Diariomotor
21 de diciembre de 2014 actualizado a las 11:02
BMW X1

Llega el Salón de Nueva York 2012 y con él otra pequeña avalancha de novedades automovilísticas. Entre ellas estará el nuevo BMW X1, que estrenará un ligero restyling para intentar continuar pegando fuerte en el mercado. También en el mercado norteamericano, de ahí que su presentación se haga estos días en Nueva York. Los cambios no serán en absoluto profundos, y de hecho exteriormente hay que fijarse bastante para darse cuenta de ellos.

Entre las novedades, el BMW X1 2013 estrena un nuevo paragolpes delantero, incluyendo una parrilla frontal con el clásico diseño de BMW ligeramente más grande, así como unas ópticas ligeramente rediseñadas. Nos falta conocer su parte trasera, pero es probable que paragolpes y ópticas posteriores también estrenen pequeñas modificaciones. En cualquier caso, estéticamente los cambios no son demasiado evidentes y no romperán con la línea básica de diseño que estrenó el BMW X1 en su lanzamiento, allá por el año 2009.

En cuanto a su interior, los cambios también son de matiz, así que no esperemos revoluciones tampoco en este aspecto. Para ello habrá que esperar a la siguiente generación del X1, dentro de unos años. Mecánicamente, se espera que en Estados Unidos la oferta mecánica comprenda el 2.0 TwinPower Turbo de gasolina, con 245 CV, o el 3.0 TwinPower Turbo de seis cilindros y 306 CV, aunque obviamente en Europa veremos también las habituales motorizaciones diésel, mejoradas en prestaciones y consumos.

Por el momento no hay muchos más datos, pero en breve se presentará oficialmente y conoceremos todas las novedades que traerá el nuevo BMW X1. El modelo llegará a los concesionarios estadounidenses durante el verano, y es de esperar que, más tarde o más temprano, Europa también termine recibiendo este pequeño restyling del SUV compacto bávaro.


Continuar leyendo