Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Volkswagen Golf R, contacto en San Marino: 300 caballos de equilibrada deportividad

( @HerraizM ) el

Durante este verano tuve la suerte de poder conducir el nuevo Volkswagen Golf R durante un buen número de kilómetros, fue uno de nuestros acompañantes en el Summer Meet junto al Jaguar F-Type R Coupé y el Mercedes A45 AMG, pero el 2014 me deparaba un encuentro más con la versión más deportiva del Volkswagen Golf: el Rally Legend de San Marino.

300 caballos entregados a las 4 ruedas, un excelente paso por curva, un buen cambio manual… sí, echo de menos un toque extra de picante, me gustaría que su aspecto no fuera tan conservador y su precio nos hace plantearnos alternativas de la talla del Subaru WRX STI, pero Volkswagen ha hecho un trabajo excelente con este Golf. El resultado es espectacular.

De como terminé en el Rally Legend de San Marino conduciendo un Golf R…

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_8

Lo vi el primer día. El Viernes a mi llegada a San Marino, listo para disfrutar del Rally Lengend 2014, estaba ya esperándome en el parking del hotel. De hecho había 4 unidades esperando pacientes junto a las Volkswagen Multivan Panamericana que nos servían de shuttle entre el hotel, el parque de servicio y los tramos y claro, ahí estaba yo pocos minutos de haber llegado a San Marino preguntando por esos Golf R a la gente de Volkswagen. Se me debían notar las intenciones en la cara…

“Son los coches que están utilizando los pilotos para moverse por aquí”, me comentan. “ Y… ¿no habría alguna posibilidad de hacer unos cuantos kilómetros con uno de ellos?” pregunto rápidamente. Lo tienen que consultar, mientras estamos ya poniendo rumbo a bordo de la Panamericana para ir al centro neurálgico del rally y vernos las caras con el Volkswagen Polo WRC.

A su lado, al lado del Polo WRC, bajo las carpas de los box del equipo Volkswagen, espera otro Golf R en un tono grisaceo. Me pongo a dar vueltas al rededor del Polo cámara en mano, voy pensando como enfocar el artículo que estos días habéis podido leer en Diariomotor Altas Prestaciones(“Radiografia de un campeón: un fin de semana con el Volkswagen Polo R WRC“) y miro de reojo al Golf R repasando algunas de las sensaciones que me dejó tras probarlo en Sierra Nevada, recordando el tacto de su dirección, de su caja de cambios, el buen tarado de su suspensión…

Cuando nos desplazamos a cubrir un evento o el lanzamiento de un nuevo modelo no suele abundar eso del “tiempo libre”, nuestra estancia en San Marino no iba a ser una excepción, pero he conseguido sacar un pequeño rato, un miembro del equipo de comunicación de Volkswagen internacional se me acerca y me cede las llaves de una unidad azul que espera a escasos metros del camión de Audi Sport. Me termino de dos bocados mi “pretzel” (uno de esos lazitos de galleta salada típicos alemanes) y lanzo a su interior. No hay tiempo que perder.

Recordando sensaciones…

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_4

Los alrededores del parque de servicio están plagados de gente. Al paso del Golf R me encuentro con más de un pulgar arriba, unos cuantos gestos de aprobación y gente girándose para ver las 4 salidas de escape de su zaga. Lo último que te puedes esperar de un Golf R es que llame demasiado la atención, pero aquí lo esta consiguiendo, aunque claro, los viandante que por aquí rondan son en su mayoría auténticos quemados de los coches no el perfil “normal” que te encuentras normalmente por la calle. Mi experiencia previa con el Golf R, con la unidad que empleamos por el Summer Meet, me demostró que circulando por Madrid sólo conseguías llamar la atención de los aficionados al motor, los mismos que hoy andan por las cunetas de esta pequeña republica.

Desconozco por completo los alrededores de San Marino. He visto un buen puñado de carreteras secundarias mientras iba del hotel a los tramos del rally pero hay que contar con que muchas de las calles y carreteras de los alrededores están cortados por la organización. Me lanzo a la aventura y termino pasando los primeros minutos al volante del Golf R en un pequeño atasco que me da la oportunidad de deleitarme con un interesante ronroneo de su mecánica de 4 cilindros.

Todo esta en el sitio que tiene que estar. Tal y como suele ser costumbre en los coches del grupo alemán te encuentras con que desde el primer segundo que te poner a conducir te sientes como si hubiera sido tu coche de toda la vida. Vale nos es que me suba precisamente a pocos Volkswagen, pero esa sensación de inmediata adaptación no te la encuentras de forma tan evidente en la mayoría del resto de las marcas, pero ya hablaremos más adelante de los detalles de su diseño, incluido su habitáculo, ahora estoy afrontando ya una vía de circunvalación y ante una pequeña sucesión de badenes la suspensión sale más que airosa. Es dura, se siente ya un tarado deportivo, pero no podía estar mejor adaptada a su uso cotidiano. Absorbe realmente bien las irregularidades pero al mismo tiempo te hace sentir que estas con un coche de talante deportivo que apunta maneras.

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_11

Se siente muy cómodo callejeando, creo que no hay un coche de esta potencia y enfoque tan bien resuelto para el día a día, por suspensiones, por el nivel de aislamiento que ofrece, por lo cómodos que se sienten los 300 caballos rodando a un ritmo bajo entre el tráfico de la ciudad, por lo bien que se adapta su dirección… Pero dejemos atrás la urbe y busquemos ya una carretera secundaria, el Golf R me lo pide a gritos, a golpe de escape, en cada breve aceleración.

