Actualizado 05:04

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

 |  @HerraizM  | 

Renault parece dispuesta a recuperar el trono en Nürburgring para el coche de producción con tracción delantera más rápido, un trono que recientemente era arrebatado por el SEAT León Cupra y que parece haber obligado a la firma francesa a preparar una nueva evolución del Renault Mégane RS, cuyos detalles aún son una incógnita.

Esta nueva evolución del Renault Mégane RS no ha hecho más que avivar la llama de la que podemos considerar la evolución más radical de cuantas ha tenido el Renault Mégane, una variante que nos dejó con un coche de circuito matriculado, un coche donde la reducción de peso fue una absoluta prioridad, un coche al que no le faltaba la jaula antivuelco.

Por supuesto estamos hablando del Renault Mégane Renault Sport R26.R.

Una versión del Renault Mégane RS de segunda generación que nos sorprendió a todos en 2008 en lo que fueron los últimos pasos de esta generación del Renault Mégane, ya que el actual Renault Mégane fue presentado en el Salón de París de ese mismo año, de hecho cuando llegó el R26.R ya se tenía constancia de la nueva generación del Renault Mégane, por lo que los clientes de esta alternativa sabía que se llevaban la última y más prestacional variante del compacto francés.

Hoy, cuando tenemos presente ese reto al que han bautizado desde Renault Sport como “#Under8” en una clara referencia a un tiempo inferior a los 8 minutos en el infierno verde, rendimos homenaje a aquel R26.R como una de esas benditas locuras con las que de vez en cuando nos deleitan las firmas de automóviles.

Arneses, jaula antivuelco, ventanas de policarbonato…

Evolucionado desde el Mégane Renault Sport 230 F1 Team R26

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

Corrían tiempos dorados para Renault Sport. Era 2006 y Fernando Alonso cosechaba su segundo título de Campeón del mundo de F1 lo que quedaba plasmado en la gama de productos de la firma francesa con una edición especial del Renault Mégane RS que contaba con la posibilidad de lucir bandera a cuadros y un característico tono amarillo.

Desarrollaba una potencia de 230 caballos de la mano de un motor de 4 cilindros y 2 litros sobrealimentado, aunque también estaba la alternativa de 225 caballos e incluso una variante diésel de 175 caballos. La familia RS quedaba en esta etapa conformada, más allá del Mégane y sus diferentes versiones, por un Renault Clio RS de 197 caballos y el Renault Twingo RS de 133 caballos.

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

La primera alternativa del Mégane RS, la de 225 caballos, marcaba un 0 a 100 km/h de 6.5 segundos con una velocidad máxima de 240 km/h.

Estéticamente la clave que se encargaba de definir a este RS venía de la mano de un paragolpes trasero con una doble salida de escape muy bien integrada en la parte central.

Pero aún nos deparaba una alternativa más radical del Renault Mégane RS, el Renault Mégane Renault Sport R26.R.

Renault Mégane Renault Sport R26.R

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

Ficha técnica
  • Motor gasolina, 4 cilindros 2 litros, Turbo
  • Potencia 230 cv
  • Par máximo 310 Nm
  • 0-100kmh 6 seg
  • Velocidad máxima 237 km/h
  • Peso 1.230 kg

Valoración: 3 estrella/s
Puntos positivos

  • – Exclusividad, sólo hubo 26 en España
  • – Enfoque radical

Puntos negativos

  • – Se pierde el asiento trasero, pero ¿quién lo quiere pudiendo llevar una jaula antivuelco?

Desde Renault definieron al R26.R con dos frases clave mencionando que había sido desarrollado para “ser un icono para los entusiastas” y “ofrecer a los clientes de trackday un coche sin rival en lo que a prestaciones-peso se refiere”.

Llegaba limitado a 450 unidades, de las cuales 26 llegarían a España, siendo Reino Unido su principal mercado, con 230 unidades, seguido de Francia, que también contaba con 126 unidades. Además de España, Suiza y Alemania también recibieron una producción de 26 unidades.

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

La reducción de peso se convirtió en un elemento clave para este modelo que perdía respecto al Renault Mégane RS F1 Team R26 un total de 123 kg, siendo la eliminación de la banqueta posterior su principal baza para ello… pero no la única.

Además de eliminar los asientos traseros y sus cinturones de seguridad se quitaban los airbag del acompañante y de cortina, se sustituía el climatizador por el aire acondicionado, se quitaba la luneta térmica y el limpiaparabrisas trasero, la radio, las luces antiniebla delanteras y parte del aislante.

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

Se añadía además el capó en fibra de carbono y las lunetas laterales y traseras pasaban a ser de policarbonato, completando la lista de nuevos elementos la jaula antivuelco opcional, el escape de titanio opcional, un nuevo alerón trasero, los asientos Sabelt con cubierta de fibra de carbono y los arneses de 6 puntos.

En total, el peso en vacío, era de 1.230 kg.

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

Estéticamente sorprendió con una combinación de colores que dejaban claras sus intenciones, recordándonos algunas de las “vestiduras” del Porsche 911 GT3. Un tono grafito, otro azul, blanco, negro y el característico amarillo, roto en todos los casos por detalles en rojo y el capó de fibra de carbono sin pintar.

Destacaban, según el color de la carrocería, las llantas de 18 pulgadas en rojo.

Mecánica y parte ciclo: 230 caballos para ser disfrutados de trackday en trackday

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

Bajo el capó de fibra de carbono del R26.R (que le permitía ahorrar 7.5 kg respecto al de origen), nos encontramos con el mismo bloque de 4 cilindros y 2 litros turboalimentado del que hacía gala la versión F1 Team, entregando una potencia de 230 caballos a las ruedas delanteras y un par de 310 Nm, contando con una transmisión manual de 6 velocidades cuyos recorridos se acortaban respecto a la versión “normal”. Además se recurría a un diferencial delantero autoblocante firmado por GKN.

Prestacionalmente su 0 a 100 km/h bajaba hasta los 6 segundos, contando con una velocidad máxima de 237 km/h.

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

La parte ciclo se beneficiaba de una nueva puesta a punto con nuevos muelles delanteros y traseros y unos amortiguadores recalibrados que quedaban acompañados por unos discos de freno ranurados, pinzas de freno Brembo y las llantas de aleación de 18 pulgadas antes mencionadas, encargándose de pegar al asfalto a esta versión unos neumáticos Michelin Pilot Sport 2 como dotación de serie, estando disponibles también unos Toyo Proxes R888.

8 minutos y 17 segundos, marcando el record para un tracción delantera en Nürburgring

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

El 23 de junio de 2008, un mes antes de ser presentado, Renault marcaba un nuevo Récord para un tracción delantera de producción en Nürburgring, parando el crono en los 8 minutos y 17 segundos.

En 2011 el Renault Mégane RS de nueva generación, con 265 caballos, marcaba un tiempo de 8 minutos y 7 segundos que recientemente era batido por el nuevo SEAT León Cupra de 285 caballos, que registraba un crono de 7 minutos y 58 segundos.
¿Hasta donde llegará la nueva, y última antes de la próxima generación, evolución del Renault Mégane RS?

Desde luego en el R26.R tiene un buen espejo donde mirarse.

Renault Mégane Renault Sport R26.R: 230 caballos nacidos para los trackdays

Lee a continuación: #Under8, ahora en vídeo: este es el Renault Mégane encargado de arrasar Nürburgring