Los 17 minutos más intensos del día: la vuelta de récord de Michael Dunlop en la Isla de Man

 |  @sergioalvarez88  | 

Cuando veo estos vídeos suelo agarrarme a la silla, por que de lo contrario me mareo. Los pilotos que todos los años se juegan la vida en el Tourist Trophy de la Isla de Man tienen un inmenso talento, así como las agallas más grandes del planeta. Dicen que el colectivo de pilotos son “la secta más rápida del planeta”, adictos a una causa perdida que sólo buscan más y más velocidad. Y Michael Dunlop es su líder, batiendo el récord de tiempo – y de velocidad media por tanto – en una vuelta a la pequeña isla británica.

El Tourist Trophy de este año se ha cobrado la vida de dos motoristas.

Michael Dunlop tiene sólo 27 años, pero ya desde hace un lustro viene pisando fuerte. Este año, a bordo de una BMW S 1000 RR Superbike – un cohete terrestre de más de 200 CV de potencia y menos de 200 kilos de peso – logró una velocidad media de 214,67 km/h, completando una vuelta a la isla en sólo 16 minutos y 58 segundos. La barrera de los 17 minutos nunca antes había sido superada. En este momento es cuando mencionamos que una vuelta a la Isla de Man no es precisamente corta: tiene una distancia total de 60,72 kilómetros.

Muchas secciones transcurren en pueblos, y ya son imágenes míticas las de los pilotos pasando a centímetros de muros y bordillos a más de 300 km/h. Es una experiencia única, que probablemente haya que vivir para poder apreciar en su plenitud. Os emplazo a ver el vídeo que hemos dejado sobre estas líneas. Igualmente os recordamos que el récord de coches también ha sido batido este año – 17 minutos y 50 segundos – con Mark Higgins al volante de un Subaru WRX STI de 550 CV preparado por Prodrive.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Qué sucede cuando se estrella un carrito de la compra a 117,8 km/h?

  • Txesz

    Es absolutamente demencial. Creo que para correr así hay que ir no ya sin miedo a la muerte, sino casi con desprecio a la vida.

    Mi más profunda admiración hacia esos valientes que todos los años acuden al TT.