Este taller polaco aún usa un Commodore del año 1982 para equilibrar ejes de transmisión

( @sergioalvarez88 ) el

En los años 80, el Commodore C64 era uno de los máximos exponentes de la electrónica personal. Aquél ordenador es hoy por hoy una reliquia informática, una máquina desconocida para las nuevas generaciones, pero venerada por los fans de la informática más entrados en años. Sea como fuere, era un ordenador muy simple pero muy robusto, de programación sencilla. Aún hoy en día se sigue usando. Una prueba de ello es un taller polaco, que usa un Commodore C64C del año 1982, ¡ininterrumpidamente desde hace 25 años!

Su procesador es de 1 Mhz de velocidad, y tiene la “friolera” de 64 kilobytes de memoria RAM.

Me recuerda a la historia de los portátiles Compaq, que aún McLaren usa para mantener y poner a punto la electrónica de su F1. Este Commodore C64C tiene otra finalidad, calibrar los ejes de transmisión de los diferentes vehículos que pasan por el taller – entendemos que va asociado a una máquina de calibración. Para poder hacer estas calibraciones lleva un software personalizado instalado. Desde el año 1991 el ordenador está en posesión del taller, funcionando initerrumpidamente sin problema alguno.

Este portátil Compaq de los 90 es usado por McLaren para mantener los F1.

Está sucio, desgastado y sus plásticos no lucen como antaño, pero funciona. “If it ain’t broke, don’t fix it”, como dirían los americanos. El ordenador ha soportado la inundación del taller, décadas de partículas nocivas en suspensión e incluso la caída de excrementos de pájaros. Teniendo en cuenta que empresas como El Corte Inglés aún usan sistemas AS400 de IBM diseñados en los años 80 para la gestión de stocks, no debería extrañarnos que este taller use durante muchos años más esta reliquia informática.

Fuente: Kotaku
En Diariomotor:

Sin este portátil antediluviano, sería imposible mantener en la carretera a los McLaren F1