El vídeo que te hará apreciar, aún más, la locura de crear un Mazda RX-7 con cuatro rotores y 1.800 CV

 |  @davidvillarreal  | 

Hace unos meses os presentábamos un deportivo muy especial y una historia aún más apasionante. Rob Dahm se había propuesto un reto emocionante y próximo a lo imposible. Preparar el Mazda RX-7 más especial jamás fabricado, con cuatro rotores y 1.800 CV de potencia. Para ello, no se le ocurrió mejor idea que coger su viejo Mazda RX-7 e invertir una ingente cantidad de dinero (su presupuesto es de 250.000 dólares, 235.700 euros al cambio actual) en un proyecto que requería algo más que un trasplante de motor, tal y como podemos ver en su último vídeo.

Como recordatorio, os diremos que la idea inicial de Rob pasaba por instalar cuatro rotores en línea, frente a los dos rotores en línea que empleaba originalmente el RX-7. El carácter modular de los motores rotativos de Mazda podía facilitar su trabajo. Y encontrar el espacio suficiente para instalar cuatro rotores no era el mayor problema de Rob. Según cuenta en este último vídeo, la verdadera hazaña llegaría a la hora de instalar los diferenciales con los que transmitiría hasta 1.800 CV de potencia a las cuatro ruedas. Un requisito esencial para que este deportivo – que será de circuito y calle – pueda aprovechar tanta potencia, transmitirla sobre el asfalto y marcar tiempos imposibles en carreras de aceleración.

Ver todos los detalles del Mazda RX-7 de cuatro rotores.

El proceso de instalación del diferencial no era el único problema. Rob nos cuenta que han trabajado muy duro para ensanchar las vías, haciendo sitio a los componentes de esta preparación – que de otra forma difícilmente hubieran podido instalarse en el vano del motor de un Mazda RX-7. Componentes como un sistema turbo Garrett de 98 milímetros de diámetro, una inmensa caracola – que de momento en el vídeo verás instalada de manera provisional – que será capaz de ayudar a este motor rotativo a alcanzar 1.800 CV de potencia con combustible empleado en la competición, en drag races. Aunque Rob podría conseguir extraer una potencia incluso mayor jugando con el turbo, de momento ese será el límite. Con gasolina convencional se quedará en unos más que meritorios 1.200 CV de potencia.

Su objetivo ahora es batir diferentes récords de velocidad y aceleración, como los 389,5 km/h alcanzados por un motor rotativo en las planicies saladas de Bonneville.

Aunque es consciente de que el proceso de desarrollo entra en una de las fases más complicadas, y que probablemente sus estimaciones, y su calendario, podrían no cumplirse, espera que el proyecto esté terminado en junio. Será entonces cuando veamos a este Mazda RX-7 de cuatro rotores en acción y podamos escuchar cómo suena. Porque debe ser demencial…

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Un Mazda RX-7 con cuatro rotores y 1.800 CV? Así es Project Ahura, el niño mimado de Rob Dahm

  • Luis

    Menudo ególatra el tio este