8 consejos sobre cómo no robar un Porsche: la policía de Londres busca al individuo de este vídeo

 |  @davidvillarreal  | 

La Metropolitan Police de Londres ha lanzado una campaña para localizar al individuo que aparece en estas imágenes intentando robar un precioso Porsche 911. Se busca. Por atacar a dos Porsche en menos de 20 minutos, presumiblemente para robarlos. La policía londinense lo describe como un hombre de veintitantos y tez oscura, algo más de un metro ochenta de altura, cabello negro y barba. El día de los hechos vestía unos vaqueros desgastados, un gorro gris oscuro, y una chaqueta azul. Gracias a las redes sociales, las cámaras de seguridad que inundan las calles de la capital inglesa, y la falta de habilidad del responsable de esta fechoría, su localización está más cerca que nunca.

Aún si tener en cuenta las implicaciones éticas, y legales, el robo de un coche es siempre una mala idea. Este individuo no solo está intentando robar un coche, sino que está haciéndolo a plena luz del día (primer error), claramente rodeado de gente alrededor (segundo error) y en una calle en la que había vigilancia mediante cámaras de seguridad (tercer error). Para más inri, a cara descubierta, lo que probablemente consiga que sea localizado pronto (cuarto error).

También hay que tener en cuenta que probablemente recurriese a una opción complicada, y poco decorosa, para proceder al robo de este Porsche 911 Cabrio con look Turbo, la de rajar la capota de lona y saltar a su interior por el techo (quinto error).

En el vídeo, no solo se aprecia el paso de viandantes, alguno de los cuales lanza una mirada sospechosa, sino también la aparición de una señal amarilla a un lado (alertando a los peatones de que la acera se encontraba deslizante). Todo el proceso que ocupa el vídeo se prolonga durante unos 4 o 5 minutos, incluyendo el espacio de tiempo en que el vídeo se corta, con el ladrón en el interior del Porsche, para retomar la escena un par de minutos más tarde. Parece que se lo tomó con tranquilidad (sexto error) y por las imágenes que vemos, no parece que los investigadores vayan a tener problemas para encontrar pruebas, como huellas dactilares, que lo incriminen (séptimo error).

Según la policía, a las 07:45 recibieron el aviso de varios viandantes que se encontraron con un individuo intentando robar este Porsche, que finalmente no pudo llevarse. Cuando llegaron las patrullas, el individuo ya había desaparecido.

A las 08:45 se recibieron llamadas alertando de un robo en Oxford Street, cerca del lugar en el que se grabaron estas imágenes, alertando de un sospechoso intentando robar un Porsche Cayenne, con un cuchillo en la mano. Intentó robar otro coche muy cerca de donde ya lo había intentado por primera vez (octavo error). El Cayenne, por suerte, tampoco acabó en manos del ladrón, pero sí sufrió arañazos y la rotura de la cerradura.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Alabada sea Porsche: el cambio manual no está muerto, y regresará en el próximo GT3

Solicita tu oferta desde 109.091 €