Vídeo: un operario de grúa es cazado “paseándose” con el Nissan GT-R de un cliente

 |  @davidvillarreal  | 

Probablemente sea la situación más temida por cualquiera. Dejas tu coche en un taller, o lo recoge la grúa para llevárselo a efectuar una reparación, y un empleado sin demasiada ética profesional – por no decir otra cosa – lo toma prestado para darse un “paseo”. Si en la ecuación introducimos un deportivo, y no un deportivo cualquiera, sino todo un Nissan GT-R, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos, la situación se complica sobremanera. Y si no que se lo digan al propietario de este Nissan GT-R que, por suerte, no tuvo que lamentar daños en su coche, y pudo registrar suficientes pruebas de la fechoría que cometió el operario de grúa que recogió su Nissan deportivo.

Brian Montgomery, es el orgulloso propietario de un Nissan GT-R, que tras quedar en silla de ruedas en un accidente de motocicleta aún sigue conservando su pasión por la velocidad y por su deportivo, tal y como contaba ABC 13 News. Lo que no podía imaginar, cuando vio cómo su coche subía a una grúa, es que el mismo operario, que se debía encargar de llevarlo al taller para resolver un problema con la transmisión, lo descargaría en su barrio, saldría a dar unas vueltas acelerando a fondo, se haría selfies conduciendo e incluso invitaría a probarlo a sus amigos.

Lo que no sabía el operario en aquel momento es que toda su aventura estaba siendo grabada con una cámara que había instalado Brian en el salpicadero.

Cuando Brian Montgomery recibió de nuevo su coche, dos días más tarde, decidió comprobar las imágenes que habían sido grabadas con la cámara de su Nissan GT-R. Fue entonces cuando se encontró con que su coche tardó más de un día en llegar hasta su destino, hasta el taller que se encargaría de su reparación, que estuvo en el barrio del operario de grúa, y que incluso durante unas horas, en las que la cámara detuvo su grabación, el coche estuvo rodando, probablemente en unas condiciones muy similares a las que sí pudo registrar la grabación.

Brian optó por denunciar a la policía los hechos y por colgar el vídeo que veis más arriba en Youtube. Los propietarios de la compañía de grúas se pusieron en contacto con él para disculparse, para tomar medidas con su empleado – que aseguran era externo – y ofrecieron como compensación pagar los gastos de la reparación que requería inicialmente su Nissan GT-R, así como solicitar amablemente que retirase las imágenes.

Mientras tanto, la policía ya está tratando de identificar al operario de la grúa para procesarle, lo cual tal vez ayude a que una situación parecida no se vuelva a repetir.

Vía: Jalopnik
En Diariomotor:

Lee a continuación: Tres alternativas al nuevo Nissan GT-R Nismo: ¿Audi R8, Mercedes AMG GT S o Porsche 911 Turbo?

Solicita tu oferta desde 108.050 €