Sin caja de cambios, y sin su alerón, el Koenigsegg Regera alternativo luce incluso mejor

 |  @davidvillarreal  | 

El Koenigsegg Regera es la gran promesa de futuro de Koenigsegg, tecnológica y estética. Desde su presentación – en el Salón de Ginebra de 2015 – el superdeportivo de Koenigsegg se ha convertido en uno de nuestros favoritos. Y ha hecho méritos para conseguirlo. De puertas para fuera nos encontramos con uno de los deportivos estéticamente más radicales que hemos visto en los últimos años, lo cual era de esperar en un Koenigsegg. De puertas para dentro, el Koenigsegg Regera es un prodigio tecnológico, con una aerodinámica activa espectacular, con un sistema híbrido que permite prescindir de caja de cambios al uso, con un diseño de turbo único, con piezas fabricadas mediante impresión 3D y con una carrocería digna de un Transformer. Pero su estética, tal y como vemos en estas imágenes de un diseño alternativo para el Koenigsegg Regera, aún puede perfeccionarse.

Este diseño alternativo del Koenigsegg Regera ha sido realizado por un empleado de la propia marca

Este Koenigsegg Regera apócrifo es obra de un empleado de la casa – ver Facebook de Koenigsegg – que se atrevió a dar unos retoques a esta obra de arte. Mattias Vöx, responsable de prototipos e implicado en la construcción de los deportivos de Koenigsegg, quiso personalizar un Koenigsegg Regera. Y perfeccionarlo. Para ello recurrió a una nueva visión aerodinámica, que combinada con su decoración exterior le sienta especialmente bien. Apostó por un acabado de pintura gris, con el centro en fibra de carbono visible.

En cuanto a su aerodinámica, optó por un diseño de bajos aún más atrevido y aletines en el frontal más propios de un GT de carreras. En cuanto a su alerón ausente, a favor de unos apéndices en los laterales del voladizo posterior, la realidad está en que esos apéndices fijos se compatibilizarían con un alerón activo que en la primera foto está oculto.

Un alerón, que como vemos en la segunda foto, sobre estas líneas, sí que se desplegaría.

La personalización de su Koenigsegg también ha llegado al habitáculo, donde los tapizados de piel en marrón, y el guateado central en piel muy clara, contrastan con la fibra de carbono desnuda y las inserciones de aluminio.

El de Mattias es un diseño alternativo que de momento no llegará a la calle. Como sí lo hará el último Koenigsegg Regera que vimos en el Salón de Ginebra de 2016, ataviado con su diseño definitivo.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Christian von Koenigsegg te cuenta los secretos del Regera en vídeo: 1.500 CV sin caja de cambios

  • ADN

    De acuerdo con Koenigsegg, el Regera no sólo es un radical y avanzado automóvil apto sólo para pistas, se ha trabajado en él para convertirlo en un coche usable en el día a día. Así que no descartemos la posibilidad de una versión más racing en el futuro, enfocada a los circuitos, menos elementos de confort y lujo, aerodinámica más extrema.

  • Miguel Ángel Bello

    El único fabricante que está innovando en sus motores, componentes y diseño. Parece que ahora si no lleva una gran pantalla táctil, no es un gran coche. ¬¬

  • AndresR52

    Esteticamente prefiero el Agera, pero ya sabemos… gustos son gustos.