Lo último de Lexus tiene dos motores V8 atmosféricos y no, no es el sucesor del LFA… ¡es un barco!

 |  @HerraizM  | 

No es la primera vez que vemos a una marca de coches creando un barco, conceptual o no o colaborando en el desarrollo de una embarcación. Mercedes, Aston Martin, Bugatti… han presentado en los últimos años proyectos relacionados con la náutica y ahora Lexus se apunta a eso de ir más allá del asfalto proponiéndonos un espectacular yate con dos corazones que nos suenan de algo… y es que bajo la piel de esta embarcación laten dos motores V8 como los que emplea el Lexus RC más deportivo, el Lexus RC F.

Los dos motores V8 quedan a la vista gracias a una superficie acristalada en la parte posterior de la cubierta:

Conceptual, este yate empezó a tomar forma en verano de 2015 de la mano del Lexus Design Center de Japón, bajo la batuta de las más altas esferas de la marca, listo para explorar el lenguaje de diseño de la marca aplicado al sector marítimo, sirviendo como ejercicio creativo… y claro, como un buen reclamo mediático.

El constructor Marquis-Carver, de Pulaski, Wisconsin, ha sido el encargado de llevar a la vida el diseño confeccionado por Lexus, apoyándose para ello en el CFRP.

Mecánicamente la embarcación nos sorprende recurriendo a dos propulsores V8, los mismos V8 que montan los Lexus RC F, GS F y LC500 aunque ligeramente descafeinados, pasando de los 477 caballos a los 440 caballos.

Con una longitud de 12.7 metros y una anchura de 3.86 metros, ideado para 8 ocupantes, el buen hacer de la firma japonesa queda más que patente, por si no era suficiente con la pareja de motores que monta, en la madera, en el cuero, en el sistema de sonido Mark Levinson… en esa espectacular silueta y claro, en la tecnología, con un puesto de mandos casi de ciencia ficción.

Más allá de esta náutica aventura debemos recordar que Lexus acaba de presentar una nueva generación de su yate de carretera, un nuevo Lexus LS que te hemos detallado en el artículo “Lexus LS 2018: porque las berlinas de lujo no son cosa solo de alemanes“.

Lee a continuación: Lexus LS 2018: porque las berlinas de lujo no son cosa solo de alemanes

  • mermadon

    Para mi, personalmente, estas embarcaciones de ocio son una indecencia. Ya los sacarán 100% eléctrico… Ahí ya no lo vería tan mal.
    Que uno luzca su poderío de ricachón ya no es ostentación, es hacer el lolailo.

    • nuevoenesto