ShareRoller: ¿te gustaría transformar tu bicicleta convencional en una bicicleta eléctrica?

 |  @davidvillarreal  | 

Estoy seguro de que aquellos que seáis aficionados a la bicicleta, en alguna ocasión os habréis sentido tentados por adquirir una bicicleta eléctrica. La primera vez que probé una bicicleta eléctrica no pude evitar hacer cuentas, e imaginarme moviéndome por la ciudad única y exclusivamente en bicicleta. El problema es que estos productos no son precisamente económicos, y a menudo llevan aparejados otros problemas, como su peso, o el no ser útiles cuando queramos utilizar la bicicleta para entrenar, y no para llegar a las clases, o el trabajo, sin soportar atascos, sin gastar un euro en gasolina, y sin sudar. Pero, ¿y si pudiéramos transformar cualquier bicicleta en una bicicleta eléctrica en unos segundos? Eso es precisamente lo que propone ShareRoller.

ShareRoller puede adaptarse a cualquier bicicleta, incluso patinetes, en unos segundos.

ShareRoller se basa en una unidad compacta, que incluye motor y batería, adaptable al telescopio del tren delantero, de manera que una rueda giratoria en contacto con el neumático delantero nos ofrezca un empuje extra. Una vez esté colocada la montura, la instalación y desinstalación de este aparato conlleva 5 segundos. Solo pesa 2,5 kilogramos, y por tamaño y peso no es más incómodo de cargar (cuando lo llevemos desmontado) que un portátil.

Según sus creadores, su empuje es suficiente para alcanzar más de 30 km/h sin esfuerzo y circular sin pedalear durante una distancia de entre 22 y 32 kilómetros, e incluso llegar a 58 kilómetros si optamos por una versión equipada con una batería de mayor capacidad.

Sinceramente, tengo mis dudas acerca de que su empuje sea tan bueno, a tenor de que está basado únicamente en un sistema con una superficie en pleno contacto con la rueda. En cualquier caso, sus creadores aseguran que ShareRoller es capaz de empujarnos con energía, sin necesidad de pedalear, y que no se trata de un asistente al pedaleo cualquiera.

Lo interesante de ShareRoller es que, por su diseño, puede adaptarse a bicicletas de muy diversa índole, ya sean de paseo, de montaña, plegables, o incluso en patinetes. ShareRoller también incluye un cargador USB integrado.

El problema, como de costumbre, está en que no se trata de un sistema precisamente barato. El proyecto, que ya se ha presentado en INDIEGOGO, ya ha abierto el periodo de reservas. Las entregas comenzarán en mayo de 2016, con un precio de 649 dólares (588€ al cambio actual). En cualquier caso, ¿no es una idea realmente buena poder adaptar un sistema de electrificación tan sencillo y cómodo como este a nuestra bicicleta favorita?

Fuente: ShareRoller
En Diariomotor:

Lee a continuación: Esta bicicleta eléctrica de Yamaha es la alternativa civilizada a la Bultaco Brinco