Así ha regresado a la vida este Lamborghini 350GT, el primer deportivo de Ferruccio Lamborghini

( @davidvillarreal ) el

Hace más de medio siglo Ferruccio Lamborghini se embarcó en una de las aventuras más apasionantes de su vida, y la misma por la cual su apellido entraría en los libros de historia del automóvil. Ferruccio se proponía comenzar el desarrollo y producción de deportivos. Y aunque a la postre asociemos a Lamborghini con la viva imagen del superdeportivo, su primer modelo, el Lamborghini 350 GT, era un auténtico gran turismo. Aún habría que esperar un par de años para que el Lamborghini Miura deslumbrara a propios y extraños con su arquitectura, su diseño radical, y su belleza. El hecho de que el Lamborghini 350 GT fuera el primer modelo de Sant’Agata era razón más que suficiente para transformar, lo que veis en las imágenes superiores, en un resplandeciente clásico funcional y en perfecto estado.

Bajo el número de serie #0121 y abandonado durante años, este Lamborghini 350 GT de 1964 fue recuperado y enviado a las instalaciones de Lamborghini PoloStorico, un departamento de Lamborghini dedicado única y exclusivamente al cuidado de los mayores. Lamborghini no solo trabaja con expertos restauradores, y especialistas en clásicos y en modelos Lamborghini, sino también con planos, materiales y piezas originales que aún se conservan para recuperar clásicos y certificarlos como tales.

El Lamborghini 350 GT fue presentado en el Salón de Turín en 1963, bajo el nombre 350 GTV y un diseño que fue profundamente revisado antes de su lanzamiento al ser considerado demasiado futurista por el propio Ferruccio.

A diferencia del prototipo inicial, que entregaba 360 CV de potencia, el Lamborghini 350 GT definitivo emplearía un motor de doce cilindros en uve con 320 CV de potencia.

Para esta restauración, según asegura Lamborghini, tuvieron que revisarse prácticamente todos los elementos y componentes del coche, desde su carrocería, hasta su motor, pasando por los frenos, el radiador, y el interior. Lamborghini recurrió a especialistas peleteros de la zona para renovar los tapizados de piel, se instalaron nuevas inserciones de madera – que también se emplea en el aro del volante – e incluso se buscaron piezas originales, desde los pedales, hasta la radio que equipa son exactamente los mismos que equipaba de serie el Lamborghini 350 GT.

Imaginamos que su orgulloso propietario, que recibió su coche terminado en un evento especial celebrado en el circuito de Módena, ya estará disfrutándolo.

Fuente: Lamborghini
En Diariomotor:

¿Hallazgo del año? Varios Lamborghini Countach, Porsche 911 Speedster, muscle cars… rescatados de las garras del tiempo

Lamborghini devuelve a su gloria al primer Miura SV, con el que asombró al mundo