Dodge Challenger Hellcat HPE1000 Twin Turbo & Supercharged: a Hennessey se le va de las manos

 |  @sergioalvarez88  | 

El Dodge Challenger Hellcat es una máquina temible. Sobre un chasis de un antiguo Mercedes Clase E han montado un propulsor 6.2 HEMI V8 sobrealimentado hasta los 707 CV. Todos los que lo han probado coinciden en que es demasiada potencia para un chasis limitado, pero siempre hay preparadores que buscan más, que viven la locura automovilística como profesión. Hennessey Performance es una de esas empresas. Han desarrollado el paquete HPE1000 para el Challenger Hellcat, añadiendo dos turbos al muscle car. El resultado son más de 1.000 CV…

El cuarto de milla cae en menos de 10 segundos con el paquete HPE1000, siempre que se usen neumáticos para drag racing.

Al sistema de sobrealimentación por compresor, Hennessey acopla dos turbocompresores, soplando a un bar de presión. Gracias a un intercooler mejorado, un nuevo escape y un nuevo sistema de alimentación de combustible con inyectores de alto flujo – pero sin componentes internos reforzados para el bloque motor, por lo que se ve – el motor consigue desarrollar la friolera de 1.046 CV a 6.500 rpm, acompañados de un par motor digno de un camión: 1.337 Nm a sólo 4.200 rpm. Luchando con la tracción del tren trasero, hace el 0 a 96 km/h en 2,7 segundos.

Este vídeo es para el Hellcat HPE850, con sólo 850 CV y sin doble turbo.

Estéticamente, el coche no se diferencia de otros Challenger Hellcat. Sólo los más observadores sabrán ver unos pequeños emblemas en los que se lee “HPE1000”, aunque bajo el capó aparece el nombre del técnico que ha modificado el propulsor y en el interior encontraremos una placa numerada como certificados de autenticidad. Este pack prestacional viene acompañado de una garantía de un año o 20.000 kilómetros. Suficientes kilómetros para ajusticiar superdeportivos de altos vuelos, si es que conseguimos mantener el volante en línea recta.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Los pelos de punta! Así ruge el Corvette Z06 HPE1000 de Hennessey y sus 1.000 CV sobrealimentados

  • nuevoenesto

    Cuantos más caballos mejor.
    P.D.: No sabía que el chasis era de un Mercedes. Curioso.

    • Viene ya de la época cuando Mercedes-Benz y Chrysler eran un Grupo. Y los Grand Cherokee llevan la plataforma del ML.

    • ADN

      Es la base del Clase E W211 estrenada en 2002. Además de la Grand Cherokee que menciona Osvaldo Roldán el Chrysler Crossfire usaba casi todos los componentes del SLK contemporáneo, incluso una versión SRT con el motor AMG depotenciado. Eso entre otros tantos prototipos como el Dodge Slingshot que era un Smart, el ME Four Twelve con un poderosísimo V12 AMG con cuatro turbos (que no decía AMG por ningún lado). Incluso el SLS emplea la plataforma que se había desarrollado para el Viper (nunca pude confirmar esto).

  • ADN

    Y pensar que el resto de la gama Dodge está en el fondo por calidad y valoración en la mayoría de las encuestas.