Ben Collins (ex-Stig) te explica cómo el Ford Focus RS derrapa en su Drift Mode

 |  @sergioalvarez88  | 

El Ford Focus RS ha comenzado de forma oficial su producción en Alemania, y ya desde hace un tiempo Ford admite reservas del que será el compacto más radical jamás creado por la marca del óvalo. En unas pocas semanas podremos conducirlo en Valencia y contaros nuestra experiencia de primera mano, pero hasta entonces tendréis que conformaros con un vídeo publicado por Ford Europa en el que Ben Collins – ex-Stig de Top Gear – nos explica las diferencias entre sus diferentes modos de conducción, así como su “Drift Mode”.

Los modos de conducción del nuevo Ford Focus RS son cuatro: Normal, Sport, Track y Drift. La diferencia del modo Sport con respecto al modo Normal es que tanto motor, como dirección, sonido del escape y sistema de tracción total se vuelven más agresivos, con el ESC y la suspensión quedándose en su configuración de serie. El modo Track activa el modo deportivo de todos los sistemas del coche y desconecta de forma parcial el control de estabilidad. Es un modo radical que Ford recomienda utilizar en los circuitos, no en las calles.

Y llega el modo Drift, en el que la suspensión y dirección adoptan un setup más amable, con el resto de sistemas en modo DEFCON 1. Es el sistema de tracción total el que más trabaja en este caso, enviando más potencia y par a una de las dos ruedas traseras – la más lejana al centro de la curva – permitiendo mantener derrapes controlados, quemando rueda como si no hubiera un mañana. El sistema de tracción total también envía más potencia al eje trasero que al delantero, sin que nos demos cuenta de forma perceptible.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Snowkhana: la felicitación navideña más loca es cortesía de Ford y Ken Block

Solicita tu oferta desde 13.354 €
  • Anónimo

    ghfgh