Vídeo: así son las campas en las que se almacenan miles de Volkswagen recomprados por el escándalo de los TDI en Estados Unidos, como nunca antes lo habíamos visto

 |  @davidvillarreal  | 

Desde hace tiempo os venimos hablando de los dimes y diretes que rodean a los vehículos que han sido recomprados por Volkswagen en Estados Unidos por estar afectados por el fraude de los diésel. El escándalo desatado en 2015, llevaría a Volkswagen a una de las mayores crisis de su historia y a tener que llevar a cabo una medida inédita, e inexorable, recomprar miles de vehículos afectados a sus clientes. Pero la pregunta del millón sigue siendo la misma, ¿qué sucederá con el medio millón de TDI que Volkswagen ha ofrecido como candidatos a la recompra? De momento, se están acumulando en inmensas e improvisadas campas a la espera de planificar un destino, ojalá honroso, para coches perfectamente funcionales, aunque con un pecado original en su interior, el del truco que estaría llamado a manipular sus emisiones en las correspondientes pruebas de homologación. Este vídeo nos muestra una nueva y espectacular visión de estas campas, grabado a vista de pájaro empleando drones y en 4K.

Volkswagen emplea diferentes campas, repartidas por todo el país, para acumular los coches afectados por el fraude de los TDI y recomprados a sus clientes, a la espera de encontrar un destino para ellos

La campa en cuestión se encuentra en el antiguo parking del Pontiac Silverdome, un estadio de Michigan en el que antaño jugaba el equipo de los Lions de Detroit de la NFL, de fútbol americano. Esperemos que el futuro de estos coches no acabe siguiendo los pasos de un estadio que, tras diferentes intentos de recuperación con fines no necesariamente deportivos, tras la mudanza del equipo a un nuevo estadio, y planes que pasaban incluso por la demolición del estadio para regenerar la zona, ha permanecido durante años abandonado y sin un plan definitivo para resolver su situación.

Sobre el futuro de los coches recomprados aún sigue habiendo muchas incógnitas. Sin una solución definitiva, que cumpla con la legislación estadounidense, para los vehículos recomprados, estos no podrán ser vendidos y tendrán que ser inutilizados.

La inutilización de los vehículos supondría su reciclado, que impediría que componentes críticos, como su motor, sus unidades de control electrónico, sus filtros de partículas, o sus catalizadores de oxidación selectiva, no puedan ser utilizados, ni vendidos, como pieza de desguace.

La de Michigan no es la única campa que acumula vehículos recomprados por Volkswagen. Las campas que acumulan coches, en muchos casos con pocos años y kilómetros, están repartidas por todo el país, por localizaciones que van desde el puerto de Baltimore, a una base aérea el California.

Vía: Reddit
En Diariomotor:

Lee a continuación: Las autoridades francesas cercan a Renault por supuesto fraude de emisiones: ¿será un nuevo caso Volkswagen?

  • Juan

    Que los vendan en europa. El problema es que inundar el mercado europeo de coches de segundamano que toda la gente sabe no tienen ningun problema mecanico, haria que las ventas en los consecionarios oficiales de todas las marcas se vieran afectadas drasticamente. Bueno al menos se aseguran que una parte ellos, acaben en sus talleres oficiales a lo largo de la vida utiles de los coches.

  • Kanzler

    Contaminan mas que si circularan.
    Idioteces de los yankees. Son mas de una las marcas con el mismo problema y mas grave encuentro lo del Opel GT en USA y sin embargo que han hecho?

    Ah diii…vender Opel antes que se destape. El problema se lo ha comprado PSA. Pobres los franceses.

  • ADN

    Que pena por los coches, pero bien merecido para VW. Coincido con Juan, su procesamiento y reciclaje contaminará más que si estuvieran en circulación.
    Creo que además de recomprarlos, VW tuvo que ser obligada a responder por el daño ecológico de cualquiera de sus soluciones.

  • Rest

    Si tenemos en España una normativa más permisiva y menos estricta y restrictiva, podrían ser revisados y puestos a disposición (a chollo precio) de aquellos clientes de la marca con vehículos diésel de hace veinte años que van contaminando bastante más con lo que tienen, que con lo que podrían tener. Pero bueno.