+
Elige tu coche favorito:
Ver
x

Citroën C4 Picasso

Desde 19.550 euros

Citroën C4 Picasso
Galería Citroën C4 Picasso, a prueba: ¿por qué te llaman Technospace?

  • citroen-c4-picasso-prueba-01
  • citroen-c4-picasso-prueba-02
  • citroen-c4-picasso-prueba-03
  • citroen-c4-picasso-prueba-04
  • citroen-c4-picasso-prueba-05
  • citroen-c4-picasso-prueba-06
  • citroen-c4-picasso-prueba-07
  • citroen-c4-picasso-prueba-08

La nueva generación de Citroën C4 Picasso ya es oficial. Y llega bien cargada de novedades que afectarán a su dinámica, eficiencia y tecnología. En los adelantos previos que os ofrecíamos en Diariomotor ya apuntábamos que el Citroën C4 Picasso se ha renovado de los pies a la cabeza para enfatizar su aspecto tecnológico, también en lo que concierne a su estética, no es de extrañar que Citroën ya esté promocionándolo activamente bajo la denominación Technospace, utilizada para dar nombre al prototipo previo que vimos en Ginebra.

De las importantes novedades de la plataforma EMP2 y la eficiencia de la nueva generación de motores y transmisiones para el Citroën C4 Picasso, hablaremos con más detalle en este artículo. Por fuera ya sabemos que podrá lucir llantas de aleación de 16”, 17” y 18”. A bordo contará además con una interfaz táctil compuesta por dos pantallas y multitud de elementos tecnológicos, tan interesantes como presumiblemente costosos, que por supuesto serán opcionales en la mayoría de los casos.

Digamos que en cuanto a tecnología el Citroën C4 Picasso no solo ha logrado equipararse con sus rivales, cuya dotación no es nada desdeñable, sino en la mayoría de los casos superarlos.

El Citroën C4 Picasso es más ligero y ha mejorado su centro de gravedad

La nueva plataforma EMP2 supondrá un nuevo salto de calidad, mejorando la dinámica con vías más anchas y separadas, un conjunto menos pesado y un centro de gravedad más bajo.

Una de las novedades más importantes de este nuevo Citroën C4 Picasso estará en el estreno de la plataforma EMP2 del Grupo PSA (también será utilizada por Opel). De esta forma se ha conseguido que incluso siendo un poco más corto que su predecesor, ahora con 4,43 metros de longitud, su amplitud interior y espacio de carga mejoren ligeramente, y a falta de prueba que lo constate, también su dinámica. La batalla ha crecido 55 milímetros y las masas suspendidas, y por ende el centro de gravedad, han disminuido acortando el voladizo delantero (en 70 milímetros) y rebajando la posición del motor (entre 40 y 50 milímetros) y el suelo. Las vías también se han ensanchado.

Continuar leyendo