Actualizado 05:04

Porsche 911 Targa 4 y Targa 4S 2016: más potencia y menos consumo también a cielo descubierto

 |  @HerraizM  | 

Porsche ha actualizado a los Porsche 911 Carrera 4 y Carrera 4S introduciendo los cambios que ya conocíamos en las variantes de tracción trasera. Estos cambios, este lavado de cara, también se ha extendido a las versiones cabrio y claro, el Porsche 911 Targa 4 y el Porsche 911 Targa 4S no iban a ser menos.

Más potencia, menos consumo y una tracción total revisada

Los Targa cuentan con los pasos de rueda ensanchados de los Carrera 4 y 4S.

Esta evolución del Porsche 911 ha traído consigo la llegada de un nuevo propulsor sobrealimentado de 6 cilindros en disposición bóxer con un cubicaje de 3 litros. Un propulsor que nos ofrece ahora una potencia de 370 caballos en el caso del Targa 4 y de 420 caballos en la variante Targa 4S, siendo su par, respectivamente, de 450 y 500 Nm.

Porsche promete con esta nueva mecánica una mejora del consumo de un 12%, encontrándonos con que el Targa 4 pasa a consumir, en función del equipamiento y versión, entre 7.9 y 8.9 l/100 km y el Targa 4S entre 8 y 9 l/100 km.

Prestacionalmente el Targa 4 es capaz de marcar un 0 a 100 km/h de 4.3 segundos mientras que el Targa 4S hace lo propio en 4 segundos, los mismos tiempos que las nuevas versiones del Carrera 4 Cabriolet y Carrera 4S Cabriolet.

La evolución mecánica no se queda únicamente en la del propulsor y este renovado Targa recibe de paso un revisado sistema de gestión del control de tracción, electrohidráulico, así como una también revisada suspensión adaptativa PASM que reduce su altura en 10 mm y que pasa a ser ahora parte de la dotación de serie.

El techo de lona del Targa se esconde tras un emplazamiento en la parte posterior, levantándose la superficie acristalada trasera, al accionar la capota automática.

De manera opcional podremos equipar a nuestro Targa 4S con el sistema del eje trasero direccional, un eje que nos brindará una mayor estabilidad a altas velocidades y mejorará la maniobrabilidad a baja velocidad. Esto lo hace, tal y como vimos en el 911 Turbo y en el GT3, girando las ruedas traseras en dirección opuesta al eje delantero o a favor de este según la situación así lo convenga.

Un nuevo sistema multimedia y pequeños cambios estéticos

La gran evolución de este relevo del Porsche 911, de este lavado de cara, ha tenido como evidente protagonista al apartado mecánico. Estéticamente nos encontramos con pequeños matices en las ópticas, nuevos tiradores para las puertas y cambios en las lamas de la parrilla del capó posterior, que pasan a tener un diseño vertical en lugar de horizontal.

En su el foco de atención pasa a ser un nuevo sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas aunque también nos encontramos con una serie de nuevos volantes en los que se incluye, con el paquete Sport Chrono, un selector de modo de conducción que a través de los modos “Normal”, “Sport”, “Sport Plus” e “Individual” permiten configurar aspectos como la suspensión PASM, las reacciones de la caja de cambios PDK, los soportes activos del motor o el sonido del escape.

Lee a continuación: Vídeo: ¿Cómo funciona el eje trasero direccional del nuevo Porsche 911? ¿Qué ventaja tiene que sus ruedas traseras giren?

Solicita tu oferta desde 109.091 €