bizona, su palanca presenta una inserción roja más en un pomo acabado en aluminio… sí, me gusta como está resuelto el habitáculo de este Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport y la vista de los baquets crea una acogedora atmósfera deportiva.

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_4

El 1.6 THP llega ahora a los 208 cv… pero la verdadera mejora está en una genial puesta a punto del chasis.

Más allá de los aditivos estéticos, de esos baquets, el cambio más destacado se encuentra bajo la piel de este pequeño deportivo y es que su parte ciclo ha sufre, respecto al Peugeot 208 GTI “normal” una importante evolución con una genial puesta a punto que ya conocimos en el 30 aniversario.

Brembo se encarga ahora de sus frenos, mientras que se introducen cambios en el tarado de su dirección, para que sea más directa. También nos encontramos con una suspensión reformulada, con una convergencia y una caída revisada , una barra estabilizadora delantera que se retrasa y un ancho de vías que aumenta en ambos ejes al tiempo que se reduce su altura respecto al suelo en 10 mm.

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_1

Sobre la báscula arroja un peso de 1.250 kg.

Las mencionadas llantas de 18 pulgadas cuentan ahora con unos neumáticos Michelin Pilot Super Sport y claro, no nos podíamos de su diferencial Torsen.

Su propulsor, el ya conocido bloque 1.6 THP, también ha sido retocado. De los 200 caballos pasa ahora a los 208 caballos al tiempo que su par aumenta en 25 Nm hasta los 300 Nm gracias a la presencia de un nuevo sistema de escape, un nuevo árbol de levas, cambios en la inyección y claro, una nueva gestión de la electrónica.

Arranquemos.

Una dinámica excepcional, digna de todos nuestros halagos:

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_7

Un motor elástico, unos frenos con una buena respuesta e infatigables, una elogiable capacidad de tracción, una enorme sensación de agilidad y al mismo tiempo buen aplomo…

Mi experiencia tiempo atrás con el Peugeot 208 GTI 30 aniversario se redujo a una grata jornada en el circuito del Jarama, ahora estoy a unos pocos kilómetros del circuito madrileño… pero en un escenario totalmente diferente, un tramo de montaña. Giro el contacto y unas notas graves salen desde su escape.

Inserto primera. Su palanca del cambio nos ofrece un grato tacto, de guiado recorrido y con un punto óptimo de dureza, aunque suave en líneas generales. Acelero y a medida que se incrementa la violencia en las notas de su escape me encuentro con una agraciada entrega, líneal desde los primeros compases hasta la zona roja, con una buena respuesta, una buena aceleración, con una elogiable presteza que se une a una enorme agilidad al llegar las curvas.

El Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport es un coche para auténticos aficionados al motor, como me demostró la versión 30 aniversario. Te involucra en su conducción, en cada curva y te demuestra, a través de su propulsor, a través del desempeño de su parte ciclo, que es un coche de esos que solemos definir con esa coletilla de “tiene personalidad”.

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_9

Su 0 a 100 km/h es de 6.8 segundos y su velocidad máxima de 230 km/h.

Sus suspensiones son realmente firmes, algo duras en el día a día pero perfectas en un tramo de curvas como este. El coche no balancea nada y te permite “tirarte” con decisión en cada curva. Los neumáticos agarran realmente bien y el diferencial Torsen trabaja con eficacia semejante, deleitándonos con una trazada realmente eficaz, limpia y rápida.

Se siente enormemente ágil y las cotas, su potencia y la excelente puesta a punto de su chasis convierten el tramo de montaña en una montaña rusa en la que es fácil calentarse e ir a más con comodidad, seguro, rápido y disfrutando como un auténtico niño.

E incluso nos permite redondear alguna que otra curva descolgando su zaga…

Ocupando un podio en el que el resto de alternativas son más caras, más potentes e incluso con tracción total:

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_5

Sorprende además en el día a día con excelentes consumos (teniendo en cuenta su enfoque)

Me gusta realmente el enfoque de este Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport. El 30 aniversario me conquistó en circuito y este lo está haciendo en un tramo de montaña, pero además, durante el resto de la semana que ha permanecido conmigo, me ha enamorado también en el día a día.

Sí, sus suspensiones son un tanto duras para su uso en ciudad, en vías adoquinadas, en calles con badenes, pero no son demasiado incómodas. El coche está realmente bien terminado y cuenta con una confortable atmósfera en su interior, los baquets nos ofrecen una cómoda posición y para colmo su propulsor no es nada “tragón”, dejándome, atascos incluidos, con medias de 6.4 l/100 km (homologa 5.4 l/100 km).

Incluso las plazas traseras ofrecen una buena habitabilidad.

Peugeot_208_GTI_by_psp_mapdm_8

Para los más atrevidos recomiendo la configuración bicolor, eso sí, tiene un sobreprecio de unos 1.200 euros.

Como he dicho y como habrás podido extraer de estas líneas, me tiene totalmente entregado este Peugeot 208 gTI by Peugeot Sport y, si tenemos en cuenta su precio, me parece el mejor candidato del segmento.

Ocupa el tercer peldaño de un podio en el que se encuentran dos alternativas más potentes y considerablemente más caras, incluso una de ellas con tracción total. Hablo del Audi S1 y del MINI John Cooper Works, ambos con 231 caballos y con un precio de35.130 euros y 31.750 euros respectivamente.

El Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport tiene un precio de partida de 24.930 euros frente a los 21.130 euros de la versión normal. 3.800 euros de diferencia que recomiendo desembolsar ya no sólo por la realmente notable mejora dinámica que nos encontramos, también para darle a nuestro 208 GTI un toque más exclusivo y la coletilla de clásico instantáneo. Los asientos, el diferencial, la puesta a punto de las suspensiones… el precio extra bien merece la pena.

Llega el momento de despedirse de este Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport. Lo disfruté, vestido de 30 aniversario, en el Jarama y ahora he tenido la oportunidad de comprobar que se siente igual de bien resuelto en un tramo rápido de montaña. Me ha encantado además su compromiso como coche de diario. Genial. Magnífico.

Una foto publicada por Mario Herraiz (@herraizm) el

Fotografías por Juanma G. Cámara / Mario Herraiz.