Los otros trenes de carretera, los “autónomos”, ya están rodando en Europa (vídeo)

 |  @davidvillarreal  | 

Ya os hemos hablado recientemente del concepto de tren de carretera, a la europea, o megatruck. Hablamos de camiones de hasta 25,25 metros y 60 toneladas, con unas dimensiones y tonelaje superiores a los que hasta ahora habíamos visto por nuestras carreteras (ver el primer megatruck en España). La filosofía de estos camiones no es otra que la optimización, por el ahorro de costes y energético que supone aumentar la carga transportada en cada viaje, para hacer los transportes por carretera más competitivos. Y en esa línea se presentan los trenes de carretera autónomos, o mejor dicho, los convoyes de camiones, que se basarían en tecnologías de coche autónomo para que un camión lidere un pelotón, y el resto le sigan automáticamente sin intervención humana.

Esta idea es realmente interesante por diferentes motivos. El más obvio, que un camión sin conductor comience a rodar entre el tráfico sin los peligros que tradicionalmente siguen disuadiéndonos de la aplicación de la tecnología autónoma. Técnicamente un camión, o un turismo, puede contar con la tecnología suficiente como para seguir a otro coche con una fiabilidad muy alta. No hablamos de situaciones límite, como la toma de decisiones que debería llevar a cabo un vehículo plenamente autónomo para enfrentarse al día a día en la carretera.

De hecho, para que un coche pueda seguir automáticamente a otro en un convoy bastaría con tecnologías que prácticamente están disponibles en cualquier turismo moderno, como sensores de posición, radares, cámaras, o cierto grado de conectividad.

Durante estos días se ha llevado a cabo una prueba en la que dos camiones, uno liderando el convoy y conducido por un chófer, y un segundo tras él, circulando automáticamente sin intervención de conductor, han viajado por las carreteras belgas y holandesas, entre Bruselas y Rotterdam.

Se trataba de dos camiones Iveco, equipados con un sistema de interconexión, los correspondientes sensores, y automatismos para manejar la dirección, el acelerador y el freno.

Y hemos de tener muy en cuenta que este puede ser un primer paso al coche completamente autónomo. Y que antes de que veamos camiones circulando sin conductor por la carretera, es muy probable que se lleven a cabo iniciativas como esta, y nos crucemos con pelotones de camiones en los que únicamente el primero está siendo pilotado.

convoy-camiones-autonomos-iveco-02

Entre otras ventajas, más allá del ahorro o la seguridad que puede entrañar que solo uno de los camiones esté siendo pilotado por un chófer, mientras el resto siguen autónomamente al primero, como mucho con un piloto supervisando las maniobras, sus creadores mencionan también el ahorro de combustible. Por el efecto aerodinámico del convoy, y otras técnicas de optimización que implican la circulación de varios camiones al unísono, se estima que se ahorraría un 10% del combustible. Nada mal.

Fuente: Iveco
En Diariomotor:

Lee a continuación: De la oficina con ruedas a la tienda con ruedas: coches autónomos, centros comerciales y espacio público