Pig-N-Ford Racing: cerdos y Ford Model T para la competición más loca jamás inventada

 |  @sergioalvarez88  | 

El otro día os enseñamos una bañera con motor de moto haciendo drifting y os hablamos del polo con coches, y no es un Volkswagen en este caso. Hoy os vamos a hablar del Pig-N-Ford Racing. Su nombre no deja mucho lugar a dudas: consiste en dar vueltas a un circuito con un Ford Model T y un cerdo vivo en brazos. Sí, es una disciplina automovilística que existe, aunque sólo se practica en la Tillbrook County Fair en Oregon, Estados Unidos. Y es una disciplina – si se le puede llamar así – con historia: se celebran carreras desde 1925.

Estos Model T destripados con un humano y un cerdo como pasajeros alcanzan los 80 km/h.

Todo comenzó cuando un par de granjeros trataban de atrapar un cerdo que se había escapado de la pocilga con sus Ford Model T. Se lo pasaron tan bien que en la feria del condado decidieron recrear el evento con una competición automovilística. Las reglas son las siguientes: los corredores salen corriendo desde sus coches hasta unas jaulas. De ellas cogen un cerdo vivo de unos 10 kilos y con él en brazos deben arrancar su Ford Model T. Este Model T se arranca por manivela y está destripado, es un chasis con ruedas prácticamente.

Dan una vuelta. Paran el motor, cambian de cerdo y repiten la jugada. El primero en completar tres vueltas a un oval de tierra de esta guisa, es el vencedor. Esta competición es toda una tradición en el estado y para muchas familias un auténtico orgullo: algunos de los coches que competían en 1925 son los mismos que hoy en día lo siguen haciendo. Por si aún tienes ganas de continuar, te recomendamos que veas los vídeos que os dejamos a continuación, de una carrera casi completa. No tiene desperdicio alguno.

En Diariomotor: