Canadá ya tiene su arma para cazar a conductores hablando por el móvil a un kilómetro de distancia, ¡una cámara de fotos!

 |  @davidvillarreal  | 

La distracción al volante debería ser el enemigo número uno de los conductores, puesto que estamos ante uno de los problemas más importantes para la seguridad vial, y el que más accidentes genera. La persecución de esas distracciones debería ser el objetivo número uno de las autoridades, por delante incluso de los excesos de velocidad. En España ya estamos asistiendo a la instauración de cámaras de vigilancia que son capaces de detectarte hablando por el móvil, e incluso de comprobar si llevas puesto el cinturón de seguridad. Pero en ocasiones estos controles no son todo lo efectivos que deberían, en tanto podemos aprendernos su localización, o incluso identificar un vehículo sospechoso de ser una patrulla camuflada de la Guardia Civil. ¿Y si los agentes pudieran cazarte a más de un kilómetro de distancia?

La solución que ha encontrado la Policía Montada canadiense no es otra que dotar a sus agentes de un teleobjetivo, y una cámara, capaces de captar al conductor que se ha distraído escribiendo o hablando por el móvil a una distancia de hasta 1,2 kilómetros, la longitud de más de diez campos de fútbol.

El sistema se compone de una cámara réflex de 24,2 MP, un objetivo de 50 milímetros, y un potente teleobjetivo. Este sistema no solo permite captar la infracción, sino también tomar una prueba documental de ello, para tramitar la correspondiente denuncia.

Las sanciones que se han previsto para estas infracciones no son pequeñas, precisamente. La primera infracción por una distracción al volante supondrá a su responsable una multa de 543 dólares canadienses, 373€ al cambio actual, que ascenderán a 610€ por todas aquellas que lleguen después, con sobrecargo por reincidencia.

Fuente: RCMP
Vía: Gizmodo | Menéame
En Diariomotor:

Lee a continuación: Cazado en un BMW a 232 km/h: porque llegaba tarde a clase