Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Prueba Porsche Panamera: del Diésel al Turbo, esta berlina esconde un 911

( @ClaveroD ) el

Nos ponemos a los mandos del nuevo Porsche Panamera, la segunda generación de la berlina deportiva según Porsche. Se trata de un cóctel muy interesante que en Porsche defienden como un punto de inflexión en la marca, y que ahora en este cambio de generación da un salto cualitativo muy importante para según la firma alemana mejorar en todo y batir a sus rivales. Diseño, tecnología y deportividad son los pilares en los que el nuevo Panamera más ha centrado sus esfuerzos, y para comprobar de primera mano qué tal trabajo ha realizado Porsche, nada mejor que una prueba a fondo los Porsche Panamera Turbo, 4S y 4S Diésel. ¿Nos acompañas?

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-036-mapdm

No quiero andarme con medias tintas, lo primero que más ganas tenía de comprobar en esta prueba es el trabajo de diseño exterior e interior introducido en el nuevo Panamera, y por supuesto la implementación de toda esa tecnología en el apartado técnico. Ambos puntos me resultan claves para cumplir la promesa de Porsche para fabricar una verdadera berlina deportiva capaz de llevar el sello de “inspirada en un Porsche 911”.

Desde el primer momento en que te fijas en la nueva estética del Porsche Panamera intuyes que ahora sí, estamos ante un verdadero 911 de 4 puertas. Su vista lateral y zaga son las que más cambios han sufrido a nivel estilístico, integrando la esencia del 911, pero manteniendo unas proporciones armoniosas. Frente al Porsche Panamera anterior, en diseño exterior se ha conseguido un salto de mucha envergadura, algo que también es aplicable al interior que se reinventa a nivel tecnológico, pero que no supone tanta ruptura a nivel visual.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-008-mapdm

Sumergidos en el habitáculo del Porsche Panamera encontramos ese aire familiar tan Porsche que se repite en todos sus modelos. Debemos destacar dos zonas, el puesto de conducción con una configuración y diseño típicamente Porsche donde el tacógrafo analógico – enhorabuena aquí por mantenerlo – y el volante rubrican una firma que es parte del espíritu de la marca. Ahora su cuadro de instrumentos ha evolucionado con dos pantallas digitales custodiando a su cuentarrevoluciones analógico, pero estamos ante un Porsche. Si echamos la mirada a nuestra derecha es donde encontramos el mayor cambio, con un nuevo sistema PCM de última generación con pantalla táctil de 12,3″, reducción de mandos a la mínima expresión y la mayoría de ellos táctiles, y con un funcionamiento y una experiencia de uso de lo mejor del mercado.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-021-mapdm

Sabemos que Porsche es conocida por su historia como fabricante de deportivos y su portfolio en cuanto a innovaciones técnicas, pero ahora además pretende ser un referente tecnológico y para ello la nueva generación del sistema PCM instalada en el Panamera es la clave. Resulta sencilla, potente, intuitiva y tiene por delante un gran potencial de mejora en cuanto a servicios. Tan sólo ha pecado de excesivamente rompedora en puntos como el control táctil – vía interfaz – de la trampilla central de circulación de aire. Este gadget ofrece una experiencia que te deja con la boca abierta por lo diferente, pero necesitar toquetear la interfaz para mover al aireador no resulta del todo práctico. En todo lo demás, el sistema brilla por su respuesta y ergonomía, encontrando los mandos fácilmente.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-006-mapdm

Activar el Launch Control en el Panamera Turbo hace que te quedes sin respiración por unos segundos

Y una vez visto de lo que es capaz el Porsche Panamera aparcado, qué tal si ponemos el contacto y nos lanzamos a una carretera repleta de curvas y con fuerte presencia de lluvia que nos hizo llevar al límite al arsenal de ayudas integradas. Esta nueva generación estrena uno de los chasis más avanzados del mercado, y es que de una sentada Porsche ha querido poner en el mercado una berlina lo suficientemente avanzada como para marcar distancias con respecto a la competencia. Aunque los grupos motopropulsores son protagonistas, de nada sirven estos si no van unidos a un chasis capaz de digerir sus prestaciones: suspensión neumática adaptativa, estabilizadoras activas (PDCC), eje trasero direccional, tracción total con control vectorial del par (PTV Plus), diferencial trasero controlado, frenos carbocerámicos…

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-052-mapdm

El conjunto de esta innovaciones técnicas nos prometen una agilidad, rendimiento y paso por curva de primer nivel, pero eso no es algo precisamente fácil con una berlina que alcanza los 5,2 metros de longitud y ronda las 2 toneladas de peso. Parte de este arsenal tecnológico de hecho ya la hemos conducido en nuestra prueba del Bentley Bentayga 6.0 W12 608 CV, y sí en aquel gigantesco SUV ya consiguió sorprendernos, todo apunta a que en el Porsche Panamera llegará a otro nivel.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-040-mapdm

Nuestro primer candidato a probar es nada menos que el Porsche Panamera Turbo con motor 4.0 V8 Twin-Turbo de 550 CV de potencia y 770 Nm de par máximo. Hablamos del máximo exponente en prestaciones de la gama Panamera, y para prueba de ello nada mejor que sus cifras con una punta de 306 Km/h y un 0-100 Km/h en 3,6 segundos. Conducirlo es toda una experiencia, ya que pese a su tamaño y peso ofrece una experiencia de conducción que te hace olvidar esos hándicaps.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-034-mapdm

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-020-mapdm

Es tremendamente ágil y su puesto de conducción es claramente deportivo con una posición del asiento muy baja

Es muy ágil, rápido en reacciones y un verdadero misil cuando hundes el pie en el acelerador. El trabajo de todas sus asistencias es transparente, algo que te permite coger un elevado nivel de confianza para subir el ritmo con cada curva hasta que… ¡sorpresa! llegas a una horquilla deslizante y ahí sí que te das cuenta de que no estás en un 718 Cayman, sino en una berlina de grandes proporciones. La definición del Panamera Turbo es la del coche ideal para conducir a diario, pero que además puede marcar tiempos en circuito con sólo pulsar un botón.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-057-mapdm

Tras el Panamera Turbo nos cambiamos de bando y nos subimos en el Porsche Panamera 4S Diésel. Esta variante instala un motor 4.0 V8 turbodiésel con 422 CV de potencia y la friolera de 850 Nm de par máximo, a grandes rasgos se trata del mismo motor que el usado por el Audi SQ7 y Bentley Bentayga Diésel, pero prescindiendo del compresor eléctrico. Hablamos de un motor pensado por y para hacer del Panamera una berlina devora kilómetros, sin perder en prestaciones, pero sí con un consumo inferior. Su margen de uso es el propio de un diésel, bastante más reducido que el de las alternativas gasolina, pero a cambio ofrece un desempeño muy satisfactorio en todo el régimen gracias a un inmenso par que consigue aceleraciones de infarto, incluyendo modo Launch Control en el programa Sport Plus que será capaz de humillar a más de un deportivo. Para colmo, Porsche ha conseguido rizar el rizo en este motor movido por gasóleo, y es que su sonido es ronco y bastante deportivo.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-060-mapdm

Para cerrar el ciclo de pruebas nuestro último candidato es el Porsche Panamera 4S, la variante intermedia de la gama Panamera y animada por un motor 2.9 V6 Twin-Turbo desarrollado entre Porsche y Audi y derivado del bloque V8 de los Panamera Turbo. Este propulsor consigue 440 CV de potencia y 550 Nm de par máximo. Esta versión responde a las necesidades de un equilibrio entre prestaciones y eficiencia, aunque destaca por un funcionamiento muy sobresaliente en todo el régimen de revoluciones y por un sonido que nada tiene que envidiar al Turbo. De hecho, se trata de un modelo que salvo para quien busque las máximas prestaciones, ofrece todo cuanto cabe esperar para una berlina deportiva y muy, pero que muy rápida. Para quienes lo duden, también de esta versión probamos el Launch Control y sólo os adelanto que es una verdadera fábrica de sonrisas.

Tras la prueba de las tres motorizaciones, no me cabe la menor duda de que hablamos de prestaciones de primer nivel, pero el verdadero éxito del buen hacer del Panamera está mucho más allá. La puesta a punto del chasis y su despliegue técnico es el elemento más destacable del nuevo Panamera. Su comportamiento y eficacia a ritmo elevado es intachable, de hecho no creo equivocarme al afirmar que son una referencia en este aspecto. Pero para quienes busquen algo más que una berlina deportiva, ahora además encontramos un diseño más acertado que el de su predecesor y un interior e interfaz de infoentretenimiento que hacen de este 911 de cuatro puertas una opción muy a tener en cuenta en este competido segmento.

porsche-panamera-prueba-dcd-1116-054-mapdm

En Diariomotor:

Porsche Panamera 2017: la berlina más deportiva del momento en 4 claves

Nuevo Porsche Panamera: conociendo lo último de Porsche en 19+1 claves

Porsche Panamera Executive: ¿qué secretos esconde el único Porsche pensado para que no lo conduzcas?