Un McLaren 570S y un lago helado en Finlandia, ¿el mejor plan navideño?

 |  @sergioalvarez88  | 

Se me ocurren pocas cosas más emocionantes desde el punto de vista de un verdadero quemado de los coches. Un enorme lago helado en el corazón de Laponia – en Finlandia – y un McLaren 570S. Posiblemente, el McLaren más divertido y equilibrado de todos los lanzados en su última fase como constructor de coches de calle. El fabricante de Woking ofrece experiencias de conducción sobre hielo – enmarcados en el programa Pure McLaren – y este vídeo tiene como propósito llamarnos la atención hacia ellas, de una forma muy sutil, incluso relajante.

El vídeo está protagonizado por Kenny Bräck, mítico conductor de pruebas de la marca. No deja de ser un simple clip promocional en el que el McLaren 570S danza entre los árboles y el hielo, a temperaturas cercanas a los 40 grados bajo cero. El programa de la McLaren Ice Driving Experience se desarrolla anualmente en la localidad de Ivalo, casi 300 km al norte del Círculo Polar Ártico. Durante días, los participantes circularán por lagos helados y carreteras permanentemente heladas. Apenas hay unas horas de luz al día.

Es un curso enfocado a dueños de McLaren, y como tal, no tiene un precio precisamente asequible. Con todo, tres días de conducción extrema sobre hielo en tres lagos helados, con un McLaren de 570 CV de potencia y neumáticos de clavos, suena como un plan perfecto. Y si encima estamos a apenas unos cientos de kilómetros de la casa “oficial” de Papá Noel, el carisma invernal es máximo.

En Diariomotor:


Lee a continuación: En vídeo: así es como los policías de California aprenden a conducir al límite, pero sin excederse