Atrás dejamos el bullicio del rally y nos zambullimos en nuestra propia historia enlazando ya las primeras curvas a un ritmo más que vivo. Seleccionamos el modo “Race”, bajamos una marcha y hundimos el acelerador al tiempo que en el habitáculo se cuela una grave melodía. Cuidada, no es demasiado grave, tampoco podemos decir que sea tenue, no es en ningún momento “macarra” pero demuestra que estamos ante un coche con carácter. Es, como bien podríamos definir en definitiva a este coche, equilibradamente deportivo.

El aumento de ritmo se torna contundente a la salida de cada curva. Es rápido, muy rápido y coge ritmo con ímpetu desde los primeros compases hasta más allá de las 6.000 vueltas. Nuestra unidad cuenta con una caja de cambios manual, tal y como también hacía la unidad que probé en el Diariomotor Summer Meet, y su tacto es realmente bueno. Corto, duro y preciso, con un sentimiento casi mecánico raro entre los coches modernos.

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_13

Pero lo mejor comienza al enlazar curvas, al menear la dirección de un lado a otro con un par de curvas seguidas que demuestran un excelente trabajo por parte de la tracción 4Motion con un paso por curva sin balanceo alguno de la carrocería, firme, el típico “como una tabla” con un sentimiento además de confort bastante marcado apoyado por una dirección que, si bien podría transmitirnos un poco más de cuanto están viviendo por ahí abajo las ruedas, cuenta con un buen nivel de dureza.

No hay pérdidas de tracción, ni un sólo comportamiento raro y prácticamente desde la primera curva te sientes en una notable comunión con el Golf R capaz de hacerte rodar bastante rápido, con confianza. Es un coche fácil y ese sentimiento de todo esta en su sitio que nos invade cada vez que nos subimos en un Volkswagen se torna ahora en un “todo va como tiene que ir” aderezado para la ocasión la coletilla “ y rápido, muy rápido”.

Hora de parar. Se me ha echado encima el tiempo, tengo que volver al lado del Volkswagen Polo R WRC y aún no he tomado ni una sola foto del Golf R con las que aderezar estas líneas. Una de las calles de Verucchio se convierte en un breve escenario improvisado, su adoquinado se vuelve a encargar de demostrarme el buen trabajo de su suspensión adaptativa y enfilo el camino de vuelta al rally mientras pienso en una conclusión: el Golf R es rápido, con un paso por curva realmente efectivo, una agradable suspensión, un genial trabajo por parte de su tracción total y un buen tacto del cambio, ¿el pero? Podríamos pedirle un poco más de temperamento, un comportamiento que comprometa más nuestras capacidades y no nos haga sentir que es tan sencillo ir rápido, pero precisamente le estaríamos pidiendo a este Golf R que no fuera lo que es, un Golf R.

Alguna nota más sobre su diseño exterior e interior…

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_7

Aparco a las puertas del parque de servicio del Rally Legend, entre asistencias y el ir y venir del público y entrego las llaves del Golf R a la gente de Volkswagen mientras paso la valla de su asistencia para acomodarme en una silla de camping con los logos GTI a la espalda. Repaso algunas de las fotos que he tomado y que más tarde perdería en una tarjeta SD decidida a perecer al llegar a Madrid y levanto de vez en cuando la mirada del visor para observar a otro Golf R que tengo ante mí al lado del Polo R WRC.

Repaso su diseño, sus 4 salidas de escape se convierten prácticamente en el único elemento estético distintivo de esta versión vitaminada del Golf. Sí, también hay unas nuevas llantas, ópticas LED, paragolpes… pero sin duda la palabra para definir el aspecto del Golf R es discreto.

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_10

Su habitáculo sigue la misma formula. Es un Golf, queda claro en la disposición de elementos y ajustes, pero también nos encontramos con detalles específicos que pasan por una nueva instrumentación, un nuevo volante o una nueva dotación de asientos deportivos. Cómodo, con un buen repertorio de acabados… uno de los mejores ejemplos, como decía líneas más arriba, de equilibrada deportividad. De pies a cabeza, desde su motor de 2 litros sobrealimentado, su tracción total y su excelente paso por curva a su discreto aspecto exterior y su habitáculo, el Golf R es todo un auténtico ejercicio de eficiencia germánica vista a través del prisma de las altas prestaciones.

Nos avisan. Hay que ir a un tramo nuevo. Cámaras al hombro y vuelta a Multivan Panamericana…

Breves claves para recordar a que nos hemos enfrentado:

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_6

A modo de resumen:

  • El Volkswagen Golf R cuenta con un motor 2.0 TFSI de 4 cilindros con 300 caballos y 380 Nm de par.
  • Es tracción total. El sistema 4Motion se basa en un embrague Haldex de 5ª generación.
  • Esta disponible tanto con cambio manual como con caja de cambios DSG de 6 velocidades.
  • Su control electrónico de estabilidad es totalmente desconectable.
  • Su consumo ronda los 7 l/100 km en función del cambio.
  • Es el techo de la gama deportiva del Golf, donde nos encontramos con el GTI y el GTD. También esta disponible, desde hace poco, con carrocería familiar además de en 3 o 5 puertas. Se ha hablado de una versión aún más potente.
  • Sus dimensiones: 4.276 mm de largo, 1.790 mm de ancho, 1.436 mm de altura y 2.632 mm.
  • Su altura se reduce en 20 mm respecto al Golf “normal”.
  • Su peso es de 1.505 kg.
  • Su precio de partida es de 40.260 euros.
  • Cuenta con un alto nivel de equipamiento: sistema multimedia con pantalla táctil, climatizador bizona, bi-xenón…

Volkswagen_Golf_R_san_marino_DM_mapdm_5