Mientras tanto, en Rusia ya puedes pedir un taxi y que te recoja un tanque

( @davidvillarreal ) el

El tanque-taxi ya está trabajando a pleno rendimiento en la ciudad de San Petersburgo, anteriormente conocida como Leningrado. Desde el uno de enero por las calles de esta ciudad podrás encontrarte con este espectacular vehículo militar blindado rojo, que muestra un aspecto tan agresivo como en sus años de servicio en los ejércitos de la antigua Unión Soviética y la nueva Rusia. Definitivamente no brillará por su confort. Conserva una torre de ametralladoras desarmada y su acceso se sigue practicando por la trampilla superior, lo que exige que el pasajero tenga que trepar por la carrocería. Sabemos que no será un viaje cómodo, ¿pero alguien duda de que esta puede ser una de las carreras más épicas de tu vida?

Este blindado anfibio está desarmado, pero aún así sigue conservando su capacidad para cruzar ríos, lagos y mares.

En realidad no se trata de un tanque al uso, de un carro de combate con orugas. Se trata de un blindado anfibio que tras abandonar su servicio militar fue adquirido por una de las compañías de taxis de la ciudad. Se trataría de un blindado BRDM-2 con capacidad anfibia, es decir, capaz de cruzar ríos, lagos e incluso desembarcar a cientos de metros de una playa, con la ayuda de un propulsor acuático y un habitáculo completamente impermeabilizado.

Por poco más de 70€ puedes llegar a tu destino en San Petersburgo en un blindado fabricado en la Unión Soviética.

Según RT News y Ruptly, las autoridades rechazaron inicialmente la posibilidad de concederle un permiso de taxi a este vehículo, pero finalmente accedieron en el momento en que sus propietarios eliminaron la decoración militar para optar por un aspecto más civil, en rojo, más propio de los servicios de emergencia. En cualquier caso, el tanque-taxi de San Petersburgo tiene prohibido el acceso a ciertas zonas del centro de la ciudad por su tamaño y su peso. Una de las grandes ventajas de este vehículo sería la posibilidad de cruzar el río sin problemas el río Neva para acceder a ciertas regiones de la ciudad que quedan aisladas durante la noche para facilitar el acceso a los grandes barcos que viajan entre el lago Ladoga y el mar Báltico.

El precio de una carrera en este tanque viene a ser de unos 5.000 rublos, que en estos momentos de agitación económica en el país se corresponderían con algo más de 70 euros. No es ni mucho menos económico, pero si estás de paso por San Petersburgo, ¿no crees que merecería la pena dar un paseo en este tanque?

Fuente: RT y Ruptly
En Diariomotor: ZIL diseña un cómico todoterreno que aspira a ser el Hummer militar ruso en un futuro próximo