Yo también convertiría mi Ferrari 250 GT/E en un hot rod con músculo americano

 |  @sergioalvarez88  | 

¿Es un sacrilegio lo que ha hecho Joe? En absoluto. Joe es un californiano que compró hace unos años la carrocería de un Ferrari 250 GT/E, sin chasis, sin motor, sin habitáculo, una carcasa. Al parecer, el Ferrari 250 GTE emplea el mismo motor y chasis que el Ferrari 250 GTO, coche por el que se pagan increíbles sumas de dinero. Es habitual crear réplicas de 250 GTO vaciando por completo inocentes 250 GT/E. Y por dichas réplicas se paga más de un millón de dólares. Yo también convertiría mi caparazón de Ferrari 250 GT/E en un hot rod.

Con conductor apenas pesa 1.300 kilos. El emblema original de Ferrari le ha costado 1.200 dólares.

Joe compró la carrocería y dedicó más de un año de su tiempo a convertir su esqueleto de Ferrari en una máquina funcional. En primer lugar, construyó un chasis artesanal, sobre el que montó el gigantesco 5.0 V8 small-block de un Chevrolet Camaro Z/28 de 1969. Desconocemos su potencia, pero 400 CV es una estimación correcta. A dicho motor va asociada una caja de cambios de seis relaciones de un Dodge Viper, una Tremec. El color de la carrocería es un color exclusivo de Mitsubishi, pero los emblemas de Ferrari son originales.

La suspensiones es independiente en las cuatro ruedas, con un tarado casi de competición. Nada en el interior nos dice que este coche es un Ferrari, ya que todo se ha tenido que construir casi desde cero. Pero el resultado no podría ser mejor, y es posiblemente la mejor manera de aprovechar la solitaria carrocería abandonada de un Ferrari 250 GT/E. En el vídeo que recogemos a continuación Joe nos cuenta la historia completa de su hot rod Ferrari y también nos enseña como suena y se pilota su maravillosa máquina.

Bravo por Joe.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Así suena un escape Armytrix montado en un Porsche 930 Turbo

  • X 2.0

    No dudo de que el trabajo sea bueno, pero yo no le haría esto a un coche así. Me hubiera limitado a recrear un chasis y un interior lo mas purista posible y buscar un motor Ferrari de un siniestro o como última opción pues poner un bloque americano ligado a un buen sistema de escape, pero vamos, de ninguna manera un motor ni estética hot rod.

    • Hualberto Gerbeaud

      TOTALMENTE DE ACUERDO, ME ROBASTE EL PENSAMIENTO. NO SE PUEDE BASTARDEAR A UN AUTO DE ESPÍRITU ITALIANO ENSUCIÁNDOLE CON PIEZAS NORTEAMERICANAS. RECURRIR A REPLICAR LO MAS QUE SE PUEDA NO LE HUBIESE VENIDO MAL .

  • Jose

    Yo mandaría a galeras al cerebro de toda esta operación….Los americanos jamas entenderán ciertas cuestiones.

  • per

    Que lo crucifiquen,por ortera,macarra y paleto americano sin gusto.

  • nuevoenesto

    Es un flipe como suena. Está claro que una preparación así creará controversia, pero si solo era una carrocería, yo no veo mal lo que ha hecho. Me gusta.

  • Daniel Aguilar

    ha muerto una joya :(

  • ADN

    Habrá quien lo critique y diga que es una aberración y una horterada. Yo veo pasión en el trabajo, realmente revivieron un cascarón vacio, se tomaron la delicadeza de fabricarle un chasis artesanal y a la medida, interiores desde cero. Lo mas controversial es el motor expuesto, que desentona un poco con la fina silueta del ferrari, pero a mi me gusta.

  • 3VIL

    La mejor forma de destruir un Ferrari!!!

  • $$$

    Me gusta la preparación que tuvo. ¡Esta excelente!

  • Nicolas D´Pavez

    Creo que con todo lo que invirtio en piezas, taller, motor y eso, perfectamente podria haberlo restaurado y tendria una pieza mucho mas exquisita y valiosa…Esta bien su pasion por los hot-rods, pero creo que USA tiene chatarras de sobra como para haber restaurado este Ferrari en vez de esto…pero bueno…