¿Temeridad o genialidad? ¡Duelo sobre hielo entre deportivos de cuatro y dos ruedas!

 |  @sergioalvarez88  | 

El mejor vídeo que vas a ver hoy es este. Pocos vídeos me impresionan ya hoy en día, pero he de reconocer que me he quedado patidifuso al comprobar como un piloto de una Yamaha R1 – una moto deportiva de 200 CV de potencia y 200 kilos de peso – se ríe en la cara de las leyes de la física. No sólo alcanza velocidades de infarto sobre un lago helado, sino que se tumba en las curvas como si del Gran Premio de Suzuka se tratase. Pasen y vean señores, porque esto no tiene desperdicio alguno. No cobramos por la entrada.

Caballitos, inclinaciones de órdago y 260 km/h sobre el hielo. Con una Yamaha R1. La definición de locura.

El vídeo ha sido grabado por Moto Journal – una revista francesa – en Laponia. Curiosamente, ha tenido lugar en Argeplog, el mismo lago helado en el que mi compañero David Villarreal acudió hace unos años para probar sobre hielo la gama de deportivos de Nissan. Sobre el hielo han creado réplicas a escala real de algunos de los circuitos más icónicos del mundo, como Silverstone o Monza. Se realizan cursos de conducción extrema y técnicas de pilotaje avanzados. Pero para extremo, el pilotaje de las motos sobre el hielo.

La Yamaha R1 llega a alcanzar los 260 km/h sobre el hielo, y se permite incluso hacer un caballito en la salida. Tumba en algunas curvas como si circulase sobre asfalto. Por muy buenos clavos que lleve en sus neumáticos, resulta impresionante el control de la montura. El Porsche 911 GT3 ni la huele. Tras la Yamaha R1 es el turno de una Yamaha 450 WRF, que se enfrenta en el lago helado a un Mitsubishi Lancer Evolution IX. Y ni siquiera el Evo es capaz de vencer a un piloto con las mayores… agallas que he visto en mucho tiempo.

En Diariomotor: