Actualizado 15:31

Citroën C4

Oferta desde 12.900 €

Citroën C4
Solicita tu oferta desde 12.900 €

Citroën presenta su nuevo C4 al público mucho antes de que haga su aparición en directo durante el Salón de París que se celebrará en Octubre. El C4 de cinco puertas arranca la nueva generación del compacto en la que estará presente una versión de tres puertas llamada DS4.

En líneas generales Citroën le pone el relevo a un coche muy popular por razones de calidad / precio y motores de una forma, a primera vista, bastante interesante. El C4 muestra una renovación completa para ahondar en los aspectos en los que la versión actual se quedó algo escueta, por ejemplo en cuanto a calidades y diseños interiores. Lo nuevo desde luego está en el diseño, no tanto en equipamiento o en motores.

El Citroën C4 mide 4.33 metros de longitud, 1.79 metros de anchura y 1.49 metros de altura. En las tres dimensiones se produce un ligero crecimiento (5, 2 y 3 cm respectivamente) lo que redunda, en la medida de lo posible, en unas características interiores según Citroën (será algo que habrá que comprobar). De momento permite que el maletero crezca hasta los 408 litros, un buen salto desde los actuales 320, con un perfil de carga bajo y forma cúbica.

La primera impresión del exterior del nuevo C4 es básicamente la de estar ante una extensión del remodelado C3 en mayores dimensiones, tanto por la firma del frontal como por la terminación de la zaga. Este paso deja atrás las formas tan curvas del actual C4 para llegar a un compromiso más equilibrado entre curvas y rectas. Además de su perfil destaca también la amplia superficie acristalada y la integración de sus faros.

Por dentro el C4 goza de unas sinuosas formas desde el salpicadero hasta la consola central que claramente se orienta hacia el conductor. Es medianamente original en cuanto a las salidas del aire y botoneras pero sobre todo se diferencia de la parquedad que muestra el actual C4. También destaca que el volante vuelve a ser “tradicional” y cuenta con amplios mandos multifunción.

Gran parte de la centralización de instrumentales y paneles de cara al conductor se refleja en el cockpit donde lucen tres amplios huecos con diales para las revoluciones del motor, la velocidad y el estado del depósito de combustible. En el central se sitúa el display del ordenador de a bordo, por fin en la posición más natural en lugar de ir incrustado en el salpicadero. Las versiones más elevadas pueden llevar luz de color blanca.


Continuar leyendo
Tu alternativa Toyota