Actualizado 17:22

Prueba Audi R8 V10 Plus en circuito: ¿Se respira miedo en la competencia?

 |  @ClaveroD  | 

Con el Sol apenas despuntando tras la recta principal de meta, una veintena de nuevos Audi R8 V10 calientan motores en una verdadera orgía de bramidos, caballos y litros de gasolina. Son poco más de las 08:00 AM y nos encontramos en el Circuito de Montemeló para asistir a una nueva edición de las jornadas Audi Sportscar Driving Experience con el nuevo Audi R8 V10 Plus de 610 CV como principal protagonista. Diversión y formación a partes iguales que se unen a la oportunidad única de conocer en circuito a la segunda generación del Audi R8, el superdeportivo creado por Audi para batir a modelos como el como el Porsche 911 Turbo S, el McLaren 650S o el Ferrari 488 GTB. Se respira miedo…

audi-r8-V10-montmelo-1115-39-mdm

Todavía está en nuestras retinas el reportaje realizado por Mario Herráiz con el Audi R8 LMX, el canto de cisne de la primera generación del Audi R8 que firmó un adiós por todo lo alto. Sus ecos aún retumban en nuestra memoria, pero hoy es turno de poner a prueba a su sucesor, un superdeportivo desarrollado para ser mejor en todo y llevar un paso más allá la apuesta de Audi para medirse con las firmas ilustres, aquellas consagradas en el mundo de los deportivos derivados de competición. No nos vamos a andar con demasiados rodeos, pues el Audi R8 V10 Plus que probamos hoy es la prueba palpable de que en Audi ya no teme medirse con la élite. Han llegado con ganas de hacer ruido desde el primer momento… y vaya si lo han conseguido.

audi-r8-V10-montmelo-1115-51-mdm

El nuevo Audi R8 V10 Plus se atreve a mirar sin complejos a firmas como Porsche, McLaren o Ferrari

Antes de ponerme al volante del Audi R8 V10 Plus me detengo un segundo para entender el planteamiento del primer Audi R8 y de la filosofía de esta segunda generación. Lo primero que hay que destacar es que Audi ha perseguido la idea de evolución, pero no una evolución puramente técnica, sino una evolución en su filosofía. El primer Audi R8 se nos presentó como un superdeportivo para todos los días, capaz de cumplir en pista tan bien como en el día a día. Se trataba de una visión completamente nueva en el mercado que nos mostraba cómo Audi entendía la deportividad a través de sus grandes pilares: tracción total, comportamiento neutro y control absoluto bajo cualquier circunstancia. No era un coche para puristas, pero era un coche totalmente innovador.

audi-r8-V10-montmelo-1115-40-mdm

Con el nuevo Audi R8 se ha buscado perpetuar esa filosofía, pero ahora Audi ha querido arriesgar para conseguir que el espíritu del R8 LMX sea parte del alma de este nuevo superdeportivo que ya habla de tú a tú con todo un “Lambo”. Con esta evolución sobre su espíritu como deportivo nos encontramos con un coche igual de fácil de conducir pero con bastante más carácter, ya os adelanto que existe suficiente diversión en su trasera como para convencer a los mayores enemigos de la tracción total y eso sin meternos de lleno en sus mejoras más evidentes. El propulsor 5.2 V10 atmosférico ha ganado en todos los aspectos, y es que no sólo empuja y sube de vueltas como una locomotora, sino que goza de un sonido espectacular y luce con absoluto orgullo su condición de atmosférico frente a una competencia venida a menos con motores turboalimentados

Quién nos lo iba a decir, pero el Audi R8 en su segunda generación nace como un clásico moderno con todo un 10 cilindros atmosférico de 610 CV. Que tomen note en Maranello o Stuttgart.

audi-r8-V10-montmelo-1115-21-mdm

Sí, sigue siendo un superdeportivo válido para el día a día, pero ahora tiene 610 CV y ración extra de carácter

Pero hay más novedades. Parte de la culpa del buen rendimiento del bloque V10 recae en el grupo de transmisión S-Tronic con 7 relaciones que se muestra todavía más rápido en las subidas y más incisivo en las reducciones. Ya os adelantaba que ahora el R8 luce más garra. Pero en mi opinión, la verdadera clave que define el mejor y más divertido comportamiento del nuevo Audi R8 V10 Plus está en su sistema de tracción total. Audi ha desarrollado un sistema de tracción quattro específico con un diferencial central controlado electrónicamente que permite el envío del 100% del par motor de forma independiente a los trenes. Así, y con una puesta a punto que se comunica bastante bien con la dirección y las suspensiones, el tren trasero ha ganado protagonismo con el correspondiente aumento de la diversión. No hablamos de un coche que busque el sobreviraje corregido, sino de un superdeportivo donde el tren delantero ahora sólo actúa cuando realmente es necesario. De este modo, ahora la tracción total no nos limita y nos genera extraños, sino que complementa lo que demandamos con el acelerador. Para conseguir el sobresaliente sólo sería necesaria una dirección más comunicativa, pues aunque el nuevo volante se muestra de tacto y diseño impecable, existe un filtro en la asistencia que camufla parte de la información que genera el tren delantero.

audi-r8-V10-montmelo-1115-47-mdm

Ya nos hemos ido por las ramas hablando de la técnica, pero creedme si os digo que era necesario saber por qué este Audi R8 V10 Plus es mejor que su primera generación. Es hora de ponerse el casco, de aprender las trazadas y de rebasar el semáforo en verde del pitlane. El Circuito de Montmeló en su configuración de Gran Premio de Fórmula 1 nos ofrece zonas rápidas, parabólicas y curvas enlazadas, un cóctel perfecto para probar qué significa todo lo que os he comentado. Arrancamos.

audi-r8-V10-montmelo-1115-12-mdm

0-100 Km/h en 3,2 segundos y 330 km/h de punta. El nuevo Audi R8 V10 Plus se siente muy cómodo en circuito

En grupos de cuatro coches, Audi R8 V10 Plus de 610 CV, seguimos a un quinto Audi R8 que hace las veces de coche liebre. De esta manera, y tras una primera vuelta de reconocimiento a la pista de Montmeló, un servidor consigue realizar cerca de una veintena de vueltas exigiendo el 100% del nuevo Audi R8 V10 Plus. Velocidades por encima de los 250 Km/h y apuradas que me hacen pensar que voy a sacar el pedal de freno por debajo del habitáculo, me catapultan hacia una frenesí de sensaciones y adrenalina.

audi-r8-V10-montmelo-1115-33-mdm

Es cierto, el nuevo Audi R8 no sólo ha ganado en potencia y prestaciones, ahora muestra más carácter y negocia las curvas con más mordiente. Creo que, incluso yo que me reconozco fiel defensor de la tracción trasera en este tipo de coches, he de alabar el trabajo llevado a cabo por Audi en la puesta a punto del nuevo sistema de tracción total quattro. La tracción delantera está ahí, pero sólo está cuando realmente la necesito. Además, y pese a esa leve falta de feedback de la dirección, el Audi R8 sigue siendo un coche que frena bien y mucho, alabando con ello no sólo al grupo de frenos carbocerámicos, sino también al conjunto de suspensiones.

Pero qué os voy a decir, las emociones son las emociones, y pese a sus muchas mejoras técnicas y su confortable y tecnológico interior con pantallas LED por doquier, me sigo quedando con el aullido de su V10 al pasar por la recta de meta con el pie a fondo y rebasando los 250 Km/h.

audi-r8-V10-montmelo-1115-53-mdm

Para rizar el rizo, un Audi R8 V10 Plus nos espera arrancado al final del pitlane. En su interior Miguel Molina, piloto de Audi en el campeonato DTM, con una sonrisa de oreja de oreja para darme la bienvenida y la pantalla LCD del cuadro de instrumentos alertando de que vamos con cero ayudas. Voy a ir de copiloto con una de las estrellas de Audi en el DTM, y ya en la primera curva Miguel me demuestra que este R8 y su nueva configuración están a años de luz de aquel Audi R8 4.2 V8 que inició la saga. Me confiesa Miguel que esta nueva generación le ha sorprendido por lo fácil que puede llegar a ser domar a 610 CV, pero que sobre todo le sorprende lo bien que te lo puedes pasar intentando domar esa potencia sin ayudas, de lado a lado y castigando a cambio y propulsor sin piedad.

audi-r8-V10-montmelo-1115-11-mdm

Esta primera cita con el Audi R8 V10 Plus en el circuito de Montemeló se salda con una gran sonrisa en mi rostro. Ciertamente no sabía como Audi iba a conseguir implementar ese extra de carácter, pero definitivamente han conseguido aplicarlo donde era necesario. Tal y como os conté en aquella historia del deportivo imposible el nuevo Audi R8 V10 Plus sigue defendiendo su espíritu de coche capaz de todo, de lo extremo en circuito y del confort y eficiencia en el mundo urbano, pero ahora hay más y mejor.

audi-r8-V10-montmelo-1115-13-mdm

Lee a continuación: Vídeo: acelera a fondo, y escucha como ruge el nuevo Audi R8 en este vídeo interactivo

Solicita tu oferta desde 194.720 €
  • Manolo

    Por el simple hecho de mantener un maravilloso V10 atmosférico, Audi ya se merece un aplauso, pero si además tenemos un coche que emociona, entonces hablamos de una máquina excepcional